A partir del lunes 28 de marzo consumidores pagarán 3% más por sus compras cuando cancelen en dólares

Hace seis años Raquel y su hermana Carla se fueron del país. En Caracas quedó su mamá, Sonia. Su sueldo como profesora no le alcanzaba para hacer las tres comidas al día. Desde entonces sus hijas le hacen llegar 40 dólares en efectivo cada 15 días con familiares y amigos que se los cambian en Venezuela. 

El fin de semana pasado gastó esa cantidad en alimentos para una semana, pero si compra a partir de este lunes 28 de marzo, cuando comienza la implementación del impuesto a las transacciones en divisas, deberá pagar 3% más. Su mercado saldría en 41,20 dólares.

El impuesto para pagos en divisas criptomonedas está contemplado en la reforma de la Ley de las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) propuesta por el Servicio Nacional Integrado de Administración Tributaria (Seniat) en la Providencia Administrativa SNAT/2022/000013, que apareció publicada en la Gaceta Oficial N°42.339 del pasado 17 de marzo.

La medida señala que los comercios y las personas calificadas como contribuyentes especiales o sujeto pasivo especial deberán calcular el impuesto, cobrarlo y luego pagarlo al fisco nacional quincenalmente. Si bien establece que es de 3% por cada transacción, el consumidor podría pagar alrededor de 12% más por “efecto cascada”. 

“Es un impuesto que afecta toda la cadena: fabricante, distribuidor y mayorista Por lo tanto, se va acumulando el monto a pagar. Es un impuesto en cascada que afectará el precio final que tiene que pagar un consumidor por el producto. Podríamos hablar de un promedio de 12%, esto dependerá del número de niveles que tenga el canal de comercialización”, afirma Tiziana Polesel, presidente del Consejo Nacional del Comercio de los Servicios (Consecomercio). 

Por ejemplo, un comerciante que paga en divisas a su distribuidor debe cancelar 3% adicional de su compra. A su vez, si el distribuidor paga en divisas a su mayorista debe cancelar también la alícuota de 3% y si el mayorista paga a sus proveedores en divisas también debe cancelar 3%, todo estos impuestos lo verá reflejado el consumidor final en el costo del producto.

Sin embargo, según advierte Consecomercio y otras fuentes vinculadas con el sector comercio, esta medida da pie a la expansión del mercado informal afectando a los comercios.

“Hay una tendencia a crear nuevos impuestos y alícuotas. En la medida en que esto ocurra, se está abriendo las puertas a la informalidad. El consumidor es víctima de una serie de pagos que afectan el valor final del precio del producto que paga, termina haciendo un llamado a la informalidad y esta afecta al Fisco, porque deja de recabar, pero también afecta profundamente al comercio formal porque termina trabajando en desigualdad de condiciones”, explica Polesel.

Además, los sujetos pasivos especiales pueden ser entes públicos, empresas privadas, personas naturales o jurídicas y una de las consecuencias de ser calificado así por el Seniat es que el contribuyente pasa a ser un agente de retención del IVA. Además, se convierte en contribuyente del IGTF que queda excluido del API Fiscal para determinar el ISLR.

Una medida apresurada

La Gaceta Oficial que le dio luz verde al cobro de impuestos a las transacciones con divisas, fue publicada el pasado 17 de marzo. Desde entonces, los comerciantes tuvieron que poner en marcha los ajustes  en máquinas fiscales y programas de facturación para poder cumplir con el cobro de este nuevo impuesto el próximo lunes. 

Consecomercio considera que es poco tiempo para lograr la implementación porque tiene implicaciones que afectan facturación y todos los procesos encadenados a esta. “Uno de los elementos más graves para todos los sectores es que la providencia entra en vigencia el 28 de marzo y no hay manera de que las maquinas fiscales y los sistemas administrativos puedan estar actualizados para esa fecha, afirma Polesel.

Para la dirigente gremial decir que “todo está listo” sería un poco temerario porque depende de la característica del comerciante, si tiene sus propios departamentos de programación de contabilidad es una cosa, pero si depende de subcontratación -como la mayoría del comercios pequeños- tendrá demoras en el procesamiento y adaptación de las máquinas a esta nueva disposición.

En este sentido, exhortó al Ejecutivo prorrogar la fecha de inicio del cobro de impuesto a transacciones en divisas.

No obstante, una fuente ligada al sector comercios declaró que se encuentran en proceso de adecuación de la mano del Seniat y con los adecuadores de las máquinas fiscales para cumplir en el periodo de tiempo acordado.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Las fuerzas rusas se retiran de la estratégica Isla de las Serpientes de Ucrania

Las fuerzas rusas se han retirado de la Isla de las Serpientes de Ucrania, un puesto avanzado estratégico en el Mar Negro, dijeron el...

Gustavo Petro elige a José Antonio Ocampo como ministro de Hacienda

El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, anunció que eligió a José Antonio Ocampo como ministro de Finanzas de su gobierno, cuando comience su...

Venezuela cambiaría mercados asiáticos por estadounidense si se logra acuerdo con Biden

La administración de Nicolás Maduro busca optimizar el ingreso fiscal de las exportaciones petroleras, por lo que el mercado de Estados Unidos resulta muy...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo