Abuso sexual infantil: una ‘plaga’ que va desgarrando la inocencia en Venezuela

- Publicidad -

El Observatorio Venezolano de Violencia expresó en una oportunidad que los casos de abuso sexual infantil en Venezuela se habían triplicado entre 2019 y 2020. Además, indicó que en 2021 lograron conocer información de todos los estados del país y entre los delitos estaba la violación contra menores.

Para los primeros seis meses de ese año de 2021 la organización Cecodap identificó 209 hechos violentos relacionados con la niñez y adolescencia, en los que 30,2% de los casos eran abusos sexuales y 18,2% maltrato infantil.

- Publicidad -

El conglomerado de las víctimas de abuso sexual tenía entre 7 y 12 años, mientras que los adolescentes de entre 13 y 17 años aparecían en segundo lugar con 24%.

Para 2022 esta realidad sigue siendo ensordecedora. El fiscal Tarek William Saab informó recientemente que los casos de abuso sexual infantil en Venezuela ascendían a 1.024 en lo que va del año. 

Además, dijo que se habían imputado a 1.426 personas y otras 1.831 fueron acusadas por el delito de pedofilia, recibiendo condenas de entre 25 a 30 años de cárcel.

Coletazos del confinamiento

Para Fernando Pereira, defensor de los derechos de niños y adolescentes y fundador de Cecodap, existen varios factores que incrementaron los casos de abuso sexual infantil en Venezuela, entre ellos el confinamiento por la pandemia.

“Ahorita estamos recibiendo los coletazos del impacto del confinamiento en el aumento de violencia, maltrato infantil y abuso sexual, consecuencias que se han evidenciado”, señaló.

Pereira resaltó también que gracias, en parte, a las campañas sobre los casos de abuso sexual infantil se están denunciando más estos hechos: “Exponiendo las situaciones de las que fueron víctimas”.

Explica que los casos más difíciles para las víctimas denunciar son cuando los agresores forman parte de su círculo familiar. “Son personas con las que hay un vínculo, relaciones y eso genera fracturas emocionales en las familias, en el entorno”.

Fenómeno de embarazo precoz

Pereira detalló que actualmente el fenómeno del embarazo precoz se incrementó exponencialmente. “Si esto lo llevamos a un escenario de emergencia humanitaria, de crisis social, familiar, desempleo, de ingesta de alcohol, de adicciones a estupefacientes y demás, todo ello hace un caldo de cultivo propio para que puedan desarrollarse todo este tipo de situaciones que vivimos”, aseveró.

El pasado 11 de noviembre se reportó el caso de una madre de 16 años de edad que tenía una relación con un hombre de 64 años, con quien vivía desde hace tres meses en una vivienda, situada en la urbanización Los Libertadores de América, parroquia San Antonio del estado Falcón.

La joven maltrataba a su bebé de cuatro meses de nacido junto al hombre, ocasionándole la muerte. En una oportunidad, cuando el pequeño no reaccionaba lo llevaron al hospital Universitario Alfredo Van Grieken de Coro y les dijeron a los médicos de guardia que se había caído. El infante falleció en el recinto médico.

La autopsia arrojó que presentó traumatismo craneoencefálico severo por objeto contundente. La madre y el hombre fueron detenidos por el homicidio del bebé.

Otro caso relacionado con este punto del embarazo precoz es el de un bebé de un año que falleció en el hospital Central de Maracay, estado Aragua, luego de ser víctima de maltratos y abuso sexual.

La madre del niño, de 17 años de edad, y una prima de ella de 16, permitían que el padrastro del bebé, abusara sexualmente de él.

Durante uno de estos episodios, el joven provocó que el bebé perdiera el conocimiento y, al darse cuenta que no reaccionaba, lo golpearon y le causaron varias quemaduras, buscando, según ellos, “reanimarlo”. 

En ese momento lo llevaron al hospital, donde confirmaron su muerte. Los implicados intentaron huir; sin embargo fueron detenidos en las cercanías del centro de salud.

Descomposición social y migración

Luis Izquiel, abogado penalista y experto en criminología, explicó que en los casos de abuso sexual infantil se observa la descomposición social y la migración.

“Estas son unas de las aristas, y está el tema de la migración, madres y padres que han migrado y dejan a sus hijos al cuidado de sus abuelos, tíos, y son los más vulnerables a este tipo de depredadores sexuales, sean de su familia o no sean de ella”, recalcó.

Aseveró que en Venezuela existen muchos hogares desestructurados. “En donde no hay padres, una paternidad irresponsable, donde muchas veces tienen que trabajar. Se presentan casos en los que dejan al hermanito más grande cuidando a los más pequeños, y de esta vulnerabilidad se aprovechan también estos depredadores sexuales”, manifestó el abogado penalista.

En el mes de febrero de este año un caso conmocionó en el país cuando una adolescente de 12 años fue abusada sexualmente y lanzada desde un séptimo piso en el bloque 40 de la urbanización Menca de Leoni en Guarenas, estado Miranda.

La adolescente estaba a cargo de su padrastro debido a que su madre se había ido del país para trabajar.

El hombre, identificado como Carlos Gabriel Herrera Milazzo tenía, cinco meses abusando de la adolescente y luego de causarle graves lesiones en sus partes íntimas, la lanzó desde la ventana del apartamento donde vivían, causándole la muerte de forma inmediata.

El hombre intentó simular un suicidio; no obstante, ante la insistencia de los residentes de la zona, quienes lo acusaban de homicida, se iniciaron las averiguaciones del caso y se logró determinar el abuso que sufría la joven, por lo que fue detenido. 

Videos virales en las redes sociales

Izquiel explica que existen abusos sexuales que se visibilizan mayormente por la difusión de videos, que se vuelven virales en las redes sociales.

“¿Qué pasa con el caso de este niño (Barquisimeto) que lo estaban apretando esas mujeres? si no graban eso, todavía estuvieran en eso”, afirmó Izquiel.

En ese caso se logró conocer que el video es de vieja data, al parecer del año 2019, y que al menos tres de las mujeres que aparecen en el material audiovisual se encuentran fuera del país. De allí que el Ministerio Público emitiera una orden de captura por medio de la Interpol.

También se han evidenciado redes de pedofilia. “Esta descomposición social, crisis económica, (entre otros), los lleva a la idea de hacer videos para sádicos, pedófilos, que pagan por esos videos, por lo que se multiplican las posibilidades de que esto ocurra. Gente desalmada y sin principios, utiliza a sus familiares para este tipo de cosas”, dijo Izquiel.

Ahora, ¿qué ocurre con esos casos que no aparecen en las redes o que no son reportados y que son parte del grueso agravante de abusos sexuales infantiles en el país? Para Fernando Pereira es importante “contar con las estadísticas para poder hablar con más bases”. 

“El Ministerio Público ha hablado de que hay tres casos diarios que se están denunciando en el país y eso te da una dimensión. Y por cada caso que se denuncia se dice que, por lo menos, debe haber otros 10 que están ocultos, por las razones de que la víctima es un niño o adolescente, que en muchos casos no puede buscar ayuda o explicar lo que le pasa. Está rodeado de adultos y algunos no le creen lo que dice, y cuando saben prefieren quedarse callados por las consecuencias. Es un delito que lamentablemente se mantiene en el tiempo por la complicidad y el silencio de las personas que rodean a las víctimas”, resaltó.

Las conductas de los niños varían

Eva Villasmil, coordinadora del área de psicología de la fundación Proyecto Maniapure, que se desempeña en Caracas y con incidencia en Bolívar, los cuales llevan a cabo labores sociales, entre los que destacan talleres sobre prevención del abuso sexual infantil y atención individualizada a víctimas, explicó que las conductas de los niños en estos casos varían dependiendo del entorno en el que se encuentren.

“Los talleres que se realizan son orientados a niños, como a los padres, con el tema de la prevención del abuso sexual. En el caso de los menores, está los de las partes del cuerpo, las privadas, las que las otras personas no pueden tocar, así le pregunten o le den algo como de intercambio. Se fortalece además el poder decirle a una persona de su confianza que algo ha sucedido”, expresó.

También los padres puedan tener una palabra clave con el pequeño cuando él se sienta incomodo en cualquier tipo de situación. “Que le respeten al niño cuando diga que no. Además, que se lo lleven a un lugar retirado cuando él diga que algo pasó”, detalló la especialista.   

En cuanto a las conductas que presentan los niños cuando ya han sido víctimas de abuso, está la representación del acto a través de los juegos o los dibujos. “Cuando los niños hacen esas representaciones, uno busca hacerles preguntas sobre cómo se sienten. Uno interviene desde el propio juego, mantiene el lenguaje de lo que se le está preguntando, se va intermediando, que hay otras maneras de relacionarse, de tratar y de ser tratado”, sostuvo.

Villasmil aseveró que las conductas del niño van a depender del contexto en el que esté. “Se ha observado también que el niño o adolescente que ha sido abusado busca repetir la situación sexual. Esto, por desconocimiento, ha ocasionado problemas e incrementa el sufrimiento de las víctimas, debido a que este es un evento traumático, que rompe con la normalidad. La psiquis está tratando de entender cómo sucedió y lo hace a través de la repetición, puede actuar con conductas eróticas con ellos mismos, o con otras personas”, relató.  

Por ello la especialista resaltó la importancia de la educación sexual. “Es algo que debería integrarse a toda etapa evolutiva del niño, sus necesidades en cada momento y en las edades, conocer del tema, saber de su propio cuerpo. Sin embargo, no solo la responsabilidad puede recaer en el infante, sino también en el adulto, en tanto darle la enseñanza sino también en la protección y cuidado del menor”, afirmó.  

En lo que se refiere a los casos en los que los niños se encuentran en el entorno donde están siendo víctimas de abusos, la conducta que manifiesta es que el “niño tiene miedo, tiende a no hablar y moverse dentro de ese entorno y se les nota el temor. Por eso lleva su tiempo que cuando ya están en un ambiente protegido puedan confiar en que no les va a pasar nada”.

Para Pereira, es relevante que se denuncien estos casos de abuso sexual infantil. “Nunca va a ser la solución o contribuir a proteger a la víctima que se mantenga oculta la información porque ese abusador va a seguir cazando como un depredador a otros niños para hacerles daño. Hay que estimular a que se haga la denuncia. Y otra cosa es que en el país no contamos con suficientes programas para proteger a las víctimas, para darles apoyo psicológico y acompañamiento legal. Tan importante como hacer la denuncia y el proceso penal tienen que ser el proceso humano y protección a los más vulnerables”.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

«La migración estimula el crecimiento en Alemania»- Nuevo estudio de la Universidad de Mannheim

La escasez de trabajadores calificados es uno de los mayores riesgos para la economía alemana: 1,8 millones de puestos de trabajo vacantes permanecieron sin...

Jamaica: la solución de inversión socialmente responsable

Al intensificar los esfuerzos para atraer a los inversores internacionales a las costas de Jamaica, el Gobierno jamaiquino ha redoblado sus esfuerzos por convocar...

La investigación de Bright Data muestra que la crisis del costo de vida está obligando a los consumidores del Reino Unido a gastar menos...

En la víspera del mayor fin de semana de compras del año, una nueva investigación de Vanson Bourne y Bright Data revela que el 68 % de los...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo