Cómo la pandemia cambió el mundo del trabajo en Venezuela

La pandemia por la COVID-19 ha generado, desde hace un año, cambios en el modelo de relacionarse del capital humano, así como en las mismas empresas, las cuales se han visto en la necesidad de cambiar, amoldar e innovar algunas estrategias para mantenerse a flote.

En tal sentido, Iván Acosta, director general de la consultora especializada en gestión de capital humano PGA Group, en entrevista para HispanoPost, sostuvo que motivado a la pandemia las empresas cambiaron los conceptos de espacio y tiempo, es decir, los espacios ahora tienen otro significado y distinta valoración. “Las casas ahora están más adecuadas para el desarrollo del trabajo”, apuntó.

A su juicio, la pandemia amplió la interacción y fórmulas de asociación en el trabajo. “La productividad será distinta, tendiendo hacia mejor, lo que va a requerir un nuevo liderazgo que entienda esta nueva fórmula, con una disciplina distinta. Los líderes deben ser más disciplinados. Estamos marcando un nuevo tiempo, que además comprende el desarrollo digital”, dijo.

“Venezuela tiene retos adicionales. Se requiere una propuesta de valor agregado, que el país tenga algo que ofrecer en el entorno internacional. Además, en la nación no está definida la nueva identidad económica, ya no somos un país petrolero”, indicó.

Distintas dimensiones

Explicó que hay una dimensión de lo visible y lo invisible, lo individual y lo grupal. “En lo visible cambian las rutinas, horarios, formas de interactuar, procesos que manejamos, tiempos e incluso lenguajes que empleamos para comunicarnos con los clientes. Pero hay personas que son muy gregarias y necesitan el contacto físico, producen o se energizan a través de las personas y otros prefieren trabajar desde la soledad”.

Indicó que no es lo mismo el trabajo individual y el grupal, lo que puede generar una amenaza severa para el funcionamiento de alguna empresa. “Los negocios producen resultados no por lo individual, sino por lo grupal. Esto supone un crecimiento forzado: te adaptas o mueres, no tienes opción”, subrayó.

Ahorita hay un liderazgo emergente, la gente se transformó y asumió el trabajo desde casa coordinando y resolviendo asuntos. Sin embargo, también la pandemia se “comió” a mucha gente, hay personas que no saben liderar a través de lo virtual o no se sienten en confianza para ello, y esto ha afectado a pequeñas, medianas y grandes empresas, apuntó.

Acosta señaló que ahora vendrán más servicios automatizados. “Nos queda emplear la creatividad y la innovación en lo digital. La pandemia nos ha llevado a darle un protagonismo a la tecnología”.

En cuanto a las oportunidades de crecimiento profesional para los trabajadores, aseguró que siguen estando allí y tal vez se abran más oportunidades. “El problema es que están aprendiendo cómo o están viendo en qué momento lo van a aplicar. Sin duda son oportunidades de crecimiento asociadas a tener el conocimiento, actitudes y herramientas correctas para el cargo que desempeñen. No veo un estancamiento, existen y seguirán existiendo oportunidades de crecimiento profesional para los trabajadores, aun laborando desde casa”, afirmó.

 Sin embargo, resaltó que “se ha convertido en una tragedia organizacional el no contar con el personal calificado para algunos cargos”.

En cuanto a la motivación del capital humano, indicó que no se le debe perder el sentido económico al trabajo, además de elementos intrínsecos de valoración, es decir, la calidad de lo que se hace, la participación en proyectos y la conexión con el propósito empresarial.

“Las compañías deben estar atentas a dos elementos, cómo hacer para devolverle el sentido económico al trabajo –que la gente le vea el queso a la tostada- y estar atento a cuáles son los motivadores internos de cada uno para nutrirlos en los espacios laborales, tarea de muchísima cercanía”, resaltó.

Asimismo, ofreció algunas recomendaciones para las empresas en pandemia:

  • Establecer modelos de negocios de largo alcance, que abarque todo 2021 y l 2022, que sea sustentable en el tiempo. Tomar decisiones que tengan sentido en el futuro.
  •  Con relación a los trabajadores, tener un preciso conocimiento de las características de la población laboral de cada empresa, lo que va a permitir ajustar las capacidades organizacionales a las necesidades del pool de talento.
  • Tener claridad en las implicaciones de cambios del negocio en la gente.
  • Acercamiento a las personas para que conozcan, entiendan y pongan en práctica lo que se quiere lograr en la empresa, y esto se obtiene creando empatía entre las personas y las organizaciones para trabajar la crisis no de manera aislada, sino de manera conjunta y cercana.

Los trabajadores desde casa

Katiuska Rivero, trabajadora de una empresa dedicada a la digitalización de archivos de grandes organizaciones, señaló que la pandemia ha representado para ella, en el ámbito laboral, un desajuste en su manera de trabajar.

“Prefiero trabajar desde la oficina, tengo más herramientas, me concentro mejor, saco más rápido el trabajo y, además, me distraigo compartiendo con mis compañeros. En casa me resulta incómodo trabajar, no tengo un espacio para colocar un escritorio y sentarme cómoda a trabajar. También me distraen cosas que tengo que hacer en la casa”, dijo.

Enrique Almeida, trabajador de la prensa, sostuvo que “a veces trabajo más desde casa”. “Cuando voy a la oficina saco el trabajo normal diario, pero en casa hago mucho más, siento que soy más productivo. Sin embargo, me hace falta el contacto con las personas, tanto mis compañeros de trabajo, soy muy sociable, como con la gente en la calle que nutre mi trabajo”.

“A veces, cuando me lo permiten, en las semanas de cuarentena flexible asisto por lo menos dos días a la oficina, Ahí no tengo el problema que se me corta de a ratos la conexión a Internet, pero me distraigo hablando con los compañeros y es lento el trabajo. En cambio, en casa como estoy solo produzco mucho más”, agregó.

Para Alberto León, gerente de una empresa de telecomunicaciones, a nivel profesional trabajar desde casa le ha traído más beneficios, ya que se ha dinamizado mucho más el soporte que se le ofrece a los clientes, debido a que se hace gestión remota. “Se me hace más sencillo hacer algunas gestiones desde la casa sin tener que ir a la oficina. La contra es la carga de trabajo, no hay un horario de ocho de la mañana a cinco de la tarde. En casa, en muchas ocasiones, no tenemos horario”, agregó.

Dijo que, a nivel empresarial desde el inicio de la pandemia, “a la compañía le ha ido excelente”. “Hemos tenido un buen ingreso, que supera el 400% de clientes. La limitación es el ingreso del personal a las instalaciones donde están ubicadas las oficinas de la empresa, porque solo permiten el acceso a cierta cantidad de personas. Otra limitante es prestar un servicio a los clientes, específicamente haciendo instalaciones en sus casas, porque debemos trasladarnos hacia otros municipios y cuando hay cuarentena radical hay restricción vehicular hacia algunas zonas”.

“Siento que ha sido beneficioso tanto para mí en lo profesional y también para la empresa”, aseguró.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Súmate objetó a 15 postulados a rectores del CNE en segunda lista de elegibles del CPE

Súmate objetó a 15 de los 38 postulados en la segunda Lista de Elegibles a los cargos de Rectores y suplentes por los sectores...

¿Sabías que en Venezuela hay varias plataformas para comprar criptomonedas?

https://youtu.be/Sr7_Jacc3dI Con el paso de los años, las opciones para comprar criptomonedas en Venezuela han ido creciendo; sin embargo, muchas personas desconocen esta realidad. A pesar...

Venezuela será sede del Sudamericano de fútbol Sub20 -2021

El Sudamericano Sub 20 de este año tendrá a Venezuela como sede y a La Vinotinto de esa categoría como anfitriona, luego de que...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo