Estas son las proyecciones económicas para Venezuela para el cierre de 2021

Entre las proyecciones de la economía venezolana para el cierre del año 2021 destacan: inflación entre 1.100% y 2.000%; el valor del cambio del dólar crecerá menos que la inflación y se ubicará entre 13millones y 15 millones de bolívares; el precio del petróleo para la cesta venezolana podría rondar los 40 dólares por barril y la producción petrolera se estima entre 600.000 y 700.000 barriles por día; según expertos del área.

Comportamiento del PIB y la inflación

El economista José Guerra, miembro del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), explicó que tienen dos indicadores que son clave para entender, a modo de comparación, que pasó en el año 2020 y cómo se vislumbra termine 2021. El primero es el índice de actividad económica, que arrojó una caída de la economía de casi 30% y, como segundo factor, una inflación de más de 2.000%, “sobre esa base de comparación es que se está valorando este año”, aclaró.

“Este año no va a ser tan malo como 2020, en términos de Producto Interno Bruto (PIB) registramos en el primer semestre del 2021 una caída, debido a la contracción de la actividad petrolera”, explicó.

En este sentido, considera que al cierre de 2021 se tendrá un estancamiento del PIB entre 0% y 5% de crecimiento. “Un efecto estadístico si se recupera la producción petrolera en lo que queda de año”, subrayó.

En términos de inflación sostuvo que durante el mes de junio rondó 2.500%. Y que este año se espera que la tasa esté sobre 2.000%, inferior al pico que alcanzó en 2018, 2019 y 2020.

Tamara Herrera, economista y directora de Síntesis Financiera, señaló que “la inflación ha ido desacelerándose gradualmente mediante la única política que tiene a su alcance el gobierno, la de la asfixia monetaria, donde aniquiló completamente el financiamiento bancario para el país, es decir, consumidores, productores y comerciantes no tienen fácil acceso al crédito”.

Detalló que “la desaceleración inflacionaria se ha conseguido a costa de reducir al máximo la generación de bolívares en circulación para que no existan bolívares para comprar divisas, y por esa vía, que haya menor precio al alza de las mismas”.

En todo caso, agregó que lentamente se está saliendo de la hiperinflación y a finales de este año el pronóstico sigue siendo una inflación que cerrará en 1.100%.

En este punto, Leonardo Vera, profesor de la Universidad Central de Venezuela e individuo de número de la Academia de Ciencias Económicas y Sociales, acotó que “la tasa de inflación probablemente será menor este año, pero mientras se siga teniendo inflación de dos dígitos seguirá mermando el ingreso de los venezolanos».

Por lo tanto, aseguró decir que la tasa de inflación será menor no necesariamente es una buena noticia, porque sigue siendo una inflación elevada y continúa deteriorando el ingreso real de los venezolanos, es decir, sigue empobreciendo”. Precisó, además, que el proceso inflacionario no se verá afectado con la reconversión monetaria.

Tasa de cambio: ¿más estable?

En cuanto a la tasa de cambio, Guerra indicó que se ha mantenido este año mucho más estable que en 2020 y con una depreciación muy pequeña.

Por su parte, Herrera manifestó que el valor del cambio del dólar crecerá menos que la inflación, lo que quiere decir que el bolívar se estaría apreciando en términos reales. “El bolívar, aunque se deprecie se hace fuerte de manera artificial comparado con el ritmo que lleva la inflación y esto es importante tenerlo en cuenta, porque es lo que hace que la demanda de bienes importados sea mayor, que se dificulte la producción y la venta de los bienes nacionales”, explicó.

A finales de año el dólar podría estar entre los 13 millones y 15 millones de bolívares, apuntó.

Petróleo: producción y precio

En el ámbito petrolero, Guerra señaló que hubo una recuperación en julio de este año con respecto a julio de 2020, cuando apenas se produjeron 340.000 barriles diarios de petróleo y este año se han producido alrededor de 512.000 barriles diarios.

Precisó que los precios petroleros del West Texas Intermediate (WTI) estarán sobre los 60 dólares, lo que en términos normales para Venezuela podría representar un precio de 55 dólares. Sin embargo, sostuvo que nadie sabe hasta ahora cuál es el precio verdadero en el que vende Venezuela su petróleo, porque se dejaron de publicar las cifras.

“Lo que sí se sabe es que el petróleo se está vendiendo con altos descuentos, básicamente a los mercados asiáticos, más el efecto del flete hace que el precio efectivo cobrado por Petróleos de Venezuela (Pdvsa) esté cerca de 30 o 40 dólares por barril, que es un buen precio. Pero lo que está afectando a Venezuela es que no tiene barriles suficientes para exportar, ni tiene los buques requeridos para transportar el crudo. Entonces, el precio petrolero para la cesta venezolana podría rondar los 40 dólares por barril”, indicó.

Calcula que este año la producción petrolera se mueva entre 600.000 y 620.000 barriles por día, lo que dependerá del nivel de inversión.

Para Vera, la actividad petrolera este año, sobre todo la producción, se ha incrementado con respecto al año pasado. Esto se debe, en gran medida, al hecho de que hay una dirigencia a nivel de Pdvsa y del Ministerio de Energía diferente a la del año pasado, que ha tratado de imprimirle un poco más de dinamismo con buenas decisiones al sector petrolero.

Afirmó que este sector, que hoy día produce entre 500.000 y 600.000 barriles diarios y no los 350.000 que producía el año pasado, quizás ha llegado a su techo y, por lo tanto, va a ser difícil ver hacia final de año mayor incremento en la producción petrolera, porque para ello se requieren inversiones. “A lo sumo llegaremos a los 500.000 y 600.000 barriles si no se levantan otros obstáculos para tener más inversiones”, estimó.

Vera indicó que Venezuela está siendo favorecida ligeramente por un incremento en los precios del crudo, que están bastante superiores este año a los de 2020, pero la dificultad que presenta el país es que “exporta crudo de muy mala calidad, que es la mezcla ‘merey’ que vende en el mercado asiático. Es un crudo que está a 20 dólares por debajo del precio del Brent”.

Para Herrera, la producción estará, en el mejor de los casos, en 700.000 barriles diarios al cierre del año, pero también alertó que para finales de 2022 si no hay buenas inversiones, habrá un declive hacia los 500.000 barriles diarios.

Empleos y salarios

Respecto al empleo, Vera sostuvo que ha crecido mucho la informalidad con la permanencia de la pandemia, y agrego que el sector más dinámico de la economía parece ser la explosión de servicio de delivery.

Asimismo, en términos de salarios, Guerra aseguró que se está viendo una repetición del año 2020, sobre todo en el sector público que presenta niveles muy bajos de honorarios. “De manera tal que en términos sociales salariales y niveles de pobreza no se ve una recuperación importante en 2021”, expresó.

Dos realidades económicas

Por otra parte, Vera destacó que en Venezuela no hay una economía uniforme: “La realidad de los centros urbanos de Venezuela, sobre todo los ubicados en la costa del país, es muy diferente a la situación de las áreas rurales. El dinamismo que se ve en los centros urbanos no es el mismo de las zonas rurales, y por eso gran parte del flujo migratorio desde Venezuela hacia otros países de la región proviene de las áreas que siguen muy deprimidas”.

Explicó que también hay una dualidad de ingresos dentro de las mismas zonas urbanas. “Hay capas de la población que retornan a un nivel de vida y de exuberancia sorprendente, en tanto que en esas mismas zonas urbanas también vemos capas de la población que apenas tienen para subsistir y que se ven en grandes dificultades para, por ejemplo, llegarle a la canasta de alimentos y poder suplir las necesidades básicas de los hogares”, dijo.

En tal sentido, aclaró que las capas que tienen ingresos muy altos es porque han logrado insertarse en nichos de mercados que tienen que ver con el comercio de artículos importados, algunos de primera necesidad, otros de líneas de cuidado personal, incluso en materia de partes y repuestos.

“Esto ha generado ingresos, de ahí proviene esa exuberancia. Pero alrededor de eso convive una masa de la población que recibe ingresos muy exiguos, pensionados que escasamente viven de las remesas, de las ayudas que pueden brindarles sus familiares y de las pensiones que reciben, que no llegan a 2 dólares”, apuntó.

El desafío de rescatar el consumo

Herrera precisó que la pandemia por la COVID-19 favoreció a algunos sectores de la industria, como alimentos y medicinas. Sin embargo, no todos los sectores están en las mismas condiciones y deben transitar, a su juicio, todavía un trayecto difícil precisamente por la debilidad del consumo. “Ese es el gran desafío, no solo para las empresas, sino para los hacedores de políticas públicas, rescatar el consumo y elevar la demanda, porque eso no es otra cosa que incrementar el poder adquisitivo”, sostuvo.

¿Hacia dónde va la economía?

Guerra apuntó que las figuras de los bodegones y las ventas en dólares se han mantenido a lo largo de este año. No obstante, esto no tiene la fuerza para determinar un crecimiento sostenido en la economía. “Yo diría que el cuadro del año 2021 es menos desfavorable que el de 2020, porque los indicadores muestran una ligera mejora con respecto al nivel muy bajo y de mucho deterioro del año pasado, pero de ninguna manera se puede decir que hay una recuperación de la economía”, concluyó.

Por su parte, Herrera expresó que “2021, comparado con la debacle del 2020, es un año que es menos malo, pero donde la proyección de la actividad económica da prácticamente un crecimiento nulo”. “En términos netos nos da un crecimiento de 0,7% y eso es con un producto petrolero que va a crecer 7,5%”, puntualizó.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Tether, una criptomoneda más usada que el bitcoin

Tether es una criptomoneda cuyas fichas son emitidas por la compañía Tether Limited y fue lanzada en 2015 para representar el valor criptográfico digital...

Ronny Cedeño a la par del ‘Chico’, luego de conectar su hit 800 en la LVBP

El jueves, el infielder de los Leones del Caracas, Ronny Cedeño escribió su nombre en un selecto grupo de leyendas de la Liga Venezolana...

«El Wilexis» y sus andanzas criminales interminables

Desde el año 2014 Wilexis Alexander Acevedo Monasterios, alias “El Wilexis” domina en el barrio más grande de América Latina, Petare. Su poderío se...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo