Industria farmacéutica propuso a Maduro adquirir vacunas contra la COVID-19

Un tuit del periodista especializado en tecnología, Frank Morroy, sobre la posibilidad de que el sector privado finalmente pudiese adquirir vacunas contra la COVID-19 en Venezuela despertó el revuelo. Asegura tener “noticias concretas: en Venezuela van a permitir a los privados que puedan vender la vacuna rusa. Se habla de un precio tope de hasta 75$ por dosis y obviamente 150$ por inmunidad completa”.

El presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar), Tito López, confirmó a HispanoPost que el sector privado ha tenido acercamientos con la administración de Nicolás Maduro e incluso le entregaron una propuesta.

“Todos los privados hemos tenido acercamiento y necesidad de solicitar la vacuna para nuestro personal e inclusive para todos los venezolanos. Cifar ha hecho una propuesta al igual que otras cámaras del sector”, aseguró López.

Añadió que ve esta propuesta como un desahogo necesario ante la crisis en el país por el repunte de contagios y los pocos venezolanos que han podido ser vacunados hasta la fecha. “Creo que sería un desahogo para el gobierno permitir que el sector privado vacune a su personal y colabore para el resto de los venezolanos”. El presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica especificó que hasta el momento no se han establecido costos, pero en principio se ha estado hablando de la vacuna rusa Sputnik V.

En una declaración anterior, ofrecida por López a HispanoPost, aseguró que la crisis de la COVID-19 en Venezuela solo será superada si se trabaja sobre la base de un proceso de vacunación y concientización de la población. “La solución está en manos del Estado, si se realiza un plan agresivo de vacunación. La industria farmacéutica privada ha firmado una carta de intención con empresas que pueden enviar vacunas al país con autorización del gobierno central, pero también es cierto que el ciudadano debe colaborar en cuanto a los protocolos de bioseguridad”, dijo en esa oportunidad.

Clínicas contactadas por Fedecámaras

Anteriormente también se había conocido la intención de Fedecámaras de comprar seis millones de vacunas. La propuesta fue presentada a finales de marzo ante la Asamblea Nacional, a fin de brindar la oportunidad a sus agremiados de ser incluidos en el programa de vacunación. Sin embargo, hasta el momento la propuesta ha sido desestimada por la administración de Nicolás Maduro.

Germán Cortez Hernández, presidente de la Asociación Capital de Clínicas y Hospitales, la cual agrupa a las 11 clínicas de alta complejidad del Área Metropolitana, explicó que ellos fueron contactados por la cúpula empresarial para que participaran en el procedimiento.

“A nosotros no ha llegado ningún acercamiento de la administración de Nicolás Maduro para adquisición de vacunas de la COVID-19. Nosotros sí fuimos convocados por el presidente de Fedecamaras y por el ingeniero Antonio Orlando, que fue el organizador del programa de Fedecámaras, para que tuviéramos una participación solo en la puesta de las vacunas. Nosotros no íbamos a ser parte de la organización operativa”, dijo Cortez.

Detalló que su participación sería más operativa que decisoria: “Lo que íbamos a hacer era prestar nuestros establecimientos de salud, llámese clínicas privadas, donde iban a estar presentes con un local donde se iban a colocar estas vacunas. Íbamos a tener un pago marginal del costo de la vacuna, según lo que ellos tuvieran a bien determinar. Tengo entendido por las declaraciones dadas por la vicepresidenta de la República y por el mismo presidente de Fedecámaras que este convenio se rompió y no va a llegar a feliz término”.

El presidente de la Asociación Capital de Clínicas y Hospitales insistió en que las clínicas no tendrían competencia alguna en la compra y distribución de los formulados. “No teníamos ninguna injerencia en la adquisición de la vacuna, en el costo de su traslado o en el costo operativo de poner la vacuna en la clínica. Ellos iban a dar todo el apoyo, traer la vacuna a Venezuela y ponerla en la clínica. Nosotros solo íbamos a poner la vacuna y prestar nuestros espacios de emergencia por si acaso se presentaba alguna complicación poderlo atender”.

Aseguró que tampoco iban a tener ninguna injerencia en quiénes iban a ser los vacunados o no, venía por un software que todos los días iba a ser alimentado y nos diría ‘esta es la lista de los pacientes que serán vacunados hoy en la clínica’. Se veía totalmente transparente, creo que era una oportunidad para desbloquear el juego en cuanto a la vacunación en Venezuela que está muy baja”.

Lea también: Fedecámaras plantea traer a Venezuela 6 millones de vacunas contra la COVID-19

Autorizarán al sector privado adquirir 5 millones de vacunas Sputnik V

Keissy Bracho
Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Audiovisual Especializada en Comunicación Política, Opinión Pública, Marketing Político, Gestión de Políticas Públicas. Aprendiendo de Género

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Resuelto caso de la liquidación del Banco del Orinoco NV del Grupo Financiero BOD

Según informe publicado en la página de los fideicomisarios una vez que ha sido comprobada la solvencia del Banco del Orinoco NV se ha...

Espromed Bio: la empresa donde Maduro quiere producir Abdala, la candidata a vacuna cubana

El interés de Nicolás Maduro por producir en Venezuela una respuesta contra la COVID-19 aumenta y se extiende a una planta productora de vacunas...

Recuperar la calidad de vida de los venezolanos

Venezuela se hunde en la crisis y el sufrimiento, mientras quienes se atornillan al poder se llenan los bolsillos con el dinero de los...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo