Medicinas de Irán y la India: ¿competencia “desleal” en el mercado farmacéutico venezolano?

Los testimonios de algunos venezolanos dejan al descubierto que de los anaqueles han desaparecido algunas medicinas de laboratorios multinacionales conocidos, las cuales han sido sustituidas por marcas provenientes de países como Irán y la India, cuyos precios, por lo general, son más económicos. La pregunta que algunos se hacen tiene que ver con la calidad de estos productos y si su importación ha afectado la producción nacional.

“Desde hace 10 años debo tomar diariamente Eutirox (levotiroxina sódica) porque fui operada de la tiroides. Durante los primeros años solo tomaba de la marca Merck y estaba disponible sin ningún problema en el mercado. Luego vino la terrible escasez y fue gracias a familiares y amigos, que me la traían de España, Colombia o República Dominicana, que podía tomarla”, contó una mujer, quien prefirió mantener su nombre en reserva.

Recordó que a partir de 2018 comenzó a conseguir la medicina en las farmacias. “La primera vez que pregunté me sorprendió que la tuvieran, pero no era la de la marca Merck. Eran de Brasil, Colombia y más recientemente de la India. Es la más económica, pero no la quise comprar porque no confiaba en esa medicina”, agregó.

Al respecto, el presidente de la Cámara de la Industria Farmacéutica (Cifar), Tito López, indicó que los medicamentos que se están importando deben cumplir requerimientos sanitarios para ser vendidos en el país. “Todos los productos que entran a Venezuela lo hacen bajo el permiso de la Contraloría Sanitaria y a través del Instituto Nacional de Higiene, que hace las pruebas para corroborar la eficacia terapéutica de las medicinas importadas. Tienen que ser 100% confiables. Yo no creo que el Instituto Nacional de Higiene y la Contraloría Sanitaria vayan a otorgar permisos sabiendo que los productos no cumplen con la eficacia terapéutica”, indicó.

López aseveró que la producción farmacéutica de la India es de las mejores valoradas en el mundo. “Tiene una muy importante y confiable industria farmacéutica. La producción de productos y materia prima en la India es 100% confiable. De hecho, muchas trasnacionales compran materia prima y maquilan en la India porque no se dan abasto con las demandas a nivel mundial”.

Explicó que como “en todos los países hay que certificar la planta, hay que ir a visitarla, que cumpla con las buenas prácticas de manufactura y almacenamiento. Pero la India es completamente confiable y es por eso que la industria farmacéutica nacional compra desde hace mucho tiempo medicamentos y materia prima a la India”.

En cuanto a los productos provenientes de Irán, el presidente de Cifar dijo: “En el caso de Irán si es algo más o menos nuevo que está entrando al mercado. Me imagino que esos productos están pasando por Contraloría Sanitaria, están siendo rigurosamente revisados, que todos los papeles coincidan como deben ser. Y que el Instituto Nacional de Higiene esté haciendo todas las pruebas pertinentes a los productos y que sean 100% eficaces”.

Aseguró que la entrada al país de esos productos con exoneración de impuestos es una competencia desleal. “Yo como laboratorio fabricante nacional pago IVA por materia prima y muchos otros insumos que adquiero en el país para la fabricación del producto final. En cambio, muchos productos importados están entrando bajo el régimen de ‘no pago de impuestos a nivel arancelarios’ y eso me pone en desventaja con los productos importados”.

López insistió en que la producción nacional debería tener mayores beneficios. “Que todos tengamos claras las reglas del juego. Los productos importados deberían pagar muchos más aranceles que el producto nacional. Las plantas nacionales son los que más albergan empleados en la industria, es decir, aquí hay laboratorios que tienen hasta 500 operarios y la platilla del personal supera los 700 empleados. Evidentemente que sus costos son muchos más elevados que las de empresas chiquitas que se dedican solo a la importación de productos”.

En cuanto a la producción farmacéutica nacional, indicó que esta no se ha paralizado pese a la pandemia. “El abastecimiento y producción de medicamentos en Venezuela, tanto para pacientes crónicos como afecciones agudas, está bastante estable. En lo que se refiere al promedio de fallas, no llega ni a 8%”.

Sostuvo que el mercado está bastante abastecido porque, actualmente, hay nuevos actores que se han encargado de importar productos tras el retiro de las trasnacionales”. “Quizás en el caso de enfermedades catastróficas puede que haya un poquito más de fallas en productos específico, porque sabemos que no se fabrican en Venezuela”, advirtió.

Proteger el sector farmacéutico

López resaltó que es necesario que el sector industrial venezolano cuente con un sistema de apalancamiento financiero. “Sabemos que por el encaje legal no podemos ir a solicitar préstamos a la banca y eso es un esfuerzo titánico porque estamos trabajando con nuestro propio músculo financiero. Eso nos complica la posibilidad de hacer ampliaciones de plantas, adquirir materia prima e insumos para la industria farmacéutica. Lo otro sería exoneración de impuestos para materias primas dirigidas al sector salud. Adicionalmente, la creación de políticas fiscales para el sector farmacéutico”.

Además, hizo un llamado al Estado a proteger a la industria farmacéutica nacional. “Dentro de esas políticas públicas dirigidas hacia el sector hemos hecho propuestas para que la industria sea protegida. Las transnacionales se retiraron entre 2014 y 2016 y fueron las plantas y las casas de representación nacionales las que se quedaron en Venezuela haciendo la labor titánica de suplir el mercado”.

Recordó que hace años atrás había un desabastecimiento de medicamentos de entre 75% y 80% y “solo con el aumento de la producción de las empresas nacionales y la participación de las casas de representación importando los productos que no se importaban en el país logramos llevar eso de 80% a 8% o 6%”. Afirmó que en este momento “contamos con más de 90% de variedad de productos en el mercado”.

Ante ello, propone la aprobación de una ley que proteja a la industria farmacéutica nacional, “porque seguro en lo que haya un cambio económico en el país, van a querer regresar las mismas (transnacionales)”. “No tenemos ningún problema, porque sabemos que necesitamos de la inversión extranjera”, dijo.

Afirmó que “no hace falta hacer planes con la Unidad Europea o Estados Unidos, aquí hay suficientes plantas farmacéuticas para producir medicamentos y si le sumamos un plan de apalancamiento con la banca, una política fiscal dirigida al sector, además de una ley que proteja la industria farmacéutica nacional, sería suficiente. Sin embargo, la inversión extranjera es importante para el crecimiento económico del país, pero debo tener sus limitantes”.

Más del autor

Keissy Bracho
Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Audiovisual Especializada en Comunicación Política, Opinión Pública, Marketing Político, Gestión de Políticas Públicas. Aprendiendo de Género

Artículos relacionados

Lo más reciente

Rector suplente del CNE Francisco Martínez renunció a su cargo

El rector suplente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Francisco Martínez, renunció a su cargo, este domingo 5 de diciembre, por razones «estrictamente personales». Martínez...

Oficina Adjunta de Relaciones Exteriores asumirá temporalmente las funciones que dejó Julio Borges

El gobierno de Juan Guaidó, luego de las declaraciones del comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores, Julio Borges, en las que públicamente anunció la...

Provita incentiva la creación de viveros familiares para proteger al guayacán en Nueva Esparta

La ONG ambientalista Provita impartió un taller de formación a líderes comunitarios de las poblaciones de El Horcón y San Francisco en el municipio...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo