Partido Tupamaro: No caeremos en ningún chantaje

El movimiento Tupamaro (Tendencias Unificadas para Alcanzar el Movimiento de Acción Revolucionaria Organizada) rechazó la intervención de partido por parte del Tribunal Supremo de Justicia y la imposición de una nueva junta directiva Ad hoc. Esto, luego que la organización política anunciara una alianza sin el PSUV para las próximas elecciones parlamentarias previstas para el 6 de diciembre.

Ares Di Fazio, secretario nacional de la organización, expresó que “se ha consumado el robo del partido”. “Nuestra organización ha sido construida por más de 30 años. A nosotros nos quieren orillar, ponernos del lado de la burguesía, de los reformistas y de los pro imperialistas. Somos revolucionarios y vamos a enfrentar al imperialismo norteamericano, a la oligarquía venezolana y a esos factores reformistas muy poderosos económicamente que hoy han consumado el robo del partido”, dijo.

“Somos una organización revolucionaria y jamás nos verán en la acera de enfrente. Le hacemos un llamado a toda la militancia a preservar las banderas de lucha, porque a nosotros nadie nos va a indicar qué rumbo vamos a continuar desarrollando. No vamos a permitir que nos impongan ninguna autoridad que no ha sido surgido del seno de la organización Tupamaro”, señaló.

En la red social Twitter, aseguraron: “Defenderemos a nuestra organización con uñas y dientes y no vamos a permitir que una traidora y amañada legalidad burguesa acabe con nuestro proyecto político”.

Por otra parte, HispanoPost conversó con un militante del Movimiento Tupamaro, quien pidió mantener su nombre en reserva, quien calificó el fallo judicial como una acción que va en contra de la revolución.

“Nosotros siempre hemos sido patria o muerte con la revolución bolivariana y por eso no entendemos por qué el Tribunal Supremo de Justicia ahora nos quiere intervenir el partido, cuando estamos rodilla en tierra con la revolución. Nuestro único pecado fue decirle al PSUV que no estábamos de acuerdo con la manera como se estaban eligiendo a los candidatos de las elecciones parlamentarias, y por eso nosotros decidimos salirnos de la alianza del Gran Polo Patriótico para presentar nuestros nombres y ahora nos intervienen el partido. Nosotros somos revolucionarios y no caeremos en ningún chantaje”, precisó. 

Al ser consultado sobre la detención de José Pinto, quien hasta ayer era secretario general del partido, aseguró que eso es un caso político. 

“Al camarada Pinto lo metieron preso porque según asesinó un muchacho en La Guaira, pero todos sabemos que eso es mentira, José Pinto no tiene necesidad de eso, esto es un caso político”, dijo.

De 1970 a 2020

El movimiento Tendencias Unificadas para Alcanzar el Movimiento de Acción Revolucionaria Organizada es una organización que nació en el año 1970 de tendencia comunista, que se alineó, en primera instancia, con Hugo Chávez y, posteriormente, con Nicolás Maduro. 

En 2004 el movimiento fue legalizado como organización política por parte del Consejo Nacional Electoral y varios de sus integrantes decidieron asumir cargos en distintas instancias gubernamentales, tanto en el ámbito nacional, como en alcaldías y gobernaciones. 

Para 2012 el partido decidió unirse a la coalición oficialista Gran Polo Patriótico Simón Bolívar (GPP), que fue creada en vísperas de las elecciones presidenciales para agrupar a las fuerzas políticas y sociales que apoyaban la reelección de Hugo Chávez Frías en la presidencia de Venezuela. 

Hasta 2018 la unidad oficialista fue inquebrantable, al igual que hicieron con Hugo Chávez en 2012, el GPP respaldó la reelección de Nicolás Maduro como presidente de la República. Sin embargo, algunas voces de disidencia comenzaban a sonar, ya que no estaban de acuerdo con las cuotas de poder que básicamente eran ocupadas en su gran mayoría por el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). 

De cara a las elecciones parlamentarias convocadas para el próximo 6 de diciembre, el partido Tupamaro y otras organizaciones políticas de izquierda, como el Partido Comunista de Venezuela (PCV) y Patria Para Todos (PPT), decidieron levantar la voz y pedir una revisión exhaustiva de las candidaturas para la nueva Asamblea Nacional, lo que al parecer trajo molestias en Miraflores, ya que se habría calificado como una “traición” al proceso revolucionario.  

El 17 de junio de 2020, los medios de comunicación publicaron la noticia que José Pinto, secretario general del partido Tupamaro, había sido detenido por estar involucrado, según Tarek William Saab. quien funge como fiscal general de la República, por estar involucrado en un asesinato de un joven de 16 años de edad en el estado Vargas. 

Luego de este hecho, el 18 de agosto el Tribunal Supremo de Justicia, a través de su Sala Constitucional, decretó la intervención del partido chavista, al igual que lo hizo con siete organizaciones opositoras, y nombró una junta ad hoc para que conforme su directiva.

“Se nombra una Junta Directiva ad hoc, para llevar adelante el proceso de reestructuración necesario”, que presidirá Williams José Benavides Rondón, quien hasta ahora figura como miembro del PSUV y es diputado por Monagas, suplente de Hugo “Pollo” Carvajal.

El TSJ dictaminó que esta nueva directiva impuesta “podrá utilizar la tarjeta electoral, el logo, símbolos, emblemas, colores y cualquier otro concepto propio de la organización con fines políticos partido Tupamaro”.

De la misma manera, ordenó la suspensión de manera provisional de los actos de expulsión o exclusión partidista, suspensión, entre otros, efectuados contra sus militantes.

Solidaridad revolucionaria 

Ante esta sentencia del máximo tribunal, el PCV publicó en Twitter distintos mensajes, en los que expresaba su solidaridad con el movimiento Tupamaro y rechazaba las acciones por parte del TSJ.  

«El PCV rechaza judicialización de los procesos internos de los partidos políticos. Ante denuncias de volver a utilizar el TSJ para imponer direcciones acomodaticias e ilegítimas, exigimos respeto al desarrollo y ejercicio democrático de la vida orgánica de los partidos”, sentencia. 

Añade que “el Partido Comunista de Venezuela condena categóricamente la intervención judicial del Partido TUPAMARO y la imposición de una dirección Ad Hoc que violenta el respeto a la vida democrática interna de esta organización”.

Igualmente exigió el cese de este tipo de acciones por parte del poder judicial venezolano. “Exigimos el cese de la injerencia del TSJ en los asuntos internos de los partidos políticos y respeto hacia las fuerzas que han decidido impulsar una Alternativa Popular Revolucionaria para la reconquista de AN en favor del pueblo trabajador de la ciudad y el campo”, precisan. 

Finalmente, el PCV se puso a la orden del movimiento Tupamaro, para enfrentar “los atropellos”.

No olvide ver nuestros reportajes en: www.hispanopost.com 

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Gustavo Petro jura como presidente de Colombia

El izquierdista Gustavo Petro juró este domingo como presidente de Colombia, cargo al que llegó para suceder a Iván Duque, ante una multitud que...

Los murales en Caracas siguen el ejemplo que Los Palos Grandes dio

La urbanización Los Palos Grandes en Caracas -LPG por las siglas que impulsan sus residentes- cumplió 93 años y desde ya empieza a hablarse...

Comienza el proceso de inscripción para “La Voz de Chacao 2022″

A partir del 1 de agosto hasta el 18 de septiembre, los niños con edades comprendidas entre 6 a 12 años que sean residentes...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo