¿Qué impacto tiene para la industria petrolera venezolana que EEUU no flexibilizara las sanciones sectoriales?

- Publicidad -

Antes de que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos renovara el 27 de mayo la licencia a las empresas Chevron, Halliburton, Schlumberger Limited, Baker Hughes Holdings LLC, Weatherford International y Public Limited Company, la cual les autoriza permanecer en Venezuela, existía la expectativa de que podrían flexibilizarse las sanciones sectoriales y esto beneficiaría, obviamente, a la industria petrolera venezolana en la recuperación de la producción.

Sin embargo, no hubo mayores cambios, por lo que para algunos expertos esta renovación “no significa nada” para la industria petrolera venezolana, pues se mantendrá el statu quo; mientras que para otros es muy negativo porque se pierde la oportunidad de aprovechar el boom en los precios del crudo.

- Publicidad -

En el caso de la empresa Chevron se esperaba que el gobierno de Joe Biden le permitiera reanudar la producción y exportaciones desde Venezuela para alentar las negociaciones entre la administración de Nicolás Maduro y la Plataforma Unitaria. No obstante, la licencia, identificada con el número 8J y vigente hasta el 1 de diciembre de este año, no le permite producir, comercializar y exportar, tal como lo establecen las renovaciones que se han realizado hasta ahora. Entre otras cosas, sí autoriza el mantenimiento básico de los pozos.

En este sentido, la exviceministra de Energía y Minas y consultora independiente, Dolores Dobarro afirmó que, en efecto, se esperaba que se otorgara a Chevron un “poco más de flexibilidad” para sus operaciones en Venezuela.

“Sin embargo, visto el comportamiento histórico de Estados Unidos con el desarrollo de sus sanciones en general, no esperaba que hubiera cambio por dos razones. La primera, porque existen muchas voces en contra de dar una flexibilización sin nada contundente a cambio -políticamente hablando- y, en segundo lugar, porque no se ha producido nada claro en relación con la solidez de las negociaciones”, expresó.

La experta aclaró que el impacto de la renovación de la licencia a las empresas estadounidenses en la industria petrolera venezolana no se “puede apreciar porque siguen iguales las condiciones al menos en lo que respecta a la operación de Chevron”.

Dobarro recordó que la producción en Venezuela ha ido “aumentando mínimamente y aún no se tiene certidumbre en que este aumento se mantenga constante. Todos conocemos que se necesitan recursos para lograr un aumento en esas condiciones».

Explicó que el gobierno de Estados Unidos pudiera autorizar a Chevron «sentarse a conversar y analizar escenarios de cambio con el gobierno venezolano aparte de la licencia que se acaba de extender. Pudiera otorgar una autorización individual para que esto ocurra. Claro está, la operación no sufriría cambios, pero sería un avance en poner sobre la mesa los cambios que se requieren en cuanto a la producción en las sociedades con Chevron”, dijo.

Asimismo, considera que en la producción petrolera venezolana no habrá cambios. “No veo cambios sustanciales en la producción, salvo esos pequeños aumentos que se puedan lograr con esfuerzo propio”, agregó.

«Es más de lo mismo»

Por su parte, el economista petrolero Rafael Quiroz destacó que la renovación de la licencia a la empresa Chevron “no significa nada” para la industria petrolera. “Es más de lo mismo, se mantiene el statu quo de lo que hasta ahora era la relación de Chevron con Pdvsa o con la industria petrolera venezolana”, indicó.

Explicó que el gobierno de Estados Unidos renovó la licencia de la transnacional para que negocie más no invierta, y “negocie las condiciones que ya se encuentra en Venezuela, que son simplemente una deuda que Pdvsa tiene con Chevron y que supera los 1.800 millones de dólares”.

Además, reiteró que el gobierno de Estados Unidos renovó la licencia sin cambios y no le dio mayor elasticidad a favor de Chevron, Venezuela o Pdvsa, debido a que el gobierno estadounidense “pensaba hacer una flexibilización, pero en la medida en que pudiera ser correspondida por parte del gobierno venezolano en cuanto al tema específico del diálogo, pero este no dio ninguna señal de querer ir al diálogo».

En vista, entonces, de que las condiciones -según Quiroz- siguen siendo iguales a las que se establecieron desde las sanciones en enero de 2019, «no hay ninguna posibilidad por parte de las transnacionales de que la producción petrolera aumente. Es decir, la producción petrolera venezolana en su aumento, en su caída va a depender solamente de los esfuerzos propios de Pdvsa”.

El economista sostuvo que el impacto a la industria no es negativo ni es favorable. “La industria petrolera va a seguir produciendo lo mismo que está produciendo. Alrededor de 700 mil barriles diarios ya cerrando el mes de mayo y de allí no pasará. Por consiguiente, el aumento de la producción no llegará más allá de 200 mil barriles diarios para finales de año. Cerrará en una producción en promedio anual de 900, 950 o 980 mil barriles diarios máximo”, afirmó.

“Veremos un incremento en la producción, pero por lo que se ha recibido de Irán”

Por otro lado, el economista y profesor universitario Luis Oliveros dijo que es imposible esperar un incremento de la producción petrolera. “Pero sí vamos a ver un incremento por lo que recibieron por Irán, pero Chevron no puede hacer absolutamente más nada de lo que ha venido haciendo que es prácticamente nada”, expresó.

Aseguró que una licencia sin cambios tiene un impacto muy negativo. “La industria petrolera va a seguir perdiendo la oportunidad de aumentar la producción petrolera en pleno boom de un incremento de los precios de petróleo por todo lo que está pasando con Rusia. Ciertamente es una muy mala noticia no solamente para la industria, sino también para la economía venezolana. Por ende, se pierde esta oportunidad y eso también indica que Maduro no está muy apurado por el tema de negociar”, agregó.

A su juicio, el escenario base es que la producción se mantenga en los 700 a 750 mil barriles diarios, «pero tal vez pueda haber algún incremento en la producción en las próximas semanas o en los próximos meses debido solo a lo que se ha recibido de Irán».

Oliveros aseguró que “el millón de barriles está muy lejos para Venezuela y tal vez esto hubiera podido ocurrir si le daban la licencia a Chevron para producir, pero no se la dieron, por lo que es prácticamente imposible esperar un millón de barriles en el corto o mediano plazo. Además, creo que no van a haber muchos cambios más allá de la producción petrolera actual, es iluso pensar que vaya a haber un incremento importante de la producción en las condiciones actuales”. 

ResponderReenviar
- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Red Electoral Ciudadana hace llamado a la población para que asuma un rol protagónico en la elección del 28-J

La Red Electoral Ciudadana (REC) realizó un llamado a la ciudadanía a través de una carta abierta para que esta se incorpore activamente en...

Francia supera a 1-0 a Austria en su debut en la Euro, pero Mbappé sufre una lesión

Francia logró el lunes la victoria número 100 de su seleccionador, Didier Deschamps, al imponerse 1-0 a una Austria tenaz y bien organizada en...

María Corina Machado denunció arresto de 37 activistas durante la precampaña electoral

María Corina Machado denunció este lunes que 37 activistas han sufrido "detenciones arbitrarias" este año en medio de la campaña por las elecciones del...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo