El jardín botánico se recupera y ahora busca recobrar servicios de agua, luz y seguridad

- Publicidad -

Mauricio Krivoy, director del Instituto Experimental Jardín Botánico Tobías Lasser de la Universidad Central de Venezuela, destacó que el pasado sábado, “bajo una convocatoria muy bonita”, se sembraron 400 árboles en una zona que había sido deforestada por personas que intentaron invadir el lugar. Detalló que los orificios para plantar los árboles ya estaban realizándose desde el miércoles y el fin de semana fue la siembra de las plantas.

En la actividad participaron algunos entes del Estado como Misión Árbol, Comisión de Reforestación, ministerios de Ecosocialismo, de Educación Superior y de Comunas; así como asociaciones privadas y ONG como Sociedad Amigos Del Árbol, Ecoprácticas, personas de los viveros de la parroquia San Pedro y la ciudadanía en general, incluso con niños.

- Publicidad -

Aclaró que se repusieron especies que en el jardín botánico ya se conoce que han tolerado los ciclos de sequía y lluvia que existen en el país. “Fue un acto muy bonito, donde el único objetivo fue la recuperación de un bien para la ciudad”, subrayó Krivoy.

Destacó que la actividad, que fue abierta y al aire libre y contó con todas las medidas de bioseguridad, también les dio un respiro mental y psicológico a las personas que desde el inicio de la pandemia se encuentran en confinamiento.

Otro aspecto importante que destacó Krivoy es que el jardín botánico es el segundo pulmón vegetal del municipio Libertador, “lo que es un lujo para la ciudad de Caracas recuperar una hectárea de bosque”. “Es importante tener sentido de pertenencia, es importante que la ciudad retome su memoria histórica y los lugares que la representa, entre ellos el simbolismo del jardín botánico”, aseveró.

Refirió que en el año 2017, cuando fue retirada la guardia nacional del jardín botánico, este fue totalmente desmantelado. Todo su sistema de tuberías, cableado, aire acondicionado, cámaras de seguridad, rejas puertas, vehículos fueron dañados. “Estamos siempre luchando para recuperar agua, luz y seguridad”, aseguró, lo cual sería la base para echar a andar todo lo demás.

Informó que se está cableando de nuevo, se repararon unas bombas de agua y se establecieron alianzas para mejorar la seguridad. “Ya logramos tener policía nacional ambiental dentro del jardín. También con el convenio de Inparque se tienen algunos guardaparques, y sería interesante si la guardia nacional de ambiente pudiese sumarse a la custodia del jardín, porque son áreas muy extensas que requieren vigilancia”, sostuvo.

Agregó que ese lugar “nos pertenece a todos”, porque es un patrimonio de la humanidad y también por decreto es parque nacional.

Sostuvo que a partir de la pandemia por la COVID-19 fue muy complejo realizar el mantenimiento del jardín, debido al cierre de los parques por la cuarentena y la ausencia de personal, así como la carencia total de presupuesto.

En tal sentido, señaló que “nos hemos volcado a realizar diversas actividades con diferentes entes, tanto privados como públicos, y se ha logrado hacer una recuperación importante de diversas áreas, entre ellas podas del jardín, extracción de hasta ocho toneladas diarias de escombros vegetales, así como múltiples chasis de vehículos desmantelados que estaban desde el año 2014; se recuperó la laguna Venezuela, se está intentando recuperar la laguna de la entrada, que tiene 14 años perdida; y se han repuesto múltiples especies”, dijo.

Respecto a la invasión de una parte de la montaña, agregó que es una situación que viene desde hace muchos meses atrás, en donde se recibieron denuncias de los vecinos del sector La Charneca por la ocupación ilegal de áreas protegidas, por parte de algunos individuos, donde se trató de mediar hace mucho tiempo. En octubre del año pasado hubo una aproximación, después múltiples denuncias ante las autoridades de la guardia forestal y la policía nacional ambiental, donde esas personas fueron citadas.

Sin embargo, indicó que la invasión fue progresando. “Cuando fuimos a explorar la zona, que es de difícil acceso, ya que el jardín botánico posee 10 hectáreas visitables y 60 hectáreas de montañas. Esa montaña que está pegada hacia la comunidad de La Charneca, que era el bosque más prístino que tenía el jardín, tenía 100 años intactos, era la hacienda Ibarra, los terrenos donde se construyó la UCV, y esos bosques prácticamente eran los que menos intervención humana habían tenido. En esa zona se deforestó más de una hectárea de vegetación y afortunadamente se logró desafectar el área y se repusieron diversas especies”, apuntó.

Señaló que el voluntariado que desee participar se puede comunicar a través de las redes sociales del jardín botánico o de la Oficina de Relaciones Interinstitucionales.

Foto: @VivaLaUCV

Por otra parte, Alejandro Luy, gerente general de la Fundación Tierra Viva, agregó que “hay que valorar los esfuerzos realizados por el personal del jardín botánico porque, a pesar de todas las dificultades, han estado estableciendo un plan y luego las alianzas necesarias para no dejar que el jardín botánico se pierda”. “Es muy importante este lugar por todo lo que encierra, por las colecciones de plantas vivas y por lo que representa en la ciudad. Es parte de esos oasis de la ciudad de Caracas”, dijo.

“La ciudadanía, así como las organizaciones públicas y privadas, deben ver cuáles son los mecanismos para poder seguirlo apoyando, ya sea con recursos económicos o como ocurrió este fin de semana con personas interesadas en ir a reforestar, que es un trabajo muy duro. Y todo aquello que contribuya a un plan para que esa área se mantenga lo más imperturbable posible a pesar de las dificultades”, agregó.

Indicó que cada día es más difícil para las instituciones obtener recursos para cumplir su función y entendiendo que el jardín botánico es un bien común de todos los caraqueños, en este momento donde hay más crisis es cuando tiene que imperar la necesidad de conservar estos espacios. No es solo dinero, sino horas-hombre dedicados a una labor en el lugar, señaló.

Expresó que “en años anteriores se hicieron limpiezas de áreas donde participamos personas que fuimos convocados para esa tarea. Actualmente, los caraqueños pueden apoyar a su ciudad aportando trabajo en el jardín botánico que, aun cuando pertenece a la UCV, debe tener dolientes en todos los ciudadanos”.

Manifestó que quedó demostrado este fin de semana que hay gente dispuesta a aportar su grano de arena en esta tarea. “La gente del jardín botánico debe sentirse muy contenta y saber que puede plantear a la comunidad realizar jornadas regulares o una vez al mes para atender asuntos puntuales, y aún en pandemia va a conseguir que mucha gente se sume”, dijo.

Jon Paul Rodríguez, director de la asociación civil Provita, sostuvo que el jardín botánico es una joya que se debe mantener. “Tiene colecciones fabulosas, además se deben preservar especies amenazadas de extinción”.

Considera que es una actividad placentera y solidaria converger diversas personas y crear un impacto, así sea sobre una pequeña área del jardín botánico. “Lo que se debe promover es que las empresas patrocinen actividades dentro del jardín, que el Estado apoye con maquinarias, tractores, corta grama, que son cosas que son costosas”, apuntó.

“En el voluntariado todos debemos estar unidos por una causa, que es recuperar el jardín botánico, independientemente de nuestras visiones del mundo y las diferencias que pudiésemos tener”, manifestó.

Entre las recomendaciones señaladas por Rodríguez destaca la creación de una campaña de especies amenazadas, y educar a las personas, ya que, “la ciencia está detrás de lo que hacemos, hay una justificación técnica de las diferentes intervenciones”.

“Me gustaría que desde el jardín botánico surjan convocatorias para los científicos y para la ciudadanía en general para que conversemos acerca de qué queremos ver ahí y lo más importante, cómo podemos colaborar para hacerlo realidad”, expresó.

Rodríguez exhortó a los ciudadanos a “capitalizar el sentimiento por lo verde, por la naturaleza”.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Operación El Castaño 2022 se dividirá en tres frentes de trabajo

La Operación El Castaño 2022 sigue alcanzando nuevos objetivos en su proceso de reordenamiento de las áreas afectadas por el evento natural suscitado en...

¿Cuándo se podrá retirar el dinero en staking de Ethereum?

Se incrementa la preocupación entre algunos stakers de Ethereum 2.0 debido a que los retiros de ether (ETH), no solo no están disponibles todavía...

José Guerra: «El bolívar ha caído 40% respecto al dólar»

40% de caída respecto al dólar ha registrado la moneda nacional, el bolívar, convirtiéndose así en el uso monetario más devaluado del mundo. Esto...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo