Empresas de EEUU claves para la recuperación del sector en Venezuela

Por los próximos seis meses las empresas petroleras estadounidenses que tienen presencia en Venezuela podrán continuar sus “operaciones esenciales”, según la última licencia publicada por la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC por sus siglas en inglés) del Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

Chevron, Halliburton, Schlumberger, Baker Hughes y Weatherford fueron autorizadas a resguardar sus activos y la seguridad de sus instalaciones y empleados hasta el próximo 3 de junio de 2021. Esto, como una exención a las sanciones que Estados Unidos le ha impuesto a Petróleo de Venezuela.

Para expertos conocedores del tema petrolero venezolano, como Igor Hernández, investigador del Instituto Baker de Políticas Públicas, con sede en Texas, esta ha sido una decisión positiva. “Tenerlas ahí es clave e importante para cualquier plan de recuperación de la industria petrolera venezolana”, aseguró en entrevista para HispanoPost.

Por su parte, Guillermo Zubillaga, director del Programa de Políticas Públicas y el grupo de trabajo para Venezuela del Council of the Americas, coincide en que esta decisión del Departamento del Tesoro responde a una política concreta de Estados Unidos. “Extender esta licencia hace posible que si hay una transición democrática estén presente empresas que puedan generar ingresos y estabilidad económica que serán vitales en este proceso”, subrayó.

Hernández explicó la importancia que tiene el valor agregado que aportan estas empresas a la industria petrolera venezolana. “Creo que el tema tecnológico va a ser sumamente importante y estas compañías ya tienen infraestructura dentro del país. Entonces, en un corto plazo, Chevron es una de las compañías que tiene potencial para, con ciertas inversiones específicas, recuperar parte de la producción que se ha perdido en estos años”, puntualizó.

Aunque las otras empresas de servicios beneficiadas por la licencia de la OFAC tienen actualmente una presencia mínima en Venezuela, Hernández afirmó que su rol será fundamental en el futuro.

“Cuando hablamos de Baker Hughes, Weatherford o Halliburton, estamos hablando de compañías con alta capacidad tecnológica que te permite pensar en recuperar esos campos que necesitan una mayor intervención en estos momentos, como pueden ser los del este del país, sobre todo en el norte de Monagas, que son campos con infraestructura y son claves para poder apoyar la cadena de valor para otros proyectos en los próximos años”, aseguró el también profesor del IESA.

No ceder espacios

A Francisco Monaldi, director del Programa de Energía de Latinoamérica del Instituto Baker, no le tomó por sorpresa esta extensión de la licencia de operaciones esenciales. “Como se esperaba, la licencia fue renovada, haciendo posible la preservación de activos de las compañías estadounidenses y contribuir para la futura reconstrucción de la industria petrolera venezolana en vez de ceder los espacios a rivales geopolíticos”.

Este último es un factor que, según estos expertos, ha pesado en la decisión de la OFAC. “En caso de que estas compañías tuvieran que salir de Venezuela, sería abrirle las puertas a compañías chinas o rusas para tomar parte en esos proyectos. Al final la decisión es de es mantener un pie en Venezuela buscando que haya algún tipo de recuperación y poder restar influencia a estos países en el caso de que Estados Unidos consiga un aliado dentro de Venezuela”, indicó Hernández.

La salida unilateral de las empresas de servicio de Venezuela responde a una decisión financiera, debido a las altas deudas que Pdvsa aún tiene con estas entidades. “Las cuentas por cobrar de estas compañías en Venezuela eran masivas y en muchos casos los llevaron a tirarlas a pérdida (…) por lo que no tenían tanto incentivo de mantener sus operaciones en Venezuela”, explica Hernández, quien no avizora un futuro similar para Chevron.

Zubillaga coincide. “Venezuela tiene unas reservas ya probadas y tiene un costo operativo bajo, esos son los dos factores que mantienen a Venezuela atractiva para los inversionistas”, indicó el director del Council of the Américas.

Por esta razón, según Chevron explicó en un comunicado luego de que se conociera esta extensión hasta mediados del próximo año, que continúan comprometidos con la preservación de sus activos en las empresas mixtas y con sus empleados en el país, por lo que no asoman una posibilidad de salida a pesar de las sanciones.

 “Creo que están dispuestos a asumir el riesgo de seguir en Venezuela. La apuesta es dejar un pie en el país para una eventual transición y mantenerse en el largo plazo”, señaló Hernández.

Otras compañías

La licencia publicada por la OFAC es clara en prohibir a estas compañías estadounidenses taladrar, extraer, procesar, comprar, vender y transportar petróleo venezolano. Por esto, sus operaciones desde el inicio de las sanciones se han visto limitadas a resguardar sus activos y personal.

Sin embargo, otros socios internacionales de Pdvsa, como Repsol, Eni, Roseft y Reliance si bien también han reducido sus negocios, han continuado operando con crudo venezolano.

“Creo que hay una disparidad. Básicamente hay unas empresas que están mucho más sujetas a las sanciones de otras. Creo que ese es el reto que tiene Estados Unidos, no solo esta administración sino también la próxima, de cómo resolver esta disparidad y buscar cómo aplicar más presión a las empresas que siguen operando con el régimen de Maduro”, indicó Zubillaga.

Y en vista al inminente cambio de administración de la Casa Blanca, existe una alta expectativa de cuál será la postura que tomará Joe Biden en su política hacia Venezuela y a las sanciones que ha endurecido el presidente Donald Trump.

“Las sanciones se van a quedar, no creo que Biden llegue quitando las sanciones”, considera Zubillaga. Pero tanto él como Hernández advierten en que seguramente habrá una revisión de su objetivo.

“Van a tener una especie de replanteamiento y de repensar la estrategia dentro de las mismas sanciones, de cómo pueden ser más efectivas para dar con el objetivo de las elecciones libres en Venezuela. No visualizo un cambio de la política de sanciones si no hay una concesión importante del régimen de Maduro”, prevé Zubillaga.

“Al final cualquier decisión por parte de la administración Biden probablemente sea consecuencia, o esté condicionada a lo que se logre negociar para lograr algún tipo de transición o un proceso electoral justo. Si no hay garantías, no creo que la posición sea diferente a lo que hemos visto hasta ahora”, puntualizó Hernández.

No olvide ver nuestros reportajes en: www.hispanopost.com 

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Desigualdad e incertidumbre en pandemia

La desigualdad es uno de los grandes males que ha enfrentado Venezuela a lo largo de su historia, frenando su desarrollo y progreso social....

Arte urbano en Chacao crea una vista más amable y conecta con la naturaleza

El arte urbano plasmado en algunos murales del municipio Chacao busca transmitir la belleza e importancia de las aves y que la gente se...

Discrecional: solo vacunan a abuelos con carnet de la patria y el personal de salud sigue esperando

Este viernes se inició un proceso de vacunación discrecional contra la COVID-19 a adultos de la tercera edad a través del carnet de la...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo