Asamblea de Fedecámaras: Sin una negociación no habrá una senda de recuperación para el país

“El reto de sacar el país adelante es de los venezolanos, y creo que el trabajo que tenemos en frente como nación para poder construir una salida en la cual todos ganen y podamos retomar el desarrollo y el crecimiento, combatir la desigualdad, que en estos momentos tiene unos indicadores pavorosos para el caso venezolano, pasa porque este proceso de negociación que existe en el país sea exitoso”, aseguró el politólogo y experto en políticas públicas Michael Penfold.

Para el también profesor del IESA “eso va a requerir mucho trabajo y la participación no solamente de la élite política del país, que hasta ahora no ha logrado alcanzar ese objetivo, sino que va a requerir también un trabajo muy arduo de todos los actores de la sociedad civil y del sector privado en general”.

Durante el conversatorio “Futuro, negociación y reinserción en el concierto de las naciones”, realizado en el marco de la 77 º Asamblea Anual de Fedecámaras, Penfold insistió en que sin la participación de todos los sectores nacionales es prácticamente imposible transitar hacia la recuperación política, económica y social de Venezuela.

“Sin la participación de todos, la reinserción de Venezuela en el mundo va estar muy comprometida. La capacidad de resolver los problemas internos en todos los ámbitos, no solamente económicos, sino también de seguridad, de servicios públicos, de educación, de formación de capital humano para el trabajo va a estar muy limitada”, insistió.

Por su parte, Benedicte Bull, catedrática de Ciencias Políticas de la Universidad de Oslo, abordó el tema de los actores políticos que actualmente se encuentran buscando los mecanismos necesarios para entablar un diálogo en Venezuela.

Consideró que la debilidad de la oposición en Venezuela no necesariamente tiene que afectar un proceso de negociación política. “Creo que la debilidad actual de la oposición puede ser una fortaleza para la negociación. Porque no estamos en momentos de fuerza y se tiene menos que perder al entrar en negociaciones”, opinó. 

En cuanto a la mediación política que viene realizando Noruega para concretar un diaálogo entre el oficialismo y la oposición venezolana, señala que aplaude la colaboración, pero asegura que “a veces se tienen muchas expectativas sobre el rol de Noruega como facilitador en una negociación, pero es un país pequeño sin mucho peso político”. 

Añadió que “la despolitización es muy importante para el sector privado a la hora de asistir a una negociación”, lo que le convertiría en un actor imparcial que pudiera ser figura clave a la hora destrancar algún desacuerdo entre los demás sectores participantes.

Sergio Jaramillo, alto comisionado para la Paz en Colombia, sostuvo en su intervención en la Asamblea de Fedecámaras que “los venezolanos sufren de impaciencia estratégica, y para iniciar un proceso de negociación se necesitan plantar cimientos y bases para un proceso pacífico que tenga resultados duraderos en el tiempo”.

Indicó que la negociación en Venezuela, sin duda alguna, va mucho más allá de un proceso electoral.  Añadió que la elección puede ser una meta a corto plazo, pero lo que se debe buscar es la reinstitucionalización del país. 

Con respecto al rol de la comunidad internacional, Jaramillo indicó que “una negociación se puede lograr con la ayuda de Estados Unidos, pero no esperando que la comunidad internacional resuelva toda la negociación.”

“Satanizarnos por buscar soluciones es un error”

Ricardo Cusanno, presidente saliente de Fedecámaras, se pronunció sobre la tensión que causó la participación de Delcy Rodríguez y otros actores del gobierno de Nicolás Maduro en la instalación de la asamblea anual de la cúpula empresarial.

“Satanizarnos por buscar soluciones es un error porque cada venezolano e institución en algún momento del día está buscando encuentros para buscarle soluciones a sus realidades”, comentó. 

El líder gremial destacó que deben sentarse a dialogar para intentar no cometer los mismos errores del pasado. “Que lo que ocurrió ayer en la sala permita el encuentro para la discusión política que enrumbe al país a la reinstitucionalización porque sin ella será difícil tener acceso a los mercados internacionales y, sobre todo, al financiamiento que necesitan todos los sectores del país para poder seguir desarrollándose”, dijo. 

Puntualizó que la vocería pública ayer en la Asamblea Anual de Fedecámaras dijo que se acabó el rentismo petrolero, que se necesita un sistema productivo competitivo y para que eso sea verdad hay que decirlo no solo en verbo sino en acciones y en realidad.

“Eso no significa que se tengan afinidades ideológicas, afinidades políticas. Queremos que en Venezuela así como se le busca la solución a lo económico, que se le busque solución a lo institucional y lo político sobre la base y lógica de la paz y teniendo el voto como la única herramienta de dirimir conflictos. Así como hoy a los empresarios nos cuestionan por reunirnos ayer con el sector público, entonces deberíamos cuestionar a los trabajadores que buscan su contrato colectivo con el sector público”, expresó Cusanno.

Por otra parte, el primer  vicepresidente de Fedecámaras, Carlos Fernández, quien será proclamado y  juramentado este jueves como nuevo presidente del gremio, aseguró que ya basta de promesas incumplidas: “Es necesario soluciones y consenso para mejorar la situación del país”.

Destacó que el proceso de diálogo que desean construir tiene que ser con oídos abiertos, prestarle atención a lo que los demás tienen que decir y tratando de incorporar propuestas para mejorar la situación de los venezolanos.

“Faltan muchas cosas por hacer para rescatar la confianza y sobre todo falta mucho por hacer para que el diálogo sea constructivo. Hasta ahora no vemos una actitud de incorporar en esa propuesta las soluciones que nosotros hemos planteado (…) Yo creo que las divergencias son para discutirlas y para canalizarlas, pero el solo hecho que haya divergencias no se puede poner la propuesta de lado, lo más sensato es discutirla”, sentenció.

Puntualizó que el país necesita un nuevo modelo de desarrollo económico, social y de convivencia política que va más allá que un mero acuerdo. “El gobierno tiene que escuchar de buena manera las propuestas que la sociedad civil organizada está llevando a cabo porque el país no aguanta más una situación de deterioro económico y social. Estamos en una emergencia y las negociaciones son el mejor camino que nosotros podemos apoyar”, sostuvo.

Insistió en que “el país necesita resultados porque está cansado de promesas, de planteamientos, de buenas intenciones y necesita son soluciones urgentes a los gravísimos problemas que se viven”. 

Hay que proyectar un futuro de progreso y bienestar

En las actividades de la 77º Asamblea Anual de Fedecámaras, se desarrolló otro conversatorio, en este caso presencial, en el que participaron representantes de distintos sectores de la sociedad civil, entre los que se encontraban Mercedes Malavé, profesora universitaria y dirigente político del movimiento Unión y Progreso; Wanda Cedeño, coordinadora nacional de Voto Joven; Ginette González, periodista de la fuente económica; el politólogo Pablo Quintero, escritor Álvaro Pérez Kattar y Lesly Simon, presidenta de la Cámara de Comercio Venezolana Americana de Estados Unidos.

En sus intervenciones, los participantes abordaron cuáles serían sus expectativas de un modelo de desarrollo económico y su visión de cara a 2035.

Malavé aseguró que se necesita de todos los venezolanos una conducta leal al país, aunque la situación sea sumamente difícil y exista un grupo de ciudadanos que no sepa dirigir a la nación. 

“El terreno de la política en Venezuela se ha desbordado, la confrontación a la que hemos llegado ha sido una confrontación existencial y eso ha terminado vetando el desarrollo profesional de cualquiera, porque ese desbordamiento de la política termina inundando todos los oficios, hasta los que no tienen vocación política. Es necesario recoger el terreno de la confrontación, sacarlo del ámbito existencial y procurar el ejercicio sano, bueno y honesto de la política, que lo volvamos a recuperar en Venezuela”, señaló.

Explicó que el gobierno de Nicolás Maduro perdió una oportunidad “muy buena” para dirimir sus diferencias y buscar soluciones en el marco de la invitación que le hiciera Fedecámaras a su asamblea anual.

“Los venezolanos están esperando ansiosamente una rectificación, una corrección, que el gobierno diga nos equivocamos y vamos a coger este camino. Esto forma parte de las rectificaciones, la política se hace con hechos y palabras y palabras que confirman los hechos. Yo pienso que un hecho vale más que mil discursos y esperemos en los próximos años exista una rectificación política necesaria para reducir los niveles de confrontación existencial, recuperar la política como el ámbito en que se dirimen los conflictos”, dijo.

Wanda Cedeño, coordinadora nacional de Voto Joven, considera que en Venezuela los ciudadanos deben retomar el rol protagónico en cuanto al futuro del país y una de las maneras de hacerlo es a través del voto.

“No podemos quedarnos con la pregunta de votar o no. Debemos ir más allá, debemos ejercer nuestros derechos ciudadanos, debemos también reconocernos a nosotros mismos como ciudadanos y eso es parte de ese futuro que necesitamos construir. Si nosotros mismos no conocemos y tampoco entendemos los derechos que tenemos, poco podemos pretender que otros lo respeten o que efectivamente nos permitan ejercerlo”, expresó.

El politólogo Pablo Quintero afirmó que Venezuela tiene una gran cantidad de retos, desafíos e incertidumbres que serán mucho más fáciles de solucionar con el concurso de todos los sectores de la sociedad.

“Un reto que tienen los políticos es que no pueden pretender que otro le haga el trabajo y no solamente el político. Este es un reto para los empresarios, para los ciudadanos y para los venezolanos en general. Lo más importante es que antes de ser empresarios, antes de ser políticos, somos venezolanos, somos ciudadanos y tenemos identidad, compartimos valores y yo creo que esa marca país hay que exportarla y fortalecerla. Parte del discurso político de las nuevas generaciones debe ser optimismo, un optimismo realista y eso no significa que dejemos a un lado que hay cosas que están bien y cosas que están mal”, dijo.

Advirtió que los comportamientos políticos no cambian de la noche a la mañana y “por eso son tan necesarias zonas de acuerdos posibles, para trabajar, para dialogar y para buscar soluciones”.

Finalmente los distintos ponentes coincidieron en  que se debe buscar el encuentro entre los venezolanos, con el único objetivo de sacar el país hacia adelante y recuperar la senda de progreso que se merece.   

Más del autor

Juan Carlos Salas
Editor Senior. Periodista de Política y Economía. Especializado en la fuente electoral. Locutor y amante de la tecnología. Más de 15 años de experiencia en medios de comunicación tanto impresos como digitales.

Artículos relacionados

Lo más reciente

Covax enviará más de tres millones de dosis de vacunas chinas

Ciro Ugarte, director del Departamento de Preparación para Emergencias y Reducción de Desastres de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), informó que Venezuela...

Bloomberg: Negociaciones entre oficialismo y oposición comenzarán la próxima semana en México

Se espera que los funcionarios del gobierno y la oposición de Venezuela se reúnan la próxima semana en Ciudad de México, para iniciar las...

Telegram ahora permite videollamadas hasta con 1000 espectadores

La plataforma de mensajería Telegram, informó a través de un mensaje masivo enviado a sus usuarios, que desde su última actualización, 1000 personas en...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo