El modo de trabajar nunca será el mismo: ¿Qué hacer?

- Publicidad -

Ciertamente la pandemia ha tenido un impacto sin precedentes en las empresas y aunque pueda resultar un tanto difícil de creer, ha traído algunas cosas que podrían considerarse positivas. Ha ofrecido -como bien señala Boston Consulting Group (BCG)- “lecciones valiosas sobre la forma en que trabajamos y ha creado oportunidades significativas”.

En ese sentido, la firma advierte en la publicación “Work Will Never Be the Same—Savvy Business Leaders Are Adapting to Change That’s Already Here” que los mejores equipos de liderazgo han pasado los últimos dos años apoyándose en los cambios que la COVID-19 ha traído a sus organizaciones.

- Publicidad -

“Como resultado, sus empresas tendrán una ventaja definitiva en cuanto a clientes, innovación, empleados y productividad en los años venideros. Otras empresas, aquellas que no se aseguren y amplíen rápidamente la forma en que atienden a los clientes y las comunidades y apoyan a su gente, perderán”, sostiene.

En medio de este panorama competitivo, es clave que las compañías creen ventajas de manera rápida y sistemática y esto implica que los líderes y sus equipos deben diseñar su propio “modus operandi” -como lo denomina BCG- ya que no existe un modelo único sobre cómo deben operar. Por eso la consultora recomienda “examinar cuatro áreas críticas: cómo trabajamos, cómo lideramos, cómo nos organizamos y qué necesitamos”.

Ante ello, lo primero que propone BCG a las empresas es “aceptar, en lugar de tratar de recuperarse, que la interrupción organizacional causada por la pandemia proporcionará una rica fuente de prácticas laborales nuevas y mejoradas”.

Esto significa reevaluar las necesidades de los clientes, adoptar modelos de trabajo innovadores y encontrar nuevas formas de desbloquear la productividad y, para ello, hace los siguientes planteamientos:

Relaciones reinventadas con los clientes. No es secreto para nadie que las empresas existen gracias a sus clientes. Así que cualquier discusión sobre el futuro del trabajo debe comenzar allí, especialmente porque las necesidades de los compradores han evolucionado drásticamente. A nivel mundial, se han alejado rápidamente de las interacciones en persona y se han acercado a las digitales, como consecuencia, en gran medida, de la pandemia.

Al respecto, la consultora sugiere que los líderes deben hacerse tres preguntas desde el principio: ¿Qué necesitan nuestros clientes, tanto hoy como en un futuro próximo? ¿Cómo quieren nuestros clientes interactuar con nosotros? ¿Qué innovaciones impulsadas por la pandemia realmente han complacido a nuestros clientes y cómo podemos llevarlas más allá? Y una vez obtenidas las respuestas, es fundamental que tracen las estrategias apropiadas.

Modelos de trabajo de los empleados. La pandemia definitivamente cambió el modo de trabajar y si bien el teletrabajo llegó para quedarse, tal y como se ha comprobado, todavía hay gente que quiere, y a veces necesita, reunirse físicamente, en horarios predecibles, para colaborar, cocrear y congregarse.

Esto supone que las compañías, en este nuevo contexto, deben crear modelos de trabajo diferenciadores, proporcionándole “a los equipos el conocimiento, las habilidades y las herramientas para desarrollar sus normas de trabajo”.

Construir el ecosistema de aprendizaje. Es importante que las empresas, sus líderes y empleados reconozcan que estas nuevas formas de trabajar representan un cambio significativo, y que todos deben esforzarse por desarrollar las capacidades y habilidades adecuadas para prosperar en los nuevos modelos de trabajo que se deben adoptar para ser más productivos y competitivos.

“Las mejores prácticas, una vez establecidas, deben difundirse rápidamente y los equipos deben actualizarse rápidamente. Las empresas deben integrar la evaluación de habilidades y perspicacia habilitada por inteligencia artificial, el aprendizaje siempre activo y aplicado, y los viajes de aprendizaje individualizados para prosperar en este nuevo entorno”, indica BCG.

Productividad y valor. Finalmente, de acuerdo con la firma, las empresas necesitan medir si sus nuevos modelos están teniendo éxito y aquí es crucial determinar si mantienen la moral, la creatividad y la productividad.

Y para llevar todo esto adelante las compañías necesitan líderes que realmente se transformen, que se adapten a los cambios que ya están aquí, que promuevan una cultura impulsada por un propósito y que se aseguren de que sus organizaciones ayuden a impulsar el progreso. También debe contar con su talento humano, que se crucial para dar esos pasos. De lo contrario, será muy difícil progresar.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Gobierno de Maduro exige que Venezuela sea tratada con más ventajas que Bolivia y Ecuador para regresar a la Comunidad Andina

Para el momento en que anunció su retiro de la Comunidad Andina de Naciones en 2006, Venezuela era la principal economía de ese grupo...

La asesinaron con un hacha tras descubrir que un delincuente había ingresado a su casa

Un hombre fue condenado a 23 años y tres meses de prisión por matar con un hacha a una mujer identificada como Merenciana Flores,...

The LYCRA Company Announces Collaboration With Qore® to Use QIRA® for Next Generation Bio-derived LYCRA® Fiber at Scale

The LYCRA Company, a global leader in developing innovative fiber and technology solutions for the textile and apparel industry, today announced it has entered into...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo