Escoger una carrera universitaria: un dilema para los jóvenes

María Victoria Pagé se graduó de bachiller en julio de este año; sin embargo, aseguró que a sus 17 años de edad aún no sabe qué carrera estudiar. Afirma que le interesan varias como Diseño Gráfico, Medicina, Veterinaria y Comunicación Social, pero no ha logrado tomar una decisión.

Estudiar una carrera universitaria suele ser el objetivo de los jóvenes al graduarse de bachillerato, debido a que esta experiencia les brinda un panorama más amplio del mundo y ofrece un acercamiento al ámbito profesional que se espera desarrollar.

Al igual que Pagé, otros estudiantes se han enfrentado al dilema de no saber qué estudiar o han pasado por varias carreras antes de encontrar su verdadera vocación. Como es el caso de Edilio Ramírez, alumno de Comunicación Social, quien fue estudiante de Medicina anteriormente.

“Creo que cuando se está en el colegio se ven materias muy técnicas que no necesariamente están relacionadas hacia un campo laboral y es por ello que puede costar un poco tomar la decisión de cuál es el ámbito que podría uno desempeñarse mejor”, indicó Ramirez.

Nadia Azrak abandonó sus estudios de Comunicación Social luego de cursar tres semestres y afirmó que luego de iniciar la carrera se dio cuenta que no le apasionaba. “Creí estar segura de lo que quería estudiar en el momento que me gradué de bachiller. Lo que hago hoy en día es muy diferente a lo que pensaba hacer”, expresó.

La prueba de orientación profesional ayuda a definir las mejores opciones para el futuro, basándose en intereses, habilidades, debilidades y otras cualidades personales. El propósito de esta herramienta es guiar y mostrar dónde se podría prosperar profesionalmente.

“Hice una prueba vocacional en el colegio y el resultado fue arquitectura y a pesar de que no me gustan las matemáticas, sí llegué a considerar esa carrera por el hecho de que me gustaba dibujar”, dijo Ramírez.

“Los resultados de mi prueba vocacional fueron Comunicación Social, Publicidad y Música y mis compañeros me dijeron que me habían tocado las carreras de los fracasados. En mi colegio se decía que si estudias una carrera como Comunicación Social no ibas a llegar a nada”, relató el licenciado en Marketing Diego Sandoval.

Azrak mencionó que sus resultados en la prueba vocacional se inclinaron hacia el área humanista y allí fue cuando se decidió por estudiar Comunicación Social.

Por su parte, Pagé no ha realizado ninguna prueba vocacional, pero actualmente se encuentra en proceso de una asesoría vocacional. “Para mí es un poco frustrante estas asesorías porque me plantea muchas preguntas y para mí es difícil no poder tomar una decisión clara. Siento mucho miedo de no poder identificar mi pasión y terminar estudiando una carrera que no me interese tanto como yo imaginaba”, agregó.

Ramírez piensa que la ayuda psicológica que brindan en el colegio no es efectiva, debido a que la persona especialista para tratar estos temas no tiene el tiempo suficiente para atender a todos los alumnos. “Por parte de mi colegio nunca tuve una guía que me pudiera orientar para descubrir mi vocación”, mencionó.

La presión del entorno

Pagé afirma que siente constantemente la presión por parte de sus familiares y conocidos para que estudie Medicina. “Muchas veces me han dicho que tengo las cualidades para estudiar Medicina y que si me voy por una carrera más fácil voy a fracasar”, añadió.

Del mismo modo, Sandoval relató que creció en un entorno donde siempre se sintió presionado por estudiar carreras como Administración, Economía o Derecho. “Me decían que si me graduaba en ese colegio o estaba en ese entorno mi futuro iba a ser exitoso, pero bajo su definición de éxito”.

Azrak afirma que, a pesar de no sentirse obligada a estudiar cierta carrera, muchas veces sintió la presión por hacer algo con su vida y para ella esa fue la mayor preocupación al darse cuenta que es la única responsable de su futuro. “Me costó mucho asimilar que tengo que hacer las cosas por mí y que si yo no lo hago nadie más lo va hacer”, expresó.

“Mi papá en un principio me dijo que no le importaba la carrera que estudié, siempre y cuando fuera a la universidad, pero sinceramente yo no estaba listo”, dijo Sandoval, a lo que agregó: “Solo estuve un día en la carrera de Economía en la que me inscribí porque era lo que mi entorno quería”.

Ramírez expresó que, siendo hijo de médicos, desde muy temprana edad tuvo un acercamiento a la profesión, por lo cual se sintió influenciado por sus padres para estudiar Medicina. “Tenía un estetoscopio y una bata antes de siquiera iniciar la carrera, cuando eso es algo que se empieza a usar al tercer año de Medicina”, dijo.

Valentina Estévez se graduó en junio de Psicología y relató que en bachillerato reprobó su primer examen de psicología, pero a partir del segundo examen le fue mucho mejor porque era la única materia que de verdad le interesaba.

“Consulté con mi profesora de Psicología del colegio qué le parecía si estudiaba esta carrera y ella me animó a estudiarla, y estoy agradecida de que me apoyara en ese momento donde realmente no tenía ni idea de lo que quería estudiar”, añadió.

Asimismo, Azrak cree que decidir qué carrera estudiar no es una tarea sencilla para los jóvenes y muchas veces la decisión que se toma no es la correcta. “Siempre tuve en mente estudiar Comunicación Social y no tenía un plan B. El tiempo que pude estudiar esa carrera me di cuenta que es mucho más compleja de lo que yo pensaba”, afirmó.

Además, mencionó que abandonar la carrera fue una de las decisiones más difíciles que tomó, pero en un momento se dio cuenta que no se sentía a gusto con lo que hacía y no estaba en el lugar que quería, por lo cual estaba siempre desanimada. “Cuando dejé Comunicación Social seguí con la mentalidad de que tenía que estudiar para ser alguien, pero me di cuenta que si no pienso realmente lo que quiero hacer me va a pasar lo mismo”, comentó.

“El primer día de clases en Economía me salí de la carrera y me cambié a Marketing porque había más mujeres, pero a pesar de que me gusta esa carrera y hoy en día es a lo que me dedico, me cambié a Marketing por las razones incorrectas”, dijo Sandoval, quien agregó: “Así de poco me motivaba la carrera en la que estaba que el simple hecho que en la otra carrera había más mujeres fue suficiente para querer cambiarme”.

Ramírez comentó que decidió dejar Medicina porque no era su pasión y considera que es una carrera que conlleva muchos sacrificios, no solo propios sino hacia terceros, porque necesita mucho tiempo de dedicación. Por lo tanto, se ven afectadas las relaciones personales.

“Por el trabajo de mis padres, muchas veces no podíamos estar juntos y yo jamás imaginaría sacrificar tiempo con mi familia por un trabajo que no me apasiona”, contó.

Tomar una decisión

Azrak piensa que una persona de 17 o 18 años no está preparada para tomar una decisión sobre su futuro profesional debido a la poca experiencia que tienen los jóvenes a esa edad. “A esa edad básicamente estás siguiendo un patrón y no sabes de lo que eres capaz de hacer y mucho menos poner a prueba tus límites”, advirtió.

“Es posible que un chico que a los 17 años ya sabe lo que quiere hacer, pero yo creo que un joven de esa edad no está totalmente listo para tomar una decisión así porque su única experiencia en la vida ha sido el colegio, donde ha crecido alrededor de cuatro paredes”, expresó Sandoval.

Ramírez comentó que el proceso de redescubrimiento que se inicia como joven es más allá de los 17 o 18 años y tomar una decisión vital a esa edad es complicado. Además, asegura que el sistema educativo en los colegios no prepara a los jóvenes para escoger la carrera que va a explotar el potencial y la pasión que tiene cada persona.

No obstante, Azrak no cree que el éxito esté vinculado con un título universitario. “Para mí el éxito está relacionado con la constancia que se tiene para lograr un objetivo, independientemente de tener o no un título universitario”, dijo.

Para Ramírez, no todas las universidades otorgan las herramientas para enfrentar el mundo actual, y expresa que gracias a la tecnología de hoy en día es posible aprender muchas cosas a través del Internet, por lo que es muy fácil construir un futuro sin un título universitario. Sin embargo, asegura que la universidad te ofrece habilidades y experiencias para el campo laboral.

“Considero que muchas veces la universidad brinda diferentes herramientas y oportunidades valiosas, pero para mí un título universitario no te asegura el éxito”, señaló Pagé.

Ramírez mencionó que es importante que los jóvenes se tomen un tiempo para pensar cuáles son sus pasiones y objetivos en el campo profesional. “Hay que tomar las cosas con calma, no saber qué estudiar es completamente normal y el mundo no se acaba por dejar una carrera, nunca es tarde volver a empezar cuando algo te apasiona”, añadió

Pagé comentó que muchas veces es frustrante ver cómo todos sus amigos inician la etapa universitaria, mientras ella aún no sabe qué hacer. “Estoy en un proceso de autoconocimiento. Para mí es más fácil identificar lo que no me gusta y con la presión del tiempo y el entorno muchas veces es inevitable compararme con otras personas que tienen claro su objetivo. Solo espero encontrar mi verdadera pasión para toma la decisión correcta”, agregó Pagé.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Reuters: Delegación de EE.UU. no logra liberación de estadounidenses detenidos en Venezuela

Una delegación estadounidense encabezada por el principal negociador de rehenes del presidente Joe Biden, Roger Carstens, finalizó el jueves una visita a Venezuela después...

Una gesta cívica para todos por igual

El 5 de julio de 1811, Venezuela se proclamó como un pueblo libre cuando los representantes de las provincias de Caracas, Barcelona, Margarita, Cumaná,...

Padres se acogen al sistema de apartado de los comercios para comprar los regalos del Día del Niño

El domingo 17 de julio se celebra el Día del Niño y los padres y madres se aprestan para obsequiar a los hijos e hijas...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo