Inglés sin barreras y para todos los bolsillos

En el aula climatizada, lámparas fluorescentes y un televisor Samsung de pantalla plana, alrededor de veinte adolescentes sentados en sus pupitres se divierten junto a la profesora de inglés coreando una estrofa de Someone Like You de Adele.

La escuela se encuentra ubicada en el primer piso de un edificio pintado de azul y blanco en la bucólica avenida Santa Catalina, flanqueada por framboyanes que al llegar la primavera no se cansan de esparcir sobre la acera ramilletes de flores amarillas y anaranjadas.

El colegio privado se llama Britannia y tiene el aval de la Universidad de Cambridge. Ofrece clases dos veces a la semana y las inscripciones cuestan entre 20 y 30 cuc, según el nivel.

Luego de pagar la cifra inicial, la escuela le otorga a cada alumno una bolsa azul celeste, con varios cuadernos de inglés y una memoria flash de ocho gigabyte con diccionarios y métodos novedosos de enseñanza.

Por los de primer nivel, niños en edades comprendidas de 5 a 11 años, sus padres deben pagar 10 cuc al mes. En el segundo nivel, 12 cuc. Jóvenes y adultos, 15 cuc. Y las clases de inglés especializado, 18 cuc mensuales.

En el aula donde una veintena de adolescentes desafinan mientras intentan imitar a Adele, coinciden la hija de un periodista disidente, dos hermanas hijas de un gerente y un chico de madre jinetera. El curso de diez meses cuesta 140 pesos convertibles, el salario de seis meses de un profesional.

 A Gisela, una hija que vive en la Florida “todos los meses me manda el dinero para que su hermana de 12 años aprenda inglés. La razón es obvia: a mediano plazo pensamos emigrar. Y si llega a Estados Unidos con el dominio del idioma tiene la mitad del camino resuelto”.

No son pocos los jóvenes que en cursos acelerados aprenden inglés. “Es vital dominar el inglés en el mundo moderno. Incluso aunque emigres a También es necesario aprender el inglés técnico. Recuerda que vivimos en el siglo de la revolución informática”, apunta Yusdel, quien desde hace cinco años estudia inglés en una escuela particular.

Una profesora de una academia privada puede ganar 120 pesos convertibles al mes, cinco veces más que el salario de una maestra de ese idioma en el nivel primario, secundario o bachillerato.

Solo en la barriada habanera de La Víbora, existen más de cincuenta sitios privados para la enseñanza del inglés. Desde colegios climatizados, como Britannia, a casas de profesores y traductores jubilados que ganan un dinero extra ofreciendo clases en la sala de sus casas.

Es el caso de Elena. Un tiempo atrás trabajó en el Ministerio de Comercio Exterior, pero su ridícula pensión de 240 pesos, unos 10 dólares, la forzaron a sacar una licencia como maestra de inglés.

No tiene todos los recursos como otros flamantes colegios que se esparcen por toda la Isla, pero sus precios son más asequibles al bolsillo del cubano promedio. A los niños, Elena les cobra 80 pesos mensuales y a los jóvenes y 100 a los adultos. Ofrece clases cinco días a la semana a 30 personas.

“Luego de pagar casi 200 pesos de licencia y otros gravámenes, las ganancias fluctúan entre 110 y 120 cuc. No es gran cosa, pero al menos me resuelve el problema de la comida y me siento útil”, expresa Elana.

El estudio del idioma inglés en Cuba vive su mejor momento. Cuatro décadas atrás, Fidel Castro priorizó la enseñanza del ruso sobre la lengua de Shakespeare.

“Recuerdo que hasta Radio Rebelde ofrecía clases de ruso. Pero eso no pegó. Ahora el que no sepa inglés le costará mucho trabajo obtener un trabajo bien remunerado en el extranjero o en Cuba, si en un futuro empresas norteamericanas invierten en el país a gran escala”, comenta Norberto, graduado de lenguas extranjeras y que ahora imparte clases privadas en su casa del barrio de Lawton.

El 80 por ciento de los trabajadores del turismo dominan a la perfección el inglés. Y son capaces de sostener un diálogo simple en italiano o francés.

“La mayor cantidad de turistas que vienen a Cuba son canadienses. Y si por fin llega la arribazón de yumas, el que no hable inglés se queda sin pincha. Si además de atender bien al usuario, el dependiente es capaz de hablarle fluidamente en su idioma, las posibilidades de una buena propina crecen. Pregúntale al chef de la paladar San Cristóbal donde cenó Obama y su familia. Según los rumores, el One les dejó 500 chavitos (cuc) de propina”,cuenta Lisván, cantinero de un bar privado en El Vedado.

Incluso la fauna marginal se ha puesto las pilas. Desde que el sol despunta, un vendedor clandestino de tabacos que llamaremos Rigoberto, en voz baja les hace propuestas a turistas extranjeros que desayunan en el portal del hotel Inglaterra, justo en el corazón de La Habana.

“Cuando los yumas escuchan lo bien que hablo inglés, siempre me preguntan dónde lo aprendí. Al final el tipo me ‘salva’ con algo de dinero, aunque no me compren tabacos”, dice Rigoberto.

Si alguien sabe bien la importancia de dominar el inglés es Irene, una esbelta trigueña esbelta que se prostituye discretamente en discotecas y bares de gran afluencia turística. “Si no lo sabes, te cuesta mucho trabajo enganchar a un yuma. Hasta cuando estoy en la cama con un extranjero gimo en inglés: Oh my God”, apunta sonriente.

Para José Pablo, graduado en historia, “Cuba va camino a ser una nación bilingüe, como Puerto Rico. No sé si dentro de diez o quince años, pero hacia allá vamos”.

Cae la noche en el colegio Britannia y los adolescentes, después cantar a coro una estrofa de la canción de Adele, le piden a su profesora que les repita expresiones en inglés británico y en inglés estadounidense.

La maestra va pronunciando frases al estilo del elegante barrio de Chelsea en Londres y luego a la manera de Nueva York. “¿Y en Miami, cómo lo habla la gente?”, pregunta una alumna.

Y es que para muchos de esos chicos, Miami es su futura estación. 

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

En dos años Venezuela se convirtió en exportador de algas marinas hacia China, Corea y Chile con “los limeros” de Cubagua

Los pescadores de la isla de Cubagua de la población Punta de Mangle en la isla de Margarita y del noroeste de la isla...

Este jueves el dólar paralelo cerró en Bs 3.195.184,51

El tipo de cambio del dólar en el mercado paralelo ascendió, al posicionarse en su cierre de jornada de este jueves 24 de junio,...

Cinco civiles muertos ha dejado el conflicto en La Vega

En esta edición de HispanoPostcast, el periodista Román Camacho detalla cómo fue tomando fuerza el conflicto en la parroquia La Vega, de la ciudad...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo