La integración vertical tiene sus ventajas para las empresas

- Publicidad -

 La estrategia de integración vertical es un proceso empresarial más frecuente de lo que se piensa y suele ser implementada dada las ventajas que presenta. Consiste en reducir la dependencia en terceros agentes (proveedores) mediante la toma de control parcial o total del suministro de materiales que posteriormente emplea la empresa para la fabricación del producto final.

De esta manera, las compañías logran reducir los costos de adquisición de los productos o materias primas en bruto, y asegurar que no se corte el suministro de materiales.

- Publicidad -

Otro aspecto clave es que reduciendo la dependencia en terceros agentes mejora también la organización, la eficiencia y la productividad, así como la capacidad de planificación cuando todos los pasos a dar se hacen dentro del mismo grupo.

Además, si se logra crear una sinergia positiva y una mentalidad de búsqueda del objetivo común, todos los empleados de las distintas filiales tendrán un nivel de motivación superior.

Los beneficios de la integración vertical los podemos entonces resumir, de acuerdo con expertos, en:

-Contribuye a reducir los gastos de una empresa de producción desde el sector primario, así como a eliminar los márgenes que suelen pasar a manos de terceros.

-Ofrece una continuidad del suministro de los productos necesarios, además de su calidad su calidad, lo que permite una ventaja frente a la competencia.

-Al reducir la dependencia de terceros, se puede hacer un mejor planteamiento del trabajo y tener un mayor control de los procesos.

-Ayuda a reducir los pasos intermedios.

-Reduce los gastos de las transacciones.

-Se obtiene un mayor margen, lo que conlleva una mayor rentabilidad del negocio.

En cuanto a su aplicación, puede hacerse de dos maneras: Hacia arriba, cuando la empresa se convierte en su propia suministradora de materias primas. Hacia abajo, cuando pasa a controlar las cadenas de transporte, distribución y venta.

Si bien la integración vertical fue un proceso que se inició a mediados del siglo XIX, en el sector metalúrgico y de la gran industria, en el siglo XXI es la industria agroalimentaria la protagonista de nuevas adquisiciones de tipo vertical con el objetivo de integrar una sola empresa toda la cadena de distribución de los alimentos.

En Venezuela, la empresa Alimentación Balanceada Alibal, es ejemplo de un modelo de integración vertical. Creada en 1967 como una granja porcina, hoy cuenta con otras empresas que completan su cadena de valor.

Puede consultar más de mis artículos en  https://medium.com/@purolomoalibal

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Operación El Castaño 2022 se dividirá en tres frentes de trabajo

La Operación El Castaño 2022 sigue alcanzando nuevos objetivos en su proceso de reordenamiento de las áreas afectadas por el evento natural suscitado en...

¿Cuándo se podrá retirar el dinero en staking de Ethereum?

Se incrementa la preocupación entre algunos stakers de Ethereum 2.0 debido a que los retiros de ether (ETH), no solo no están disponibles todavía...

José Guerra: «El bolívar ha caído 40% respecto al dólar»

40% de caída respecto al dólar ha registrado la moneda nacional, el bolívar, convirtiéndose así en el uso monetario más devaluado del mundo. Esto...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo