Los miembros de la oscura mafia que rodeaba a Maradona antes de morir

0
91

La inesperada muerte de Diego Armando Maradona deja muchas incógnitas abiertas sobre el entorno cercano del ex jugador durante el último tramo de su vida. El descontento de los hijos volvió a quedar en evidencia cuando el «10» fue operado de un hematoma subdural y la familia dispuso un férreo control en el ingreso al sanatorio y el acceso a la historia clínica del astro.

En ese momento, afloró la pugna interna entre el empresario y abogado Víctor Stinfale y su ex socio Matías Morla. Una fuente del entorno de Maradona señaló al medio argentino Data Clave que el día de la cirugía Stinfale desplazó a Morla en la toma de decisiones y asumió el control de la situación. «Al igual que la familia de Maradona, Víctor cree que Matías enloqueció y que se terminó convirtiendo en parte del círculo nocivo de Diego», sostuvo el informante.

Por expresa indicación de Claudia Villafañe, exesposa de Maradona, Morla no fue incluido en el listado de personas habilitadas para acceder al VIP dispuesto en proximidades del féretro, mientras que Stinfale fue el encargado de coordinar con el gobierno las decisiones respecto al desarrollo del masivo funeral.

Stinfale también fue quien desplazó al nuevo médico personal de Maradona, Leopoldo Luque, con la aprobación de Gianinna, hija del “10”. «Al fin alguien que piensa como yo, este tipo es un impresentable», fueron algunas de las expresiones de la hija menor del ídolo que fueron avaladas por su madre, en relación al profesional. Luque había minimizado la gravedad de la intervención con la que se descomprimió la cavidad craneana por el hematoma subdural practicada a Diego aduciendo que se trataba de «una cirugía menor».

Además. Luque fue quien avaló -con el apoyo de Morla- que Maradona abandonara el sanatorio para trasladarse al country de Tigre donde finalmente falleció dos semanas después.

Luque llegó a la vida de Maradona en 2016 cuando fueron consultados por los problemas que tenía el ex futbolista para conciliar el sueño. Tiempo más tarde, el hoy cuestionado profesional se convirtió en el médico personal del y en una de las personas que más influencia tenía sobre él.

Para agregar más picante a la polémica, se conoció que el neurocirujano tiene antecedentes penales. Estuvo preso acusado de homicidio, tras una pelea callejera donde murió un hombre en 2010. En una primera instancia los testigos declararon que Luque había pateado la cabeza de una de las víctimas fatales de un enfrentamiento. Luego de permanecer cuatro meses detenido, la causa fue calificada como «homicidio en riña» y fue liberado. Durante el proceso judicial, los testigos cambiaron sus declaraciones y finalmente resultó absuelto.

Maradona sufrió un deterioro en su cuerpo notable en los últimos años de su vida, costándole hablar, caminar y hasta hacer tareas por sí sólo.

Por ello, Dalma Maradona, una de las hijas que tuvo Maradona en su primer matrimonio, culpó al entorno del progresivo deterioro del 10 a lo largo de estos años.

“Por el bien de todos los chupa sangre, que no le pase nada”, advirtió Dalma antes de la muerte del histórico jugador.

Según revelan fuentes que estuvieron en el sector íntimo del funeral, un aficionado pasó a saludar al cuerpo de Maradona y gritó «Morla hijo de puta», a lo que Dalma aplaudió instantáneamente.

Matías Morla es el abogado e íntimo amigo de Maradona que manejaba su agenda y su vida junto a Rocío Oliva, su última pareja en vida. Ambos son acusados por Dalma y Gianinna Maradona de tener malos manejos con el 10, hacerlo infeliz y provocar que se deteriore su salud hasta un punto irreversible.

Osvaldo Ardiles, campeón del mundo en 1978 y ex compañero de Diego, estuvo muy filoso en su cuenta de Twitter, y le apuntó a su representante Matías Morla, aunque sin mencionarlo: “Dieguito rodeado por una multitud de personas que están con él solo por el dinero que les paga: abogados, médicos, choferes, etc”.

El histórico utilero y masajista de la Selección Argentina, Miguel Galíndez Di Lorenzo, quien tenía una relación muy estrecha y de larga data con Diego Maradona, arremetió directamente contra el círculo íntimo del astro del fútbol: “Escúchenme bien el entorno que tuvo.. ahora viene Claudia (Villafañe) agárrense.. y las propias hijas Gianinna y Dalma, van a bailar, eh”.

CONTENIDO RELACIONADO

Maradona internado: Depresión, anemia y alcohol 

Maradona se reencuentra con «la mano de Dios»

Médico de Maradona rompe el silencio