¿Se pondría la vacuna rusa?: Venezolanos responden

    0
    95

    A horas de cumplir su primera semana en Venezuela, la Sputnik V, nombre con el que los rusos bautizaron a su vacuna registrada, aunque aún está en fase experimental en humanos, no ha sido suministrada a voluntarios del país. Al respecto, el ministro de Salud de la administración de Nicolás Maduro, Carlos Alvarado, afirma que el proceso de selección será pronto y virtual a través de la página de este ente. Sin embargo, los venezolanos no están seguros ni a favor de postularse.

    “Yo no soy conejillo de indias ni del gobierno, ni de la oposición, ni de nadie”, dice María, quien pidió no divulgar su apellido. “Luego de ser aplicada en los rusos, la vacuna debería pasar por un control por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y después que se den esos dos pasos importantes, puede que lo haga”.

    José Maldonado ve a esta vacuna para enfrentar la pandemia de la COVID-19 “como un riesgo”, y le gustaría esperar los resultados de otras personas antes de formar parte de un grupo para recibirla. Por su parte, Janet Morales dice, desde el kiosko que atiende en Caracas, que traerla al país no ha sido una mdida responsable.

    “Yo quiero ver primero a su familia que se la ponga y después nosotros, refiriéndose a Maduro, porque para traer esa vacuna tenía que ser responsable y no lo ha sido”, señala Morales.

    José Gregorio López afirma que “no hay seguridad en esta vacuna”. Señala que antes aplicársela debería poder ver los resultados que ha tenido en otras personas.

    Los cuatro consultados no quieren ser voluntarios de la Gam-COVID-Vac, apodada Sputnik V. Las inseguridades y la falta de información sobre los efectos y resultados que producen sus dosis hacen que en ellos haya miedo. Además, tienen una posición en contra de que los estudios clínicos, como es la fase III, se hagan en Venezuela.

    El virólogo con amplios conocimientos en el desarrollo de vacunas, José Esparza, no considera que en el país existan las condiciones para hacer una prueba experimental. “Deben hacerse con una transparencia muy alta para que la población entienda a qué se está sometiendo”, señala. Advierte que “no se debe considerar como un producto de comprobada eficiencia y seguridad, sino como una que tan solo está en fase de estudio”.

    Médicos Unidos de Venezuela indica que “como todo estudio debe cumplir con la metodología, pero el uso de esta no se ha comunicado a las sociedades científicas”. “Estaremos vigilantes de sus resultados”, asegura.

    Lea también: “Vacuna rusa no debe venderse como protección contra COVID-19”

    Aunque Alvarado informó el martes 6 de octubre que el proceso de selección para ser voluntario sería vía Internet por la página del Ministerio de Salud, la plataforma aún no tiene esta función habilitada y los detalles que hasta el momento se conocen para integrar este grupo son:

    -Ser mayor de 18 años

    -No tener tatuajes en el brazo

    -No haber tenido COVID-19

    -No padecer enfermedades respiratorias

    -Responder las preguntas de la encuesta que se publicará en la página del ente.

    -No serán escogidas mujeres embarazadas ni en etapa de lactancia, tampoco personas adictas al alcohol ni a sustancias psicotrópicas, ni aquellos que tengan enfermedades que amenazan la inmunidad.

    Enfatizó que a los elegidos se les realizará una evaluación clínica, además de la PCR, y las dosis serán suministradas en dos ocasiones, una el día cero y la otra 21 días después. La fase tendrá una duración de 180 días y se seleccionarán 2.000 voluntarios.

    No olvide ver nuestros reportajes en: www.hispanopost.com