¿Seguirá subiendo la inflación en Venezuela? Esto es lo que opinan cuatro economistas

- Publicidad -

En lo que va de año, de acuerdo con las mediciones que ha hecho el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), la tasa de inflación se ha ido incrementando progresivamente. En junio, se encendieron las alarmas, pues la cifra registrada fue de 14,5%, la más alta en 2022. Y si bien es imposible predecir el futuro, sí es viable hacer algunos pronósticos en materia económica. Así que se les preguntó a cuatro economistas -Ángel Alvarado, Juan Carlos Guevara, Aarón Olmos y Daniel Lahoud- si seguirán aumentando los precios y si es posible que Venezuela vuelva a entrar en hiperinflación.

Los reportes del OVF, mes tras mes, han evidenciado un incremento de la inflación en Venezuela. En enero se situó en 4,8%, en donde se observó una ligera aceleración respecto al mes de diciembre de 2021, cuando estuvo en 4,3%.

- Publicidad -

Mientras que la tasa de inflación que registró el Banco Central de Venezuela para enero fue de 6,7%, una cifra incluso más alta que la del OVF y luego de que en diciembre del año pasado diera por terminada la hiperinflación que vivió el país desde noviembre de 2017, al registrar tasas de incremento de precios por debajo del 50 % durante 12 meses consecutivos de 2021.

En febrero, el Observatorio Venezolano de Finanzas ubicó la inflación en 1,7% y en marzo registró un aumento significativo al situarse en 10,5%. Por su parte, el BCV reportó para ese mes una tasa de 1,4%, inferior a la de febrero que, según el ente emisor, fue de 2,9%.

Para abril, de acuerdo con el OVF, la inflación fue de 3,6% y para mayo se triplicó, al ubicarse en 10,1%. Mientras que el BCV reportó que el alza de los precios en mayo fue de 6,5%, 2,1 puntos porcentuales por encima del 4,4% registrado en abril. La tasa de junio aún no la ha dado a conocer.

En este contexto, Ángel Alvarado, también integrante del OVF, afirmó que ha habido un repunte en la inflación en los últimos dos meses «preocupante y es difícil saber qué va a seguir pasando”. Explicó que el aumento de los precios del petróleo genera un aumento en el gasto público y “no parece que eso se vaya a revertir, por lo que el Banco Central tiene un problema serio” al no lograr mantener el tipo de cambio. Creo que esa va a ser la gran variable que va a ir determinando la inflación en el segundo semestre del año: qué pasó en el gasto público y como el Banco Central puede o no contener el tipo de cambio”.

Sostuvo que las intervenciones que ha hecho el gobierno hasta ahora en el mercado cambiario han sido insuficientes. “Por un lado, entra dinero a la economía y, por otro lado, trata de sacarlo, por lo que el término de liquidez es contradictorio y no hay manera de compensar una medida con la otra, y se estanca el salario. Tal vez quisiera el Ejecutivo que el salario aumentará, pero en este momento parece que no pueda ir más rápido con esta estrategia”, agregó.

Alvarado aseveró que siempre existe el riesgo de que Venezuela vuelva a la hiperinflación. “Los riesgos siempre existen, aunque eso depende ya del Banco Central y de las autoridades que llevan el presupuesto nacional. Por ejemplo, si se cae el precio del petróleo abruptamente, evidentemente siempre existe la posibilidad de volver a la hiperinflación. Espero que hayamos aprendido y no volvamos a cometer ese error que sería nuevamente garrafal”, advirtió.

En este sentido, el economista destacó que una de las medidas que debe tomarse en cuenta para evitar el alza de la inflación es que el Banco Central de Venezuela tenga credibilidad institucional.

“Hay un tema de credibilidad, porque se tiene ingresos petroleros y se ha tenido fijo el tipo de cambio; sin embargo, la inflación sigue siendo de tres dígitos. Hay un problema de expectativas, de que la gente no cree en el Banco Central, en la capacidad de mantener el bolívar estable ni en sus políticas. Una medida idónea sería tener un Banco Central con credibilidad institucional que, en este momento, no se tiene y que, evidentemente, el banco que te metió una hiperinflación no tiene mucha credibilidad ante la gente”, aclaró.

Aseguró que el gobierno venezolano tiene una “gran fragilidad” desde el punto de vista del déficit fiscal: depende demasiado, en estos momentos, de los precios del petróleo que están altos y eso le permite aumentar el gasto público y cerrar la brecha fiscal.

A su juicio, hace falta aumentar la producción petrolera y de manera significativa, porque considera que el petróleo es la gran variable. “De esta variable las exportaciones se han venido estancando en el último trimestre e incluso en el último semestre. Se deben tener unas exportaciones más sólidas, superar el millón de barriles y tratar de acercarse a dos millones de barriles, porque es la única manera de que pueda estabilizar el tipo de cambio, estabilizar la moneda, mejorar los salarios y generar el crecimiento sólido”, agregó.

Una inflación importada

Por su parte, el economista y profesor universitario Juan Carlos Guevara manifestó que “obviamente sí hay una alta probabilidad de que haya habido algún repunte de la inflación” en Venezuela, considerando que a nivel mundial existe un aumento muy fuerte en la inflación a raíz de la guerra entre Rusia y Ucrania y por toda la desglobalización que ha venido ocurriendo, que ha traído como consecuencias importantes incrementos en los fletes.

“Venezuela importa materia prima, importa productos finales y los fletes han subido entre 50% y 80%, todo eso va a revertir en los precios de ventas de los productos”, expresó.

Sin embargo, el economista señaló que todo lo que pueda estar ocurriendo a nivel mundial y lo que a su vez ocasiona un aumento en la inflación en el país “no tiene nada que ver con las políticas de gobierno, esa es una inflación importada, por la que no se puede tampoco responsabilizar al gobierno de que esté ocurriendo”.

Por otro lado, el profesor universitario coincidió con el economista Ángel Alvarado en cuanto a que sí pudiese existir el riesgo de que Venezuela entre nuevamente en hiperinflación.  

“Existirá el riesgo de volver a una hiperinflación si el gobierno, por ejemplo, vuelve otra vez a un esquema de monetizar deudas y de imprimir importante cantidad de dinero para financiar sus gastos. Y eso no es tampoco tan difícil visto que hay una inflación importada en costos que se está traduciendo en un aumento en los precios finales”, dijo Guevara.

Considera que la administración de Nicolás Maduro ya tomó la vía de controlar sus gastos, de controlar la emisión de dinero y, por eso, opina que el riesgo de volver a una hiperinflación es muy bajo.

“De hecho, está el intento de mejorar sus ingresos fiscales por la vía de mayores impuestos, de que esté haciendo exitosamente la presión para que se vuelva al uso del bolívar. Incluso, esa es una vía por donde el gobierno está recibiendo los impuestos. Además, ya se reporta que el incremento del uso del bolívar ha sido entre 15% u 20% y eso mejora también los ingresos del gobierno”, destacó el economista.

Por último, sugirió que lo que debe seguir haciendo el gobierno es sencillamente mantener las estrategias antes mencionadas para evitar aumentos en la inflación.  “Y lo que es la inflación importada eso sí que es muy difícil de controlar porque eso ya es una inflación que no depende del gobierno. Si suben los fletes, si además suben los productos, el trigo, los fertilizantes, todo eso se va a traducir a mayores precios de insumos y de precios en el producto final y eso no tiene nada que ver con la política de gobierno”, insistió.

La inflación es un problema monetario

Daniel Lahoud, economista y profesor de la Universidad Católica Andrés Bello, aseguró que “la inflación es un problema monetario” y dado que Venezuela no tiene una moneda sólida desde hace tiempo es probable que siga subiendo la inflación en el país.

“El gobierno no tiene muchas fuentes de financiamiento y la economía, aunque muestra ahora un rebote, no produce los suficientes ingresos fiscales para financiar el esquema de gastos del gobierno. Por eso, aunque ellos han evitado el uso intensivo de la emisión monetaria desde 2021, no lo han dejado de hacer. Eso no tiene otra consecuencia que una tendencia alcista en los precios en bolívares”, explicó.

Agregó que se puede volver a la hiperinflación; sin embargo, considera que el gobierno sigue buscando la recuperación económica para poder soportar el gasto público. “La recuperación no se ha dado y en parte eso tiene que ver con la misma estructura de los impuestos en Venezuela”.

El experto detalló que los impuestos son demasiado altos y eso limita la capacidad de crecimiento económico, “por lo que de manera recurrente al gobierno no le queda otra alternativa que el financiamiento por emisión monetaria, que es el único causante de la inflación. Si el gobierno insiste en esa vía, es posible el escenario de inflación alta e incluso, lo que denomina hiperinflación”, dijo.

En este sentido, sugirió que entre las medidas que debería de tomar la administración de Maduro para evitar el alza de la inflación es reducir el gasto público de manera consistente; así como reducir las tasas impositivas para que la economía pueda recuperarse de manera efectiva. “Pero eso requiere un cambio radical en la forma de pensar que tienen tanto el gobierno, como la mayor parte de los partidos políticos que se denominan ‘oposición”, comentó.

Indicó que, por el lado monetario, el Banco Central tiene que bajar los encajes (reservas bancarias) para que se facilite el crédito, lo que redundaría en un apoyo abierto al crecimiento económico porque las personas podrían financiar su consumo y las empresas financiar sus negocios.

“El gobierno parece que le tiene miedo al crédito, y considero que el crédito tiene poco efecto en la inflación venezolana. Es mucho más importante en esto la emisión de dinero por parte del Banco Central para financiar el gasto del gobierno”, expresó el economista.

Un fenómeno que nunca se corrige

Por su parte, el economista Aarón Olmos señaló que “la inflación es un fenómeno que nunca se corrige”, sino que siempre va a haber algún grado porcentual de inflación.

“Hace casi un año el Banco Central comenzó con la política de intervención cambiaria, a través de mesas de cambio por la venta de dólares, en el sistema financiero. Esto comenzó a tener un efecto positivo sobre el tipo de cambio y, por ende, al tener la inflación un alto componente de cambio y generarse esa estabilidad en un precio dólar, comenzamos a ver que la inflación empezó a moderarse”, recordó.

Sin embargo, advirtió que todo lo que haga el gobierno si no se mantiene en el tiempo, es decir, a nivel de eficiencia como una política para erradicar este “mal monetario”, no tendrá mayor efecto. “Todo pareciera decirnos, como nos indica el Observatorio Venezolano de Finanzas, aunque hace falta ver la cifra del Banco Central, que la tendencia pareciera que va a seguir creciendo. Además, cuando vemos los datos del Banco Central de Venezuela la liquidez sigue subiendo”, expresó.

Olmos agregó que de no haber una coordinación macroeconómica, de no hacer lo que se tiene que hacer; así como reactivar el aparato productivo para inundar el mercado de oferta nacional, es posible que esa tendencia que se está observando de la inflación siga aumentando.

Por otro lado, afirmó que existe el riesgo de que haya otra hiperinflación en el país. “En el caso de Venezuela habíamos salido de esa característica; sin embargo, pareciera que con los resultados que está mostrando el Observatorio, pero habría que ver los del Banco Central, pudiésemos entrar otra vez en esa en esa senda”, agregó.

Asimismo, mencionó que también se habla de hiperinflación cuando el promedio mensual de la inflación de un país se encuentra por el orden de 50% y “hasta ahora la inflación acumulada en estos seis meses ya vividos no dan para que se dé esta situación. Y si tomamos en consideración ese 170% de inflación interanual que nos muestra el Observatorio, pues todavía estamos lejos de ese indicador. Pero si no se hacen bien las cosas es posible que para el cierre de este año estemos en la senda otra vez de la hiperinflación”, puntualizó el economista. 

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Volker Turk pidió el fin de las torturas y la liberación de los presos políticos en Venezuela

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Turk, pidió este sábado a la administración de Nicolás Maduro liberar a...

Un nuevo ataque contra la sociedad civil

Esta semana el régimen aprobó en 1era discusión una nueva ley que busca controlar, perseguir y criminalizar a las organizaciones no gubernamentales (ONG) que...

Erick Pérez consolida su liderazgo en Pdvsa tras la salida de Asdrúbal Chávez de la presidencia de la estatal

La designación de Pedro Tellechea como presidente de Petróleos de Venezuela, en sustitución de Asdrúbal Chávez, no solo significó el nombramiento de un militar...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo