Una hoja de ruta para no actuar a ciegas

- Publicidad -

El mundo sigue marcado por la incertidumbre -ya no tanto por la pandemia por el coronavirus, sino también por la amenaza de una recesión global y el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania- con economías en constantes cambios y mercados cada vez más complejos e impredecibles.

Esto obliga a las empresas a no bajar la guardia y seguir preparándose para enfrentar los escenarios que se avecinan mediante el uso de instrumentos de control de gestión.  

- Publicidad -

En este sentido, la planificación estratégica es un área de atención prioritaria para las compañías y para desarrollarla existe un cúmulo de herramientas que cada una adopta según sus necesidades y requerimientos.

El plan de negocios forma parte de esas herramientas. Construir uno es fundamental para toda compañía, de lo contrario sería como actuar a ciegas y probablemente se generarían esfuerzos aislados y desordenados que pondrían en riesgo la permanencia de una organización.

En ese sentido, un plan de negocios debe entenderse como un estudio integral de la empresa, que incluye también el análisis del mercado donde esta actúa; así como de la competencia dentro de una visión de largo plazo. Esto le permita adelantarse o estar preparada ante los cambios. Es decir, es una opción idónea por las ventajas que ofrece para dilucidar los escenarios y los negocios en el futuro.

Desde el punto de vista práctico, se trata de un documento escrito con información de la empresa y donde se plasman las estrategias, políticas, objetivos y acciones que desarrollará en el futuro. Puede ser conciso y breve o extenso y detallado; sin embargo, sí es conveniente que incluya las metas de corto, mediano y largo plazo de la compañía.

Otros elementos que deberían incluirse en el plan de negocios son los requerimientos financieros y de recursos humanos, los canales de distribución, mercadeo, publicidad y promoción, ingeniería de proyectos, organización empresarial, contabilidad, proveedores y materias primas e insumos. Todos ellos clave para lograr el mejor desempeño de la empresa.

No obstante, para que sea efectivo se requiere un análisis dinámico de los cambios micro y macro a lo interno y externo de la compañía para minimizar el impacto y responder eficientemente a la posibilidad de que ocurran hechos fortuitos.

Esto supone utilizar la información del pasado para decidir hoy lo que se va a hacer en el futuro. A fin de cuentas, el plan de negocios es una hoja de ruta para abordar las oportunidades y obstáculos del negocio, además de ser una herramienta de reflexión y de comunicación entre todos los miembros de la empresa.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Valero Energy se quedó con 49% del crudo venezolano que se exportó hacia EE.UU. en el primer trimestre de 2024

Las exportaciones de petróleo venezolano hacia Estados Unidos alcanzaron un promedio de 160.300 barriles diarios durante el primer trimestre de 2023, un crecimiento de...

El tour de las meninas comienza en Bancamiga Altamira

A partir de este viernes, tres de las meninas del artista plástico venezolano Antonio Azzato están en las inmediaciones de la sede de la...

Todos merecemos acceso a la justicia

En Venezuela, la crisis en el sistema penitenciario continúa agravándose, alcanzando niveles alarmantes estos últimos días. Según registros del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP),...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo