30 días que cambiaron la vida de todos los venezolanos

Este martes 14 de abril se cumplen 30 días desde que Nicolás Maduro ordenara la aplicación de una cuarentena social “voluntaria” para controlar el brote del coronavirus COVID-19 en el país, medida además sugerida por la Organización Mundial de la Salud. 

Ante esta realidad, los venezolanos se vieron obligados a modificar sus hábitos de vida. Para poder salir a las calles es necesario un tapabocas, el cual es de uso obligatorio y en algunas ocasiones se exigen guantes quirúrgicos para ingresar a algún supermercado o una farmacia. 

Estos insumos no son gratuitos, un tapabocas desechable tiene un costo que oscila entre 60 mil y 80 mil bolívares, mientras que las mascarillas N95 se pueden conseguir entre 350 mil hasta 600 mil de bolívares. Los guantes quirúrgicos cuestan 80 mil bolívares. 

En un grupo familiar de cuatro personas, el gasto en insumos médicos adicionales por el COVID-19 puede rondar los 2 millones de bolívares, incluyendo además alcohol y gel antibacterial, lo que no estaba presupuestado.

En el ámbito laboral, el teletrabajo creció de manera exponencial, a pesar de la mala conexión a Internet que existe en el país. 

La cotización del dólar también se ha visto impactada por el COVID-19, ya que en 30 días y hasta el momento de la redacción de este trabajo, el precio promedio del paralelo era de 137.434, 62 bolívares, mientras el del Banco Central de Venezuela mantenía una tasa de 105.032,69 Bs. 

Igualmente, la falta de gasolina transformó el transporte público en el país, porque ya la tarifa regulada se extinguió. Los sistemas de metro y trenes en Caracas son exclusivamente para aquellos trabajadores de las áreas exceptuadas en el decreto de cuarentena, como son los trabajadores de la salud, del transporte público, funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado, trabajadores de supermercados y farmacias y, por último, los medios de comunicación social. 

Articulación de todos los sectores

Sobe estos primeros 30 días de cuarentena, el presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, asegura que este tiempo ha dejado muchas enseñanzas para todos los sectores del país. Sin embargo, considera que es necesario la articulación de todos para poder salir adelante. 

“Sin duda el mayor aprendizaje que refuerza el pensamiento que ya traíamos institucional, es que hoy más que nunca hace falta la articulación de todos los sectores de la sociedad venezolana para poder conseguir procesos productivos verdaderamente exitosos, que hoy más que nunca son necesarios. Hoy en día necesitamos un dialogo social entre empresarios, trabajadores, el sector público y cada uno de los factores influyente en la cadena de sector productiva es necesario”, explicó. 

Indicó que la crisis de los servicios ha golpeado de manera contundente al empresariado venezolano, que en muchos casos no puede trabajar porque no cuenta con electricidad, agua y hoy se le suma el tema del combustible. 

Aseguró que los empresarios deben entender que el mundo después del coronavirus será otro y “que Venezuela de una u otra forma va a tener que insertarse en él”. 

“Lo que viene es la modernidad, la transformación digital de los procesos productivos, pero todo esto puede pasar si tenemos servicios público; pleno respeto a los preceptos constitucionales donde se garantizan la salud, la vida, la educación, la propiedad privada y la libre iniciativa; y un Estado que pueda influir en los mercados, pero sobre todo respetando que haya más empresas privadas, que esté comprometido con la creación de puestos de empleos y mayor competitividad que, en definitiva, genera mayor empoderamiento ciudadano y que la gente pueda decir cómo, cuándo y dónde adquirir bienes y servicios y que seamos nosotros los empresarios los que compitamos para ofrecer mejores productos y servicios”, dijo. 

Advirtió que en los próximos meses la situación económica del país será bastante complicada, porque el monto que ingresa al país por remesas se va a desplomar de forma significativa.

“Ese oxígeno que tuvo el venezolano por las remesas se verá comprometido, porque el coronavirus no es un fenómeno local, sino un fenómeno mundial. Muchos países que tienen un importante aporte a su economía por parte de las remesa hoy en día advierten que esto no sucederá y lamentablemente Venezuela no será la excepción”, dijo. 

Con respecto al ofrecimiento de Nicolás Maduro de reunirse con el sector privado para lograr condiciones que permitan que la recesión económica no sea tan dramática durante este periodo de cuarentena, Cusanno reveló que hasta la fecha no han recibido ninguna invitación formal y aclaró que ya sostuvieron un primer encuentro con el gobierno. Sin embargo, muchas de las solicitudes hechas al Ejecutivo nacional no fueron cumplidas. 

El comercio contra las cuerdas  

Aunque la medida de cuarentena social está basada netamente en salvaguardar la salud pública para evitar la propagación de una enfermedad, también puede traer consecuencias importantes para la economía nacional y mundial. 

Ante esta realidad, el presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), Felipe Capozzolo, explicó que el sector comercio actualmente se encuentra bastante comprometido, porque no están produciendo ningún tipo de actividad que permita generar ingresos. 

“Ya los comerciantes y en general los trabajadores están en el dilema de quedarse en casa protegiendo a la familia para evitar una cadena de contagio de coronavirus, o salir a la calle a buscar los bienes que yo necesito, o peor aún, salir a buscar los recursos que yo necesito para adquirir esos bienes. En muchos países del mundo se puede vivir de una mensualidad, pero en Venezuela no es así porque muchos viven del día a día y para los sectores más vulnerables no es tan fácil mantenerse en casa”, indicó. 

Advirtió que la gran mayoría de los comercios en el país tiene, a la fecha, problemas en sus flujos de caja para pagar sueldos y salarios o para reponer inventarios. Afirmó que de no darse un levantamiento de la cuarentena en los próximos días, muchas santamarías podrían quedarse abajo.

“90% del comercio está comprometido, porque solo 10% está produciendo ingresos porque pertenecen al sector de farmacias y supermercados. Si el decreto de cuarentena se renueva y no hay apoyo por parte del gobierno nacional, es muy probable que muchos comerciantes no puedan sobrevivir”, alertó. 

Con respecto a las propuestas para evitar estos cierres, Capozzolo indicó que es necesario una ayuda de por los menos 5 mil millones de dólares, que deben ser destinados al sector privado y también que se rebaje el encaje legal 50% para que los comerciantes puedan obtener créditos que permitan renovar inventarios y pagar los sueldo y salarios. 

Afirmó que el gobierno tampoco ha realizado ningún tipo de contacto con ellos y esperan que en los próximos días se puedan reunir para lograr así las medidas necesarias que permitan sacar al país adelante luego del coronavirus.

No olvides ver nuestros reportajes en: www.hispanopost.com

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

TelevisaUnivision Announces Pricing of $400 Million Notes Offering

TelevisaUnivision, Inc., the leading Spanish-language content and media company in the world, today announced that its wholly-owned subsidiary, Univision Communications Inc. (the “Company”), has...

Ripple Launches Crypto-enabled Enterprise Payments in Brazil With Travelex Bank

-Ripple, the leading provider of enterprise blockchain and cryptocurrency solutions, today announced the launch of RippleNet’s On-Demand Liquidity (ODL) in Brazil with Travelex Bank, the first...

ICS Cybersecurity Leader TXOne Networks Raises $70 Million in Series B Funding

TXOne Networks, a global leader in industrial Internet of Things (IIoT) security, announced that it has entered into definitive agreements in connection with its...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo