Capricultores quieren demostrar que la leche de cabra y la carne ovina tienen mayores beneficios

Un grupo de productores radicados en el estado Miranda, en conjunto con el gobierno nacional, realizaron la Expo feria Caprina Ovina 2022, la cual se llevó a cabo en las instalaciones del Parque Simón Bolívar en las cercanías de la Base Aérea La Carlota en Caracas.

Los capricultores aseguraron a HispanoPost que los productos derivados de los rumiantes tienen mayores beneficios tanto comerciales, como nutricionales, ya que los periodos de gestación de los animales son mucho más cortos y las áreas de superficie para el pastoreo son totalmente aprovechadas “porque donde pastorea una vaca, pastorean 10 cabras”.

Alberto Gómez, representante de la empresa de leche y pasteurizadora La Matera, dijo que la leche caprina puede llegar a todos los venezolanos, pues los precios son accesibles para todos los bolsillos.

“Tenemos que desmontar el mito que la leche de cabra solamente la pueden comprar las élites, porque esto no es verdad. Hemos diseñado un proyecto en el que tomamos en cuenta al productor y al encadenamiento productivo y acompañamos a ese productor desde el mismo momento que arrima su producto a nuestra planta en darles asesoría y beneficios como alimentos, medicinas y asesoría financiera”, sentenció.

Aseveró que quieren instalar algunas otras plantas de procesamiento de leche caprina, para así poder llevarla a toda la población. “El gran beneficio de la leche caprina es que es altamente digerible. La leche de cabra tiene un efecto inmediato sobre la hemoglobina, es una leche que al ayudar a la digestión combate los microorganismos que normalmente nos afectan. Además, es la leche que más se parece a la leche materna en sus propiedades alimenticias”, explicó.

Ganadería que puede ser practicada fácilmente

Por su parte, Yesenia Lucena, productora y capricultora, afirmó que la ganadería caprina y ovina es mucho más fácil de practicar con respecto a los bovinos.

“Con 10 cabras se puede sacar mucho más que una vaca. Donde comen 10 cabras pastorea una sola vaca. El rendimiento de crecimiento animal es mucho mayor ya que tienes más animales. La gestación de la cabra dura solo 5 meses, en cambio la vaca dura 9 meses. Son animales de muy fácil manejo y una mujer como yo ya tiene 4 años como capricultora”, resaltó.

Al ser consultada si Venezuela puede convertirse en potencia exportadora de ganadería caprina, respondió que “el gobierno y los productores estamos trabajando en ello y estamos afinando todo lo que tiene que ver con las licencias de exportación para poder comenzar a enviar nuestro ganado caprino a otros países del mundo”.

Explica que uno de los grandes desafíos de los capricultores es hacer entender a los venezolanos que la leche caprina y la carne ovina tiene más beneficios que la carne de vaca y además es mucho más sabrosa.

“Necesitamos mucha publicidad en las redes sociales, en los medios de comunicación. Necesitamos también más eventos como este para que la gente pueda ir y probar un buen queso de cabra, un buen pedazo de carne ovina, porque tenemos productos de excelente calidad. Lamentablemente, la gente no sabe cómo preparar estos productos porque básicamente la cabra es europea, y aquí son pocos los especialistas en la materia. Pero, insisto, los productos son muy buenos”, dijo.

Recuperar la ganadería caprina

Por su parte, el ministro de Agricultura y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, asveró que el gobierno nacional está comprometido en profundizar las políticas públicas para recuperar la ganadería caprina en Venezuela.

“Se tomó prioridad en la producción de semillas y vegetales tales como frijoles, topocho, caraotas, maíz, quinchoncho, yuca, ocumo, ñame, apio, plantas medicinales y en las cría de ganado caprino, ovino, gallinas y cochino. Ahora en el país se ven resultados. Con esta expo feria caprina y ovina, iniciativa del gobernador Héctor Rodríguez, podemos demostrar el encadenamiento productivo completo de la producción primaria, de estas especies que eran invisibles hace cuatro años”, sentenció el funcionario.

A su juicio, ya Venezuela tiene la capacidad para exportar ovejas y cabras por la calidad de los rebaños. “Ya se está trabajando en otorgar las licencias correspondientes para que los capricultores puedan realizar la exportaciones que sean necesarias, lo que ayudará aún más a la recuperación económica de nuestro país”.