La mayoría del país quiere un cambio de gobierno y el 2024 puede ser el año para lograrlo

- Publicidad -

Este jueves el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello,  el cual fue rebautizado con el nombre del Padre José Virtuoso,  presentó sus prospectivas para el año 2024 y una de las principales conclusiones es que la gran mayoría del país quiere un cambio de gobierno a través de elecciones.

Benigno Alarcón director del centro y el encargado de ofrecer las prospectivas políticas, señaló que actualmente el escenario nacional es totalmente “asimétrico”, porque los costos de tolerancia del gobierno de Maduro siguen siendo muy altos y los costos de opresión se mantienen sumamente bajos, lo que genera una especie de comodidad para el oficialismo.

- Publicidad -

“Cuando hablamos del costo de tolerancia, estamos hablando del costo a tolerar un cambio político, y sabemos que en el caso del gobierno venezolano es muy alto, porque hay investigaciones internacionales, hay un juicio en la Corte Penal Internacional, hay investigaciones que tienen que ver con presuntas violaciones de Derechos Humanos y eso complica que entreguen el poder. El costo de opresión es el costo de mantener el poder por la fuerza. Si el país ya no le quiere y deciden mantenerse en el poder por las malas, eso tiene un costo bien sea en sanciones internacionales, en legitimidad y en muchos otros factores, sin embargo, el gobierno de Venezuela ha sabido sobrevivir sin legitimidad y con sanciones”, explicó.

Igualmente precisó que en estos momentos hay cierta unidad tanto en la oposición como en el gobierno. La primera, luego de la Primaria pareciera haber aceptado el liderazgo que representa María Corina Machado, mientras que en el sector oficialista igualmente hay unidad pero con tensiones porque está claro para todos que no es posible que Maduro pueda ganar la elección de 2024 si se hace con condiciones competitivas.

De acuerdo con su análisis es poco probable que los acuerdos internacionales se cumplan, porque el gobierno no va a poner en riesgo la pérdida del poder. “El gobierno no va a dar un no definitivo pero tampoco avanzará de manera significativa. Lo más probable es que se produzca una respuesta ambigua, como siempre, de estar dispuesto a elecciones libres, pero no habilita, dirá que habrá mecanismos para analizar inhabilitaciones y así ganar tiempo y mientras tanto aprovecha para ahorrar dinero para la campaña, gracias a las licencias”.

Reiteró que se empieza a asomar una oportunidad que nos acerca más a un escenario posible de cambio político. Entre esos factores está el hecho de una oposición más unida, la posibilidad de que actores internacionales ante la elección presidencial quieran tener un rol más activo, bien de observación o de incidencia. Pero todo depende de que haya una mayor presión interna, con movilización

Alarcón manifestó que el gobierno ha perdido algunas fichas mayores como la de poder controlar el efecto de la Primaria. “El gobierno no impidió la Primaria, perdió la apuesta por su fracaso, y no pudo incidir en su desenlace ni consecuencias.” Round para la oposición.

Lo otro era dividir a la oposición. Las oposiciones ambiguas, moderadas o cooptadas por el gobierno, como la Alianza Democrática, Ecarri, o Benjamin Rausseo, han perdido todo el piso político y pasan a ser políticamente irrelevantes. Entonces la posibilidad de fragmentar el voto se pone cuesta arriba y allí se pierde otra ficha importante en el tablero de juego del gobierno.

Queda la ficha de la inhabilitación. La posibilidad de que otras oposiciones traten de competir, o levantarse como alternativa, no se va a dar y en ese escenario la palabra la tiene quien ganó la Primaria.

Cuando se revisa el árbol de escenarios, se observa la posibilidad de que se conforme un escenario favorable a la oposición, en el cual el gobierno tenga el dilema entre negociar las consecuencias de una posible derrota electoral o asumir un escenario de conflicto post electoral que tendría bajas probabilidades de controlar. En ese escenario, todo dependerá de la presión interna, sobre todo si se mantiene el liderazgo de María Corina Machado quien, acertadamente, sigue recorriendo y movilizando al país después de la Primaria.

La oposición se fortalece con la Primaria

Oswaldo Ramírez, miembro de la Mesa de Análisis Coyuntural de este Centro y director de la firma ORC Consultores, dio a conocer los resultados de la última encuesta nacional, realizada entre el 8 y el 15 en todo el país. En dicha muestra, 14% se autodefine como oficialista; 50% de oposición y 36% no alineada. Y el liderazgo de la oposición lo tiene María Corina Machado con 62,39%, producto del respaldo que obtuvo en la Primaria, elección que es considerada exitosa por 58,42% de la población.

Con respecto a las presidenciales de 2024, a la pregunta de por quién votaría si las elecciones fueran el próximo domingo, 62,78% dijo que por María Corina Machado y 12,67% por Maduro. En el caso de que los únicos candidatos presidenciales fueran Maduro y Rosales, 52,76% dijo que no votaría; 17,35% no sabe; 14,7% votaría por Maduro; 12,37% por Rosales y 2,77% no contesta. Pero si se eliminan las opciones de no votaría, no sabe y no contesta, Maduro saldría beneficiado con 54,37% de la votación y Rosales solo obtendría 45,63%.

Al analizar la participación en la Presidencial, la abstención firme se ubica en 9,21%; 7,79% no votaría; un 23,21% es persuasible para votar; sí votaría 16,55% y muy seguro de votar, 43,24%. Si se suman estos dos últimos, se tiene que 60% de la población está dispuesta a acudir a estos comicios.

Con respecto al referendo del próximo domingo 3 de diciembre, se le preguntó a los encuestados que creen que busca el gobierno. 28,23% considera que busca recuperar un territorio que es nuestro; 24,71% que se quiere generar un conflicto nacional innecesario; para 14,39% el objetivo es “aceitar” la maquinaria electoral de cara a 2024; y 14,11% cree que se busca tapar el triunfo ciudadano de la Primaria del pasado mes de octubre.

2024: año de definiciones económicas

Según el economista Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, 2024 se presenta como un año de definiciones, donde el elemento clave movilizador o no será si se mantienen las licencias solo por seis meses o si, por el contrario, se revierten.

En todo caso, el escenario apunta a que gracias al levantamiento parcial de las sanciones podría mejorar el flujo de ingresos en el país. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que seguiríamos siendo una economía basada en los hidrocarburos como palanca de crecimiento, donde pasaríamos de ser una economía pequeña y frágil a menos pequeña pero igual de frágil, con una mejora en los términos de intercambio y mayor holgura para gastar; precios y tipo de cambio volátiles y quizá con mayor presión, y la incertidumbre política manteniéndose como un gran condicionamiento.

Con ingresos petroleros netos –con la licencia por seis meses- de 15,3 mil millones de dólares, en 2024, el gasto aumentaría en 45% lo que daría espacio para ajustar el salario mínimo y las pensiones, e inyectar recursos a la campaña presidencial, aunque se mantendrá la presión tributaria.

Venezuela vuelve a ser vista

La internacionalista Elsa Cardozo ofreció un panorama sobre la situación de Venezuela dentro de la comunidad internacional y asegura que el acuerdo de Barbados y la negociación entre el gobierno y la oposición, han despertado de nuevo los intereses sobre nuestro país.

Explicó que desde la administración de Nicolás Maduro se busca tener más cercanía con la geopolítica BRICS, ya que tienen buena relación con China, Rusia y Brasil, lo que les permitiría lograr el reconocimiento internacional que perdieron por culpa de Juan Guaidó y el gobierno interino.

En cuanto a la posición de Estados Unidos, la especialista indicó que se mantendrá la negociación entre ambos países, sin embargo, las sanciones seguirán siendo un tema central y esta situación podría transformarse dependiendo del resultado de las elecciones norteamericanas del próximo año.

“Si el gobierno de Maduro no cumple con los acuerdos de Barbados, es muy probable que endurezcan nuevamente algunas sanciones, pero creemos que serán algunas coyunturales y personales, porque debido a la situación geopolítica mundial, Venezuela debe convertirse nuevamente en un suplidor de petróleo para los Estados Unidos, por lo tanto sería muy cuesta arriba para la administración de Joe Biden imponer nuevamente sanciones petroleras”, precisó.

Cardoso igualmente se pronunció con respecto a la situación del Esequibo, aclarando que el referéndum consultivo no tendrá ningún tipo de impacto en el ámbito judicial internacional, pero si podría generar mucho ruido en América Latina, ya que Guyana cuenta con importantes apoyos sobre todo de la comunidad del Caribe (Caricom).

Vendrán nuevos tipos de conflictos

Mientras se mantiene la situación de sobrevivencia, debido a la precariedad de salarios y pensiones y aumentos de los precios en bienes y servicios, se va generando una nueva respuesta por parte de la población ante la incapacidad del Estado proveedor que llega a chavistas y ciudadanos comunes.

Así lo señaló Roberto Briceño León, director del Laboratorio de Ciencias Sociales (LACSO), durante su presentación de los escenarios sociales. Indicó que, a raíz de la crisis generada por las políticas oficiales, surgió el “emprendurismo” –así lo llaman-, que no es otra cosa que la respuesta de la población a la falta de oportunidades. El empleo público se volvió superfluo y solo sirve para obtener cosas diferentes del sueldo: contactos, protección y conexiones. El impulso del emprendurismo fomenta la autonomía individual y tiene un efecto liberador.

Se observa, asimismo, una tensa calma en la población que la separa emocionalmente de las políticas y mensajes del gobierno. Existe incertidumbre con respecto a la gasolina y la electricidad, resignación ante las carencias en los servicios públicos, especialmente en los de salud. Pero detrás de esa resignación se esconde una indignación callada, soterrada.

Ante todo esto, Briceño León advirtió que la gente quiere cambios específicos y sectoriales. “La población busca actuar con cordura, lo que contrasta con la actitud inquieta y la búsqueda de enfrentamiento del chavismo y del gobierno”. Y por eso es posible que estemos a las puertas de un nuevo conflicto, sentenció el director de LACSO.

- Publicidad -

Más del autor

Juan Carlos Salas
Juan Carlos Salas
Editor Senior. Periodista de Política y Economía. Especializado en la fuente electoral. Locutor y amante de la tecnología. Más de 15 años de experiencia en medios de comunicación tanto impresos como digitales.

Artículos relacionados

Lo más reciente

Proponen pena severa de hasta ocho años de cárcel para quien asesine perros o gatos en Venezuela

El pasado 6 de febrero la Asamblea Nacional electa en el 2020 aprobó en primera discusión la Ley para el Trato Digno y Responsable de los Animales de Compañía, lo cual ha generado una intensa discusión en la opinión pública venezolana.

Marisela de Loaiza reemplazará a Humberto Figuera en la presidencia de la ALAV

El abogado Humberto Figuera, después de 27 años al frente de la presidencia ejecutiva de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV), presentó...

Un llamado a la coherencia política

En los vaivenes de la política, en medio de las tensiones y los cambios, existe una necesidad fundamental: el respeto a los acuerdos políticos....

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo