¿Deflación en Venezuela? Esto explican 3 economistas

- Publicidad -

Por primera vez en 20 años, de acuerdo con el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), Venezuela registró una deflación «muy puntual» en febrero de 2024, luego de que los precios cayeran 0,5% ese mes. Sin embargo, las cifras del Banco Central de Venezuela (BCV) mostraron lo contario: estimó que hubo una inflación de 1,2% en el segundo mes del año.

El economista y miembro del OVF, José Guerra, explicó que «la deflación de febrero se debió básicamente a que el tipo de cambio cayó 1,5%. Es decir, el bolívar se apreció 1,5% respecto al dólar y eso se transmitió en forma de una caída a los precios de 0,5%».

- Publicidad -

Asimismo, dejó claro que la deflación sólo ocurrió en febrero, pero «no creo que ello marque una tendencia para lo que resta del año. La deflación es algo gravísimo, peor que la inflación y no creo que ese sea el caso de Venezuela».

Guerra detalló que, generalmente, el proceso de deflación ocurre en un contexto de estancamiento de la economía de un país, que hace que los precios disminuyan.

«Si bien es cierto que los trabajadores pueden ganar teóricamente más, porque el salario va de más en el sentido de que los precios están cayendo, no hay empleo, no hay trabajo, porque justamente la economía está en una fase de baja demanda, bajo consumo, no crece y, por lo tanto, no se generan puestos de trabajos. Esto es un mal que cuesta salir de él, pero no creo que este sea el caso de Venezuela, ocurrió puntualmente en el mes de febrero», reiteró Guerra.

Por su parte, el economista Luis Oliveros recalcó que según el BCV, «que es la fuente oficial, no hubo deflación en el mes de febrero». Precisó que la inflación está «muy ligada» al comportamiento del tipo de cambio y en los últimos meses la tasa ha estado bastante estable en Venezuela.

A esto se le suma que «el gobierno ha disminuido el financiamiento monetario, también hay una baja en el consumo y, sobre todo, marzo es un mes con baja inflación por el tema del pago del Impuesto Sobre La Renta», dijo.

Para Olivero, «no tuvimos deflación. Deflación es que los precios en vez de subir o mantenerse estable, disminuyan. En el caso de Venezuela se le estaba atribuyendo a una caída del consumo, pero por lo que evalúa el BCV y otras empresas privadas que se dedican también a la medición de inflación tampoco le dio deflación».

En esa misma línea, el economista Daniel Cárdenas apuntó que, aunque el OVF reportó un retroceso en los niveles de precio, el BCV habló de una inflación de 1,2%.

«Lo que ciertamente no es fortuito es la desaceleración de la inflación, que el gobierno ha priorizado a costa de una fuerte disciplina fiscal -una disminución importante del gasto público y mayores esfuerzos en la recaudación de impuestos-, el achicamiento del mercado de créditos y de su política de estabilización el tipo de cambio y el rol de las intervenciones cambiarias», afirmó Cárdenas.

Comentó que los impactos negativos de una caída de los precios ocurren en la medida que esa caída es sostenida en el tiempo, por lo que la disminución de los precios en febrero no debería generar preocupación para el resto del año, pero sí deberían evaluarse las causas.

«Una caída sostenida de los precios se traduce en una caída de la demanda de bienes y servicios, porque los hogares postergan sus decisiones de consumo al ver que los precios están cayendo. Esto llevaría a menores ventas, y menores niveles de producción, llevando a una caída de la economía», advirtió Daniel Cárdenas.

Pronósticos económicos para 2024

José Guerra señaló que el OVF aún no ha hecho los cálculos en cuanto a la inflación para el primer trimestre de 2024 en Venezuela, «pero apuntan a que la inflación será más baja que en el mismo período de 2023».

Esa misma percepción la tiene Luis Oliveros: «Venezuela tiene, por primera vez en mucho tiempo, 12 meses seguidos con una inflación por debajo de dos dígitos. Eso se espera que se mantenga en los próximos meses, sobre todo en marzo».

A su juicio, las elecciones presidenciales previstas para el 28 de julio de este año también juegan un rol importante en el comportamiento de la economía nacional.

«El gobierno va a tratar de mantener la tasa de cambio bastante controlada, para que la inflación sea baja. Lo cual, lejos de ser un problema, es una buena noticia. Los venezolanos necesitábamos tener una inflación baja desde hace mucho tiempo», sostuvo Oliveros.

A pesar de que la inflación mensual está bajando, el economista resaltó que la inflación anualizada de Venezuela es de 76%, una cifra «muy alta» si se compara con el resto de los países en el mundo, a excepción de Argentina.

«La inflación mundial en promedio es entre 3% y 8%. Nosotros estamos en 76%, es decir, hay que seguir bajando», indicó Oliveros.

Daniel Cárdenas recordó que el tipo de cambio es un elemento importante en la fijación de precios, dado que muchos comercios los fijan en dólares y los ajustan en bolívares al tipo de cambio de la tasa del día.

«El tipo de cambio oficial también disminuyó en febrero. Para marzo se espera que la inflación se mantenga relativamente estable, aunque no necesariamente en negativo. Sin embargo, la cercanía del proceso electoral hace pensar que el gasto va a incrementar en los próximos meses y con esto la inflación pudiera acelerarse nuevamente», expresó.

¿Habrá un aumento salarial?

Al ser consultado si para este año existe la posibilidad de un aumento salarial, Luis Oliveros no descartó que el gobierno lo aplique como una estrategia para su campaña electoral.

«Estamos en un año electoral (…) yo sé que la situación fiscal es diferente, es una elección distinta, ya el gobierno hizo un ajuste en el ingreso. Pero yo sí creo que de cara al año electoral es más factible esperar un aumento salarial enmarcado en la campaña electoral», sentenció el economista.

Luis Cárdenas recordó que el gobierno tiene casi dos años sin aumentar el salario mínimo de los trabajadores, por lo que también considera que la posibilidad de ajustarlo pudiera darse en el contexto de las elecciones presidenciales.

«Estando en año electoral es de esperarse un ajuste importante en los próximos meses, probablemente para el mes de mayo, como era de costumbre. La caída de los precios de un mes no tiene por qué impactar en una decisión que, además, para el gobierno siempre ha sido más política que económica», aseguró.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Oficina de Aduanas: Detenciones de migrantes disminuyeron 25% desde que Biden anunció restricciones al asilo

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés) publicó el jueves nuevas estadísticas mensuales que muestran...

Reuters: Venezuela entre los 9 países petroleros que generan el 75% de la contaminación por gas en el mundo

El informe “Global Gas Flaring Tracker”, publicado el pasado jueves por el Banco Mundial (BM), reveló que las compañías petroleras de todo el mundo...

Canasta alimentaria familiar de mayo costó $547,13: se necesitan 167,59 salarios mínimos para pagarla

La canasta alimentaria familiar de mayo se ubicó en 547,13 dólares, el equivalente a 21.786,87 bolívares, de acuerdo con Óscar Meza, director del Centro...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo