Desempleo y rebusque empujan proliferación de autolavados callejeros

- Publicidad -

El crecimiento económico en Venezuela pregonado por la administración de Nicolás Maduro -al punto de que el primer mandatario manifestó el miércoles que merecía el Premio Nobel de Economía- no se refleja en la generación de empleos formales productivos y bien remunerados.

Por el contrario, el trabajo informal sigue en ascenso y un ejemplo es el lavado de vehículos en la calles de Caracas y el resto del país aseguraron fuentes.

- Publicidad -

En la calle aledaña al Liceo Pedro Emilio Coll en Coche, Caracas, diariamente se observan de 12 a 15 hombres y muchachos lavando vehículos. El servicio cuesta entre 10 y 20 dólares por carro y camioneta, respectivamente.

Estos trabajadores conectan a las tuberías cercanas mangueras jet que arrojan agua a alta presión. Sin embargo, cuando falta el suministro de agua el lavado lo realizan a punta de tobo.
El servicio incluye también la limpieza interna del vehículo con una aspiradora, la cual enchufan en los postes eléctricos de la calle.

«Por la situación económica difícil dejé los estudios en cuarto año de bachillerato. Trabajé en una fábrica que cerró. Ahora lavo carros para mantener a mi familia», contó un joven de 20 años de edad que trabaja con un tío en un puesto callejero.

En la avenida Panteón, los lava carros ofrecen el servicio -que realizan ahí mismo- a los conductores que hacen cola para comprar gasolina subsidiada en la estación de servicio ubicada detrás del Centro Comercial Galerías Ávila en Candelaria.

«Lo que me pagan en el ministerio no alcanza para los gastos de la familia. Por eso, me rebusco lavando carros», narró un funcionario público.
Calles, callejones, veredas y estacionamientos de casas son utilizados para prestar ese servicio, al que algunos incorporan el encerado y pulitura del carro.

Aquí la inventiva se deja ver con una improvisada pulidora consistente en adosar una mopa en la extremo de la mecha de la herramienta.

Dick Guanique, coordinador del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, destacó que son muchos los trabajadores dedicados al este tipo de mantenimiento vehicular.


«Algunos se dedican exclusivamente a esta actividad, mientras que otros la comparten con su empleo formal, como es el caso de los vigilantes de estacionamientos, quienes captan allí la clientela para lavarles los carros», refirió el representante de Fadess.

Insistió en que el verdadero crecimiento económico debe ser global y no solo basado en una mayor actividad comercial en los bodegones.
«Hablar de crecimiento económico y progreso implica que el aparato productivo opere a más de 80% de su capacidad y, actualmente, ese porcentaje es de 20% en las fábricas que no han cerrado sus puertas», sostuvo.

El sindicalista precisó que en el país hay pocas oportinidades de empleo formal decente y con salario suficiente.

Explicó que de una población económicamente activa de 11,5 millones de trabajadores, 6 millones están en la economía informal como única fuente de ingreso o compartiendo la actividad con el empleo formal.

«Una tasa de informalidad laboral de 53% es demasiado alta, por lo que luce cínica la expresión de Maduro sobre el Premio Nobel de Economía», manifestó.

Formal versus informal

Comerciantes formales que solicitaron guardar sus nombres en reserva admitieron que son muchos los trabajadores informales dedicados a lavar vehículos.

«Hay mucha gente dedicada a esto, pero no son una competencia seria frente al servicio profesional que nosotros damos», sostuvo el encargado de un establecimiento en San Bernardino.

Otro comerciante en El Cementerio indicó que la actividad se contrajo antes de la cuarentena por la COVID-19.

«Los clientes tienen otras prioridades como comprar comida, por lo que lavar el carro pasa a un tercer plano», dijo.

Las fuentes refirieron que como otros sectores, los autolavados han sufrido el impacto de la recesión económica desde 2014. Muchos autolavados han cerrado por quiebra o porque sus dueños se fueron del país.

No obstante, algunos consultados señalaron que recientemente ha habido un repunte del trabajo y, curiosamente, los que más acuden son los conductores con camionetas de lujo.
Actualmente, las tarifas en los establecimientos formales de Caracas están en 7 y 10 dólares el lavado de un carro pequeño y una camioneta, respectivamente.

Si el cliente solicita además el lavado de otras partes del vehículo, como el motor, le cobran 25 y 35 dólares por un carro pequeño y una camioneta, respectivamente.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Foro Cívico rechaza proyecto de Ley que regula ONG en Venezuela

A través de un comunicado público, el Foro Cívico rechazó el proyecto de Ley que regula ONG en Venezuela porque vulnera los DDHH de...

Sambil La Candelaria se prepara para su inauguración oficial: «Ya hemos generado más de 1.000 empleos»

El centro comercial Sambil La Candelaria, ubicado en el oeste de Caracas, inició el año 2023 con preparativos para lo que será su inauguración...

Dinorah Figuera se solidariza con los perseguidos y agredidos en los últimos días por el régimen

Durante la sesión ordinaria de la Comisión Delegada de la Asamblea Nacional Legítima (ANL), la presidenta del parlamento Dinorah Figuera llamó a tener mucha...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo