Después de 6 años vuelve a Venezuela la siembra de girasoles: “Arrancamos con 2.500 hectáreas”

- Publicidad -

Después de seis años, los campos de Venezuela se visten nuevamente de amarillo con la siembra de girasoles, que recorren 2.500 hectáreas en el estado Portuguesa. Un espectáculo a simple vista para los amantes de los paisajes naturales y un aliento para los agricultores venezolanos que ven renacer sus tierras.

La primera vez que se empezó a sembrar girasol en el país fue a finales de los años 80 y principios de los 90, una época en la que se llegó a sembrar 90 mil hectáreas durante 5 años entre los estados Portuguesa y Barinas.

- Publicidad -

Después desapareció este cultivo y volvió a renacer en el año 2004, manteniéndose por casi 12 años hasta 2016. Desde entonces en los campos venezolanos no se habían sembrado girasoles.

El ingeniero agrónomo y presidente de la Asociación de Productores de Portuguesa, Ramón Elías Bolotín, detalló que este año se sembraron 2.500 hectáreas de girasoles en Venezuela, casi todas en el estado Portuguesa.

«Para ser un arranque, después de 6 años sin sembrarse, es una buena cifra (…) Es la parte bonita de Venezuela que también debemos mostrar. Sabemos que como país no estamos nada bien, pero de vez en cuando hay que transmitir esperanzas y buena vibra a los que por diversas razones decidimos quedarnos a luchar por una Venezuela mejor», sostuvo Bolotín.

La siembra de girasol en la entidad llanera se logró gracias a un grupo de inversionistas privados que financiaron más de 60% de los costos de producción, entre los gastos de semillas, fertilizantes y herbicidas.

«Esto es una buena señal porque si de algo adolece la agricultura venezolana es la falta de financiamiento y con esta agricultura eco-trato no solo se establece el precio de venta del girasol, las condiciones de comercialización, sino también las condiciones de financiamiento. Y se espera que el cultivo se duplique o se triplique para el año que viene”, aseveró.

Bolotín agregó que la siembra de girasol «es una nueva alternativa para los agricultores y una alternativa que se porta muy bien en el campo», que viene dando los primeros pasos dentro de lo que los productores llaman la «agricultura eco-trato».

«A diferencia de los otros rubros donde los agricultores siembran sin conocer precios ni condiciones de pago, con el girasol antes de sembrarse se firmó un contrato, donde se habla de los mecanismos de financiamientos y los mecanismos de compra. Existe un precio fijado de 600 dólares la tonelada pagada a los 30 días después de cosecharla», detalló el ingeniero agrónomo.

Sin embargo, reconoció que la falta de financiamiento por parte de la banca nacional y del Estado venezolano «es el problema más grande que tenemos los agricultores actualmente». Una situación que ha llevado a los productores a trabajar en la mínima expresión.

Internacionalmente, los países que son los mayores productores y exportadores de girasol son Argentina, Ucrania y Rusia. En el caso de Venezuela se concentra principalmente en Portuguesa. «Hay buenas condiciones agroecológicas para que se dé el girasol como buen cultivo», agregó Bolotín.

La siembra de girasol se da en los meses de noviembre y diciembre, florecen entre enero y febrero, y se cosecha para finales de febrero y del mes de marzo. Esto se debe -señala el productor- a que «el girasol es un cultivo de verano, por lo que en Venezuela se hacen dos siembras al año: en invierno, cuando se siembra maíz, arroz y en verano, cuando se siembra girasol, ajonjolí y frijoles».

Ruta del girasol

La ruta del girasol es la combinación de la rotación de cultivo en los campos venezolanos. «Si siembras un cultivo gramínea en el invierno, como el maíz, en el verano debe sembrar un cultivo de avalancha como el girasol. Esto para romper el ciclo de plagas, enfermedades y hacer mejores controles de maleza», dijo el ingeniero agrónomo.

Pero no solamente existe una ruta agronómica, sino también una ruta ecológica y agroturística con la siembra de girasoles en los campos de Portuguesa.

Para Bolotín, «son hermosos esos campos de girasoles a orilla de carretera en la vía, que va desde Turén hacia el sur, Santa Rosalía, donde se ubica la mayoría de los girasoles sembrados».

Asimismo, en las últimas semanas, a través de las redes sociales se ha impulsado el turismo ecológico, con el objetivo de viajar hasta Turén y vivir la experiencia de recorrer los campos llenos de girasoles.

«Es un espectáculo ver cómo los campos se visten de amarillo en estos meses de enero y febrero, donde turistas de todas partes de Venezuela vienen a ver este cultivo de girasol. Pasan una tarde sacándose fotos y de verdad es hermoso e impresionante ver la cantidad de excursiones que están acercándose para visitar los girasoles acá en Portuguesa», comentó Bolotín.

Hasta los momentos, los turistas que han visitado los campos de girasoles en Turén «han dado una muestra de buenos ciudadanos. No cortan flores de recuerdo, se llevan su basura, se comportan con mucha disciplina y respeto a lo ajeno», puntualizó.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Advierte la ONU: El cambio climático amenaza a 41 millones de personas en las zonas costeras de América Latina y el Caribe

El cambio climático amenaza a 41 millones de personas en las zonas costeras de América Latina y el Caribe, según un nuevo estudio del...

Más de 1.300 síntomas están asociados a la enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es una patología multisistémica, autoinmune y de base genética, que no solo afecta el aparato gastrointestinal sino que puede afectar a...

Índice Bursátil Caracascerró en 67.436,14 puntos este martes

El índice principal de la Bolsa de Valores de Caracas, el IBC, culminó este martes en 67.436,14, con una variación absoluta de 353,43 puntos...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo