Estudios revelan que se requieren cinco cajas CLAP al mes por familia y solo se entrega una bolsa

La opacidad en las cifras oficiales por parte de la administración de Nicolás Maduro es mayor cuando se refiere a indicadores sociales y se intensifica con el alcance de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), que tienen como referencia principal las cajas o bolsas de alimentos que se distribuyen entre la población, señala Exclusivas Económicas.

“Hoy tomen nota en su corazón, los CLAP tienen base territorial de 7 millones de familias que estamos atendiendo en su seguridad alimentaria, en sus necesidades diarias. El sello CLAP es el milagro de Cristo en Venezuela”, dijo el Nicolás Maduro en un mensaje que difundió el pasado 23 de septiembre. “El CLAP es cristiano, es la multiplicación de los panes y los peces, es lo que he hablado de la multiplicación de los alimentos del pueblo. ¿Se dan cuenta? Somos capaces, con muy poquitos ingresos debido a las criminales sanciones, de dar y entregar mucho más a la familia venezolana”, agregó el mandatario.

Al Instituto Nacional de Estadística (INE), como organismo del Estado en materia de mediciones, le compete la responsabilidad de realizar la Encuesta Nacional de Presupuesto Familiar, pero la falta de recursos financieros ha impedido llevar adelante este programa, agrega el semanario.

A lo anterior se suma la orden impartida por el ministro de Planificación, Ricardo Menéndez, de evitar la transparencia en los organismos que están bajo su competencia, aspecto que tiene precedente en la destrucción institucional del INE que propició su antecesor Jorge Giordani, indica Exclusivas Económicas.

No obstante, hay organizaciones no gubernamentales vinculadas con el área que se han dado a la tarea de evaluar el alcance que tienen los CLAP, que fue el programa alimentario lanzado por la administración de Maduro en abril de 2016 para vender bolsas de alimentos a precios subsidiados y combatir el desabastecimiento y la escasez que se registraba en ese momento.

“En la actualidad, ese programa está a menos de la mitad de lo que fue establecido. Cuando el CLAP fue normado debía suministrar dos bolsas de 19 kilogramos, pero al cierre del mes de agosto las bolsas están teniendo un alcance de 32% de los hogares venezolanos y suministran cinco productos en promedio que llegan a los 8 kilogramos”, dijo Edison Arciniega, sociólogo y director ejecutivo de Ciudadanía en Acción. “Los CLAP ahora son más bolsa que caja, llega una sola bolsa por familia y para que pudiera cumplir con los requerimientos calóricos o de proteínas deberían suministrarse al menos 5 cajas por hogar”, añadio.

Arciniega contrasta el programa de los CLAP con lo que fue la política de seguridad alimentaria que llevó adelante el presidente Hugo Chávez, sobre todo después del paro de 2002 y 2003 con la creación de la Misión Mercado de Alimentos (Mercal) y más adelante –en el año 2008- con la Productora y Distribuidora de Alimentos (Pdval), esta última como una filial de Petróleos de Venezuela (Pdvsa).

“El principal logro del presidente Chávez fue haber logrado disparar la ingesta calórica de los venezolanos a unos niveles insanos cercanos a 4.200 calorías promedio por venezolano al día en 2011”, afirmó Arciniegas.

En el caso del consumo por habitante de proteína animal, la caída es de 76,6% si se compara con el pico de 120 kilogramos por persona al año registrado hace una década en la gestión de Chávez y el nivel de 28 kilogramos que se anota Maduro, valor que está por debajo del nivel recomendable de 75 kilogramos.

El semanario recuerda que Convite es otra organización civil que monitorea el alcance de los CLAP y sus estudios alertan sobre la situación de dependencia que se ha generado entre los ancianos y este mecanismo de distribución de alimentos, al punto de que en una reciente encuesta realizada en cinco centros poblados del país aparecen registros que indican cómo este grupo de la población manifiesta la importancia que tiene en su dieta diaria, pese a no recibirla mensualmente o que 59% asegura que los alimentos no les alcanzan ni para 15 días.

“Los adultos mayores son rehenes de los CLAP ”, advirtió Luis Francisco Cabezas, director general de Convite. “Un 36% de los encuestados manifestó que los CLAP les llega trimestralmente, 28% dice que nunca recibió la bolsa bimensualmente, 14% dice que la recibe bimensual, 13% dice que la recibe mensual y 9% no la recibe”, añadió.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Rector suplente del CNE Francisco Martínez renunció a su cargo

El rector suplente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Francisco Martínez, renunció a su cargo, este domingo 5 de diciembre, por razones «estrictamente personales». Martínez...

Oficina Adjunta de Relaciones Exteriores asumirá temporalmente las funciones que dejó Julio Borges

El gobierno de Juan Guaidó, luego de las declaraciones del comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores, Julio Borges, en las que públicamente anunció la...

Provita incentiva la creación de viveros familiares para proteger al guayacán en Nueva Esparta

La ONG ambientalista Provita impartió un taller de formación a líderes comunitarios de las poblaciones de El Horcón y San Francisco en el municipio...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo