La pandemia nos ha expuesto a la anhedonia: entérate de qué se trata

La pandemia de la COVID-19 ha potenciado los trastornos mentales en las personas y por primera vez los científicos han identificado algunos factores de riesgo no genéticos que podrían provocar estas afectaciones psicológicas. Pues la salud mental ha tomado especial relevancia en los últimos años y, a raíz de la esta crisis sanitari, ha adquirido una nueva dimensión.

Estudios han revelado que, por ejemplo, en España el número de jóvenes con problemas mentales ha aumentado 45% a lo largo del último año como efecto de la cuarentena. Además, los adolescentes han experimentado un aumento considerable de casos, llegando, incluso, a situaciones donde está en juego su vida.

Recientemente, se ha visto un aumento en la aparición de casos de anhedonia, una enfermedad que incapacita a los sujetos a sentir placer, evitando así que estos reaccionen ante los estímulos que otros percibimos como placenteros o satisfactorios.

Los pacientes con anhedonia suelen carecer de interés por lo que la mayoría de la gente suele percibir como divertido o que le satisface. Este trastorno psicológico les impide sentir aquello que los demás desean, una reacción que suele ser un indicador claro de depresión y se suele confundir con la apatía. Además, puede estar presente en otros trastornos como algunas demencias y alzhéimer, trastornos psicóticos o el trastorno esquizoide de la personalidad.

La anhedonia es causada principalmente por una alteración fisiológica del cerebro que impide que se genere la dopamina. A medida que una persona padece el trastorno se van observando cambios a nivel cerebral que impiden a los sujetos mantener los niveles de excitación. Esto se produce en las zonas del cerebro relacionadas con las emociones positivas y las recompensas.

Para poder hacer frente a la anhedonia se recomienda llevar una dieta sana y practicar actividad física a menudo, pasar tiempo con otras personas, especialmente cercanas y queridas. Otro de los tratamientos es regular el tiempo de sueño, debido a la gran importancia de este en la salud del cerebro. Por último, se recomienda recuperar poco a poco aquellas actividades que se pueden haber abandonado tras el trastorno y que puedan influir positivamente.

Fuente: La Razón de España

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Pelé fue hospitalizado de nuevo en Brasil

Edson Arantes do Nascimento "Pelé", de 81 años y para muchos el mejor futbolista de la historia, fue hospitalizado en Sao Paulo, Brasil, para...

Fedenaga: Sector agropecuario no tiene el combustible necesario para producir los alimentos requeridos en el país

El presidente de Fedenaga, Armando Chacín, señaló que "el sector agropecuario no ha tenido el combustible necesario para producir los alimentos que se necesitan...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo