ONU denuncia que talibanes incumplen el respeto a los DDHH

Las promesas del nuevo régimen talibán de respetar los derechos humanos de las mujeres y amnistiar a personas relacionadas con el anterior gobierno apoyado por Estados Unidos están siendo incumplidas, denunció hoy la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

En su informe, al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, sobre la situación en Afganistán tras el relevo de poder, la alta comisionada aseguró que en menos de un mes de control talibán «las mujeres han sido progresivamente excluidas del espacio público».

Ya se ha prohibido a las niñas mayores de doce años asistir a la escuela en muchos lugares del país, y numerosos departamentos de protección de la mujer en el país han sido desmantelados, mientras su personal era amenazado, denunció Bachelet.

«Asociaciones de mujeres de la sociedad civil han sido acusadas de obscenas, o de extender ideas contra el islam en sus comunidades», destacó la responsable de derechos humanos de la ONU, quien también subrayó que en algunas áreas ya se prohíbe a las mujeres que acudan a zonas públicas sin un acompañante masculino.

«En algunos casos se les ha ordenado quedarse en su casa, alegando que es por su propia seguridad, ya que las fuerzas talibanes no están ‘entrenadas’ para lidiar con ellas», lamentó la alta comisionada.

Respecto a la anunciada amnistía de los talibanes a antiguos funcionarios públicos y personal de seguridad, Bachelet declaró que las acciones que se están perpetrando en Afganistán contradicen esta promesa.

«Mi oficina ha recibido fundadas denuncias de asesinatos por venganza contra antiguos miembros de las fuerzas de seguridad, y de detenciones arbitrarias de funcionarios y sus familiares», subrayó, y también denunció que algunos de estos detenidos han fallecido bajo custodia.

Asimismo se han denunciado registros domiciliarios de los talibanes, que esta fuerza había prometido no llevar a cabo, en busca de funcionarios y personas que cooperaron con el ejército estadounidense en ciudades como Kabul, Kandahar, Herat o Mazar-i-Sharif, entre otras.

Trabajadores de agencias de la ONU han sufrido del mismo modo crecientes ataques y amenazas, mientras que oficinas de ONGs y grupos de la sociedad civil han sufrido registros por parte de los talibanes, añadió Bachelet.

«El país ha entrado en una nueva y peligrosa etapa, en la que muchos afganos están profundamente preocupados por sus derechos humanos», agregó.

Ante las denuncias, «Naciones Unidas mantendrá la mayor de las vigilancias», advirtió Bachelet, antes de urgir al Consejo de Derechos Humanos a crear un mecanismo para monitorear de forma más profunda la situación de las libertades fundamentales en Afganistán.

Fuente: EFE

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Rector suplente del CNE Francisco Martínez renunció a su cargo

El rector suplente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Francisco Martínez, renunció a su cargo, este domingo 5 de diciembre, por razones «estrictamente personales». Martínez...

Oficina Adjunta de Relaciones Exteriores asumirá temporalmente las funciones que dejó Julio Borges

El gobierno de Juan Guaidó, luego de las declaraciones del comisionado presidencial para las Relaciones Exteriores, Julio Borges, en las que públicamente anunció la...

Provita incentiva la creación de viveros familiares para proteger al guayacán en Nueva Esparta

La ONG ambientalista Provita impartió un taller de formación a líderes comunitarios de las poblaciones de El Horcón y San Francisco en el municipio...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo