Parqueros ambulantes imponen tarifas y anarquía en las calles de Caracas

La situación económica en Venezuela cada día es más complicada y en la actualidad muchos ciudadanos se han visto en la necesidad de realizar cualquier tipo de trabajo para así lograr algunos recursos que les permitan, aunque sea, llevar alimentos para sus hogares.

Uno de estos oficios que se ha proliferado en gran parte de Caracas es el de los parqueros ambulantes, que pueden encontrarse sobre todo en zonas aledañas a mercados populares, supermercados, centros comerciales, cadenas de farmacias, panaderías y hasta en las cercanías de las iglesias.

HispanoPost hizo un recorrido por algunas zonas de Caracas, como el mercado de Quinta Crespo, La Hoyada, Los Chaguaramos, Altamira, Sabana Grande y El Rosal, y constató que este trabajo en algunos casos es honrado. Sin embargo, en la gran mayoría de las zonas se pudo observar cómo, mediante actitudes hostiles, se pretende imponer tarifas a los conductores, así como la anarquía por parte de funcionarios de los cuerpos de seguridad del Estado que permiten que estas personas se adueñen de las aceras y las calles de la ciudad.

Foto: Raúl Romero

Anderson trabaja en los alrededores del mercado de Quinta Crespo, ubicado en el centro de Caracas. Vestido con un chaleco anaranjado está pendiente de los carros que se estacionan en dos cuadras contiguas y la tarifa para poder pararse allí es de un dólar.

Los puestos están reservados con cauchos, tobos, armazones de sillas y conos de seguridad en muy malas condiciones. Cada conductor debe pagar primero la tarifa y luego Anderson permite que se estacione. De lo contrario, debe “irse para otro lado”.

Al ser consultado sobre si tiene algún tipo de permiso por parte de la Alcaldía de Caracas para trabajar como parquero, la respuesta es negativa.

“Yo tengo varios años trabajando aquí en el mercado de Quinta Crespo y he ido ganando mi territorio. Comencé con un solo puesto y poco a poco me he ido ganando el respeto de los demás parqueros y ya tengo dos calles donde cuido los carros. La tarifa es de un dólar porque ya nadie tiene bolívares d y por eso le pedimos a la gente una colaboración. Este es nuestro trabajo. Nosotros incluso arriesgamos la vida, porque si llega algún choro intenta robar nosotros tenemos que enfrentarlo”, comentó.

Según la legislación venezolana en materia de Tránsito Terrestre, cualquier ciudadano puede estacionar su carro en la calle, siempre y cuando no entorpezca la libre circulación y tampoco viole las señales de no estacionar colocadas en las distintas calles y avenidas sin tener que pagar ningún tipo de tarifa, ya que en el país no se utiliza el parquímetro.

Esto es un abuso

Mireya Ollarves es odontóloga de profesión. Se encontraba realizando una diligencia en las cercanías de La Hoyada en el centro de Caracas y tuvo que pagar un dólar para poder estacionar en la calle, sin ningún tipo de seguridad para su vehículo.

“En el centro no hay estacionamientos donde uno pueda dejar su carro pagando una tarifa y eso lo obliga a uno a dejarlo en la calle con los parqueros. Pero es un abuso que unos señores se adueñen de las calles y quieran cobrar lo que a ellos les dé la gana. Ellos te dicen que un dólar no es nada, pero resulta que un dólar son casi 2 millones de bolívares. Recuerdo que una vez dejé mi carro con un parquero y me lo chocaron, cuando regresé el señor no estaba por ninguna parte. Entonces uno está obligado a pagar, pero nadie responde a la hora de que le pase algo a tu carro”, comentó.

La trabajadora de la salud denunció que esta anarquía tiene otros actores y que no son solo los parqueros los involucrados.

“Hemos llegado a esto porque las autoridades municipales y los funcionarios policiales lo permiten. Aquí los parqueros están encompinchados con los policías. Ellos les pagan y los dejan que hagan de las suyas. Esto no es un secreto para nadie, porque yo he visto como hacen negocios al frente de las personas”, condenó.

Foto:Raúl Romero

Amenazas frecuentes

Algunos parqueros, sobre todo en el centro de Caracas, utilizan las amenazas para obligar a los conductores a pagar la tarifa impuesta por ellos.

“En una oportunidad estaba por la Avenida Fuerzas Armadas, cerca de la iglesia del Corazón de Jesús. Mi esposa estaba comprando unos artículos para la casa y me quedé dentro del carro. En la acera había varios carros estacionados sin problema. De pronto me llegó un señor en muletas y me dijo que para poder estacionarme debía pagar una tarifa”, contó Asdrúbal Camacaro, residente de la parroquia El Valle de Caracas.

Recordó que le dije al hombre que pararse en la calle era libre y que él no lo podía obligar a pagarle, “porque además yo estaba cuidando mi carro”. “De inmediato se puso agresivo y me amenazó con quebrarme uno de los vidrios con las muletas si no le pagaba, me insistía que esos puestos eran de él y por eso tenía que pagar. Para evitar cualquier hecho de violencia decidí prender mi carro y salirme del puesto, pero a esos niveles ya estamos. Hay personas que se creen dueñas de las calles y las autoridades no hacen nada”, afirmó.

Parqueros hasta con puntos de venta y pago móvil

Foto: Raúl Romero

En la avenida Casanova, específicamente entre el Centro Comercial City Market y el Centro Comercial el Recreo, hay varias cuadras donde los parqueros hacen de la suyas. La tarifa por estacionarse es de un dólar, mientras que en los estacionamientos privados que están por la zona la tarifa oscila entre los 600 mil bolívares por hora o una tarifa plana de 1 millón 500 mil bolívares, con seguridad y vigilancia.

“Hace varios días necesitaba comprar un disco duro para una computadora en el City Market. Me fui por la avenida Casanova y conseguí un puesto en la calle justo detrás de una patrulla de la PNB que estaba también estacionada. De inmediato me llegó un parquero y me dijo que la tarifa por estacionarme allí era de un dólar”, dijo Alejandro Toro, especialista en computación.

Narró que como iba apurado estaba dispuesto a pagarlo; sin embargo, el parquero no tenía sencillo en divisas. “Le dije que tenía un billete de 20 y que no tenía sencillo y el parquero me preguntó si tenía soberanos. Le dije que sí, pero en la cuenta del banco, y me dio un papel con el nombre de una tienda y las indicaciones de cómo llegar. Luego me dijo que ellos le prestan el punto y que le trajera el comprobante de pago, que la tarifa era de un dólar a tasa del Banco Central de Venezuela. No conforme con eso, me dijo que también tenía pago móvil y bueno me tocó pasar la tarjeta para pagarle. Lo que más me asombró es que los policías que estaban en la patrulla vieron y escucharon todo y no hicieron absolutamente nada”, aseguró.

Todos los ciudadanos afectados pidieron a las autoridades que tomen cartas en el asunto y no permitan que continúe la impunidad en las distintas zonas de Caracas.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Súmate objetó a 15 postulados a rectores del CNE en segunda lista de elegibles del CPE

Súmate objetó a 15 de los 38 postulados en la segunda Lista de Elegibles a los cargos de Rectores y suplentes por los sectores...

¿Sabías que en Venezuela hay varias plataformas para comprar criptomonedas?

https://youtu.be/Sr7_Jacc3dI Con el paso de los años, las opciones para comprar criptomonedas en Venezuela han ido creciendo; sin embargo, muchas personas desconocen esta realidad. A pesar...

Venezuela será sede del Sudamericano de fútbol Sub20 -2021

El Sudamericano Sub 20 de este año tendrá a Venezuela como sede y a La Vinotinto de esa categoría como anfitriona, luego de que...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo