¿Qué hay detrás de la oleada de tristeza y depresión que sufren las adolescentes en EE.UU.?

- Publicidad -

Informes de tristeza y desesperanza persistentes, y disminución de la salud mental son las tendencias, descritas la semana pasada en un informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés) sobre la salud mental de los adolescentes en Estados Unidos.

Jacqueline Metzger, estudiante de 17 años que cursa el último año de secundaria en Washington D.C., admitió no admirarse por los resultados.

- Publicidad -

“No me sorprendió en absoluto”, afirmó Metzger. “Hemos estado -no diría que obviamente más tristes- pero creo que ha habido más espacio para abordar esa tristeza”, señaló.

El informe, publicado el 13 de febrero, es el resultado de la Encuesta sobre Conductas de Riesgo de los Jóvenes 2021 de los CDC, un esfuerzo bienal para recopilar datos sobre las conductas y experiencias relacionadas con la salud de los estudiantes de secundaria.

Los resultados, basados en las respuestas de más de 17.000 estudiantes, revelaron que el bienestar es especialmente escaso entre las adolescentes, el 57% de las cuales declararon sentirse “persistentemente tristes o desesperanzadas”, el porcentaje más alto en 10 años. 

Gran parte de las conjeturas sobre por qué las chicas experimentan un aumento de la tristeza proceden de los adultos, cuyas teorías incluyen los celulares y las redes sociales, así como la ansiedad por el mundo que heredarán los adolescentes, plagado de problemas como la emergencia climática.

Metzger y otras ocho adolescentes entrevistadas en seis estados coincidieron con esas hipótesis, pero afirmaron que su generación tiene la confianza necesaria para hablar sobre cómo se sienten y por qué creen que es así, si los adultos están dispuestos a escuchar sus voces.

“Algunos adultos están realmente abiertos a este tipo de conversaciones, pero la mayoría de los adultos te hacen sentir como si fueras un adolescente más quejándose de asuntos insignificantes cuando ‘hay cosas más importantes de las que preocuparse’”, dijo por mensaje de texto Marwa Sahak, una joven de 16 años que vive cerca de la costa central de California. “Es simplemente frustrante cómo casi nunca se nos toma en serio cuando se trata de temas que nos preocupan”, explicó.

Los estudiantes de secundaria señalaron lo que consideran factores de estrés únicos a los que se enfrenta su generación, que combinados han provocado el aumento observado de la depresión.

Muchos mencionaron las redes sociales, la pandemia de coronavirus -que les privó de experiencias normales en el instituto-, los tiroteos escolares y la discriminación de género como algunas de las razones por las que su cohorte se siente desesperanzada.

También dijeron que los adolescentes están hablando más de salud mental ahora que en el pasado y posiblemente reduciendo el estigma, lo que puede llevar a que más de ellos se sientan cómodos informando de ello a los CDC.

“La salud mental es algo de lo que hablo con muchos de mis amigos. Mucha de la gente de la que me rodeo, especialmente las chicas… mucha gente está abierta a hablar de su salud mental, lo que podría ser parte de la razón por la que estamos viendo un aumento de la depresión y la tristeza”, opinó Emelia Martin, de 17 años, de Lewis Center, Ohio.

Sahak cree que los niveles de tristeza de las chicas pueden ser más graves de lo que refleja la encuesta.

Comparar perfiles

Los adolescentes de su edad están atrapados en un ciclo de comparación en las redes sociales, viéndose a sí mismos en relación con amigos, celebridades y personas influyentes, lo que puede empeorar las inseguridades y sentimientos de insuficiencia.

Como ejemplo, señaló una tendencia en TikTok en la que la gente compara sus caras de lado para ver si tienen “buenos perfiles”. 

“Ni siquiera sabía lo que era un perfil lateral hasta que lo vi en TikTok”, contó Sahak. “Hay otras tendencias y muchas cosas en las redes sociales que hacen que la gente, especialmente las chicas, se sientan inseguras sobre su apariencia”, explicó.

Según algunas adolescentes, la vida fuera de la escuela puede ser igual de estresante. 

Varias mencionaron que creen que sus cuerpos son vigilados en la escuela de una manera que no ocurre con los cuerpos de los estudiantes varones, ya que las niñas están sujetas a códigos de vestimenta y se les dice que sus cuerpos son una distracción para los compañeros de clase, en particular los varones. 

“Tu cuerpo está cambiando por sí mismo en este momento, y si a eso le añadimos el estrés de la sociedad y de los hombres que te encasillan… no se habla de ello tanto como se debería”, opinó Omalina Wolfe, de 18 años. 

Wolfe, que acaba de empezar la universidad en Siracusa, Nueva York, añadió que preocuparse porque alguien te siga a casa o comente lo que llevas puesto “daña la autoestima de las jóvenes, porque sienten que no tienen el control y que no pueden ser independientes”.

Según el informe de los CDC, los adolescentes de grupos marginados experimentan tasas especialmente elevadas de tristeza. Al menos el 52% de los adolescentes gays, lesbianas, bisexuales o cuestionadores declararon tener problemas de salud mental. (La encuesta no preguntaba si los adolescentes eran transexuales).

Desglosados por razas, los datos revelaron que los estudiantes hispanos y multirraciales tenían más probabilidades que otros grupos de manifestar sentimientos persistentes de tristeza o desesperanza, mientras que los estudiantes negros tenían más probabilidades que los asiáticos, hispanos o blancos de intentar atentar contra sus vidas.

“Hay diferentes maneras de ser una adolescente, y todas estas diferentes maneras vienen con estas identidades interseccionales que deben ser tratadas con respeto”, explicó Metzger.

“Una adolescente trans no debería ser tratada de forma diferente o peor. Una adolescente negra no debería ser tratada de forma diferente o peor que una chica blanca”, agregó.

Aunque los sentimientos de tristeza entre las adolescentes han tendido al alza en los resultados de la encuesta de los CDC desde 2013, casi todas las jóvenes entrevistadas afirmaron que la pandemia jugó un papel en sus sentimientos de desesperación.

“Soy una persona extrovertida y estar aislada me desconcertó. Mi depresión empeoró mucho”, recordó Martin. “Volver a la rutina de ir a la escuela en persona en mi penúltimo año fue una verdadera curva de aprendizaje. Sólo empeoró las cosas”, afirmó.

Ella y muchas de sus amigas cayeron en estados depresivos durante la pandemia de los que todavía están trabajando para recuperarse.

Pero muchas chicas también destacaron los sistemas de apoyo que han encontrado o construido en sus vidas para ayudarlas en los momentos bajos. Las redes sociales pueden hacer que se sientan menos solas porque ver a otras adolescentes hablar de sus luchas con la salud mental puede ayudar a que las que las vean se animen a hablar también. 

“Cuando veo a gente en mi página ‘Para ti’ hablar de esas cosas, me reconforta saber que alguien está pasando por lo mismo que yo”, contó Martin.

Otros han recurrido a grupos de iguales. Christina Diep, de 18 años, se unió a una sección de la Alianza Nacional de Enfermedades Mentales en su instituto de Villa Park, California, durante su segundo año y siguió asistiendo a las reuniones virtualmente durante la pandemia.

Diep dijo que cuando era estudiante de primer año, hablar de su salud mental le parecía tabú. Diep, estadounidense de origen vietnamita de primera generación, dijo que para ella y para otros hijos de inmigrantes puede ser difícil hablar de problemas de salud mental en casa.

“Fue un poco difícil hablar con mis padres, porque no entendían realmente la esencia de la salud mental”, contó Diep. 

Diep, que acaba de graduarse, dice que está orgullosa del club que ayudó a fundar, que ofrece a los estudiantes un espacio para hablar de sus emociones, educarse mutuamente y concienciarse sobre temas más generales de salud mental.

“La gente está más dispuesta a compartir sus historias” en estos grupos, señaló Diep, “y saben que ahí fuera hay alguien que está luchando -o luchaba- igual que tú”.

Fuente: Telemundo.com

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Venezuela busca «un mayor acercamiento» con inversionistas brasileños en el área petrolera

Venezuela busca «un mayor acercamiento» con inversionistas de Brasil en el sector petrolero, afirmó este martes el ministro de esta área, Pedro Rafael Tellechea,...

INAC gradúa a 65 profesionales aeronáuticos

Con total éxito, el Instituto Nacional de Aeronáutica Civil (INAC), a través de su alma máter, el Instituto Universitario de Aeronáutica Civil May. Miguel...

Heinz cumple 65 años en Venezuela y celebra con éxito su Zafra 2024

Como parte de su gran evento anual, la empresa Heinz Venezuela dio la bienvenida en suplanta ubicada en San Joaquín, estado Carabobo, a agricultores...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo