Una mujer mató a tres niños y tres adultos en un colegio de la ciudad estadounidense de Nashville

- Publicidad -

Una escuela en algún lugar de Estados Unidos y un asesino que abre fuego sobre víctimas indefensas. La historia, dolorosamente familiar en un país arrasado por una epidemia de violencia armada,  se repitió este lunes. Pero esta vez, no fue un asesino, sino una asesina: una mujer, según la policía, en “edad adolescente”.

Sucedió esta mañana en Nashville (Tennessee), y la cuenta de muertos asciende a siete, entre los cuales se encuentra la tiradora. Tres de las víctimas son, según el portavoz de un hospital cercano, tres niños del colegio Covenant, donde se produjo el ataque, un centro privado de educación presbiteriana, cuyos alumnos van desde preescolar hasta sexto grado (11 años). Los otros tres fallecidos son adultos.

- Publicidad -

Las alarmas saltaron al final de la mañana, con un tuit del Departamento de Bomberos de la ciudad del centro del país. “Estamos respondiendo a un agresor activo en la escuela Covenant”, decía. El mensaje pedía a los padres que no se presentaran en el lugar, donde los hechos estaban “en desarrollo”. Por el mismo medio, los bomberos avisaron después a los padres de que se había establecido un “lugar de reunificación” con sus hijos en una Iglesia Baptista cercana al colegio.

Fue la cuenta de la policía local en la misma red social la que confirmó poco después que el presunto asesino había muerto. No estuvo inmediatamente claro si lo mataron o se suicidó.

El incidente comenzó en torno a las 10:13, cuando el teléfono de emergencias recibió una llamada alertando del ataque desde la escuela.

Poco más de una hora después, tres niños ingresaron con heridas de bala en el hospital pediátrico Monroe Carell Jr., en Vanderbilt. Los médicos solo pudieron certificar su muerte, según dijo Craig Boerner, portavoz del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt.

En el ánimo colectivo estadounidense está aún fresca la tragedia que arrasó el pasado 24 de mayo con la escuela de primaria de la pequeña localidad de Uvalde, en Texas. Entonces, murieron 19 niños y dos profesoras a manos de salvador Ramos, un joven de 18 años, vecino del pueblo.

Se presentó armado con una pistola y un rifle de asalto semiautomático y, según el relato de las autoridades, “comenzó a disparar a quien estuviera en su camino, sin importar si eran niños, maestros o adultos”, antes de que la policía lo matara.

Fuente: EL PAÍS

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Jubilados y pensionados a Maduro: “Somos viejos, pero no gafos ¡Demuestre que es un presidente obrero!”

 “Tengo 97 años de edad y llevo 15 años caminando por todas las calles de Caracas para que nos oigan y llevando la carta...

OIT: El desempleo mundial descenderá ligeramente en 2024

Las proyecciones del último informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indican que el desempleo mundial disminuirá modestamente este año. Sin embargo, persisten...

Hansi Flick es el nuevo entrenador del Futbol Club Barcelona tras la salida de Xavi

El Barcelona reemplazó a Xavi Hernández con el ex entrenador del Bayern Munich Hansi Flick, quien comandó la goleada 8-2 del equipo alemán sobre...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo