Bienestar psicosocial para no ‘quemarse’

- Publicidad -

El bienestar mental es clave tanto en el plano personal como profesional, por lo que debería cultivarse en las empresas. Ciertamente el encierro que trajo consigo la pandemia y que implicó, entre muchas otras cosas, un cambio radical en el modelo laboral -de la noche a la mañana los empleados abandonaron las oficinas para trabajar directamente desde sus hogares- hizo que ese agotamiento físico y mental se agudizara.

Sin embargo, desde antes de que la Organización Mundial de la Salud declarara la pandemia por la COVID-19, ya en las empresas se estaba hablando sobre el síndrome del ‘burnout’ o ‘síndrome del trabajador quemado’, el cual hace referencia a la cronificación del estrés laboral.

- Publicidad -

Y si bien en todo este tiempo se ha documentado este fenómeno, todavía hay conceptos erróneos sobre lo que significa el término y sus implicaciones en el ámbito profesional, ya que va más allá de sentirse emocional y mentalmente agotado en el trabajo.

Es una condición que se prolonga en el tiempo y llega a alterar la personalidad y autoestima del trabajador, con severas consecuencias tanto para él como para la empresa donde labora, tal y como lo plantea Christina Maslach, profesora de Psicología en la Universidad de California y creadora del Maslach Burnout Inventory, una herramienta de medición utilizada para diagnosticar el síndrome.

La especialista ha asegurado en entrevistas con varios medios de comunicación, entre ellos The Wall Street Journal, que el síndrome del trabajador quemado “no se circunscribe a un empleado o empleados, sino que puede permear toda la empresa.

Esto ha llevado a reconocer cuan grave podría llegar a ser este síndrome si no se trata a tiempo y con las herramientas adecuadas. Por eso Maslach asegura que reconocer y manejar el agotamiento no solo es importante para el empleado que lo está experimentado, sino también para sus colegas y la empresa.

Una de las opciones terapéuticas para no solo prevenir, sino también para procurar revertir dicho síndrome es el mindfulness, que si se realiza con constancia y continuidad trae una serie de beneficios a nivel global: mejora la atención y el bienestar psicológico, y disminuye el estrés, la ansiedad y la depresión.

De allí que compañías hayan adoptado esa práctica para mejorar tanto el entorno, como el rendimiento de sus trabajadores. Unos empleados concentrados y desestresados son sinónimo de personas armónicas y productivas en sus quehaceres profesionales e individuales, pero hay que tener muy claro que el burnout no es un simple estrés laboral.

Este síndrome involucra tres componentes interrelacionados: agotamiento, cinismo e ineficacia, que fueron descritos por expertos de la OMS y que requieren también de atención especializada.

Al final, la disminución del rendimiento laboral, el incremento de la accidentalidad, el absentismo laboral son solo algunos de los inconvenientes a los que se enfrentan todos cuando no se cuida el bienestar psicosocial.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Irán ataca Israel con decenas de drones y misiles

El ejército de Israel anunció este sábado 13 de abril que Irán atacó con decenas drones suicidas el país, cumpliendo así su amenaza; al...

El cambio real que necesita Venezuela

La ministra de Educación, Yelitze Santaella, anunció recientemente un plan para cambiar los nombres de más de 6.000 instituciones educativas en Venezuela, argumentando que...

Sindicatos en desacuerdo con Fedecámaras sobre eliminación del modelo de prestaciones sociales

Las recientes declaraciones de Adán Celis, presidente de Fedecámaras, en las que insistió en que debería eliminarse el actual modelo de prestaciones sociales, causaron...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo