Bolsa de Valores de Caracas prevé «un segundo semestre mucho mejor”, mientras Albusdata proyecta inflación de 700%

- Publicidad -

La Bolsa de Valores de Caracas prevé un “segundo semestre mucho mejor” en cuanto al crecimiento para este 2023, mientras la firma Albusdata proyecta inflación de 700%. Así lo afirmaron Gustavo Pulido Medina, presidente del corro capitalino, y Henkel García, director de la consultora, durante el foro «Expectativas Económicas y Mercado de Valores 2023», que se realizó la tarde del miércoles en la instalaciones de firma Velice Financial Services.

En ese sentido, García, explicó que la inflación podría cerrar este año en 700%, producto de la desaceleración de la economía venezolana. «Lo que nosotros tenemos proyectado es una inflación más alta de la que tenemos ahora, que está cerca de 550%. Tenemos proyectado entre 600% y 700% como escenario base y una economía aún más desacelerada de la que tenemos», dijo.

- Publicidad -

Agregó que «mes a mes» van ajustando sus estimados, «pero con la información que tenemos hoy disponible, lo que estamos proyectando es una economía aún más desacelerada. Todavía no en contracción, pero sí con tasas de crecimiento muy bajas».

Al ser consultado sobre la posibilidad de que la economía venezolana regrese a un escenario de hiperinflación, el director de Albusdata comentó que hay tres variables que están interrelacionadas: el tipo de cambio, los agregados monetarios y la inflación.

«Esas tres variables tenían a comienzos del año pasado una tendencia un poco descendente. Después, a partir del segundo trimestre del año pasado, empezó a aplanarse y ya a finales de 2022 las tres variables, hablando en términos de variación interanuales, empezaron a tener una tendencia ascendente», sostuvo.

Henkel García aclaró que «todavía no es una dinámica propia de hiperinflación, pero de continuar (el comportamiento de la economía actual), sin duda ese episodio lo vamos a volver a vivir».

A su juicio, lo que realmente genera la inflación y presión en el tipo de cambio en Venezuela, «es la emisión monetaria del BCV para financiar el gasto público».

Un ejemplo fue lo que pasó en agosto de 2022, cuando el Ejecutivo, que según García «no tenía los recursos», canceló los bonos de vacaciones a los docentes, luego de que el Banco Central de Venezuela emitiera el dinero para pagar esta deuda.

Sobre el incremento salarial

«Si es cierto todo lo que se está nombrando de que hay 18.000 millones de dólares por cobrar, por el otro lado hay 3.000 millones de dólares porque ya se está atacando la corrupción, y que ya no van a ver esos desfalco a la nación, entonces uno pudiese decir que sí están los recursos, pero no hay garantía de ello. En cambio, si nos basamos en los recursos que tenían el año pasado, no tienen para aumentar», sentenció Henkel García al ser consultado sobre el tema salarial.

El analista no cree que el Ejecutivo pueda pagar mucho más de lo que hoy se paga. «De hecho, la misma ministra de Educación lo dijo la semana pasada: No hay recursos para pagarles a los maestros».

La presión que existe sobre el Estado para que garantice salarios dignos a los trabajadores venezolanos, en medio de un año preelectoral, lleva a García a manifestar su preocupación.

«Me preocupa que los distintos gremios del país quieren mejores salarios y esas continuas protestas, en un ambiente preelectoral y electoral para la oposición, pueden generar la presión suficiente como para que el Gobierno caiga en la tensión de mandar al Banco Central a que financie ese gasto. Si eso es así, la hiperinflación está garantizada», puntualizó el director de Albusdata.

La solución a este conflicto, de acuerdo con García, pasa por ampliar la economía venezolana, donde la producción nacional comience a producir. «Una economía que empiece a producir de manera sostenida y a una tasa de doble dígito de 15% a 20%, por lo menos, los tres primeros años. En ese escenario sí se pueden aumentar los salarios, tanto en el sector público como privado», aseveró.

Percepción de la Bolsa de Valores de Caracas

Por su parte, el presidente de la Bolsa de Valores de Caracas, Gustavo Pulido Medina, se mostró positivo para el segundo semestre de 2023, aunque las expectativas de crecimiento siguen siendo bajas para este año en comparación con 2022.

«Sí tenemos una mejor proyección a partir del segundo semestre de este año. No hemos dejado de crecer y creo que, dependiendo de las directrices que tome el Gobierno con todo lo que es la política monetaria, la política de expansión de la liquidez, podríamos ver un segundo semestre mucho mejor», expresó Pulido.

El representante de Bolsa de Valore de Caracas enfatizó que 2023 inició con una restricción de la liquidez «bastante severa», lo que ha contribuido a que los volúmenes de la bolsa bajen, así como que «las emisiones de lo que es la deuda privada no se lleven al mismo ritmo de lo que veníamos creciendo el año pasado».

Según Pulido, la Bolsa de Valores de Caracas registró en 2022 un crecimiento por alrededor de 250% en emisiones de papeles comerciales, tanto en bolívares como en dólares, e incluso, indexados. Sin embargo, para este 2023 las expectativas han bajado, producto de la inestabilidad financiera del país.

«Ya en el mes de diciembre (2022) notamos que venía cierto recalentamiento económico dentro de la plataforma. Las expectativas de ventas del sector comercial han estado por debajo. Esto hace que las empresas no quieran endeudarse para comprar nuevos inventarios, porque no han terminado de salir de los inventarios que ya existen. Esto ha hecho que bajemos sustancialmente todo lo que son emisiones de papeles», sostuvo Pulido.

En cuanto a la renta variable de las acciones en el mercado bursátil, detalló que «el índice ha tenido un buen comportamiento, aunque el volumen negociado no ha sido el esperado».

«La Bolsa es una plataforma donde las negociaciones se hacen en bolívares. En este mes, por ejemplo, que es de pago de impuestos, mucha gente sale a vender acciones para hacerse de bolívares y poder pagar los diferentes impuestos», agregó.

Pulido afirmó que la venta de acciones «ha sido masivas», debido a la necesidad de bolívares, mientras que existe una «restricción de la liquidez» con respecto a la moneda nacional. «Esto hace que todo lo que sea la plataforma accionaria se vea restringida», comentó.

Para el presidente de la Bolsa de Valores de Caracas, el uso de bolívares ha incrementado considerablemente en la población venezolana, aunque después lo cambie en divisas. «sobretodo porque el Gobierno ha tomado ciertas medidas que, aunque son impopulares como el IGTF en dólares y que se lo cobran a todos, han hecho que el bolívar tenga un poco más de actividad dentro del comercio», añadió.

Pulido recalcó que «eso no significa que la gente quiera tener bolívares, la gente se refugia en una moneda fuerte como lo es el dólar (…) Creo que la gran mayoría de la gente maneja dólares, aunque tengan que cambiar esos dólares a bolívares para poder actuar dentro de un mercado formal».

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Edmundo González y su esposa se comprometieron con la tercera edad

La esposa del candidato presidencial Edmundo González Urrutia, Mercedes López de González, acompañó a una treintena de mujeres de la tercera edad, reunidas en...

Advierte la ONU: El cambio climático amenaza a 41 millones de personas en las zonas costeras de América Latina y el Caribe

El cambio climático amenaza a 41 millones de personas en las zonas costeras de América Latina y el Caribe, según un nuevo estudio del...

Más de 1.300 síntomas están asociados a la enfermedad celíaca

La enfermedad celíaca es una patología multisistémica, autoinmune y de base genética, que no solo afecta el aparato gastrointestinal sino que puede afectar a...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo