Claudio Nazoa: Comer, reír y escribir

0
82

El humor define a Claudio Nazoa, pero además de ello, su pasión la compone una trilogía de acciones que quiere por igual: cocinar, escribir, y hacer reír.

Todo comenzó hace mucho tiempo con un títere. Los años de trayectoria  que se concentran en uno de los principales humoristas venezolanos no hubiesen iniciado de no haber descubierto su fascinación por enfrentarse a la audiencia con presentaciones de títeres, pero más importante aún, si no hubiese llegado aquel día en el que se percató que ya no necesitaba las marionetas.

Escribir llegó a él de manera innata, o muchos así lo dirían, debido a que es hijo del respetado y admirado poeta Aquiles Nazoa. Actualmente, tiene más de dos décadas escribiendo para el diario El Nacional, además de ser autor de libros dirigidos para adultos y niños, enfocados en la gastronomía y también en reír.

La cocina es el lugar que hila todo lo que le gusta hacer, porque como bien dice: “cocinando viene a mí lo que debo escribir y los chistes que quiero contar”. Por eso, Nazoa es la mezcla de los tres y es imposible hablar de él sin mencionarlos.

Además, es profesor de artes plásticas, y a pesar de lo que sus seguidores creen, niega ser médico. Relata que la confusión surgió por una de sus ocurrencias, y ahora, es quizá la que más le ha costado enmendar porque desde entonces sus seguidores creen que es doctor.

Y aunque una bata no lo cubre, su optimismo lo enviste más que sus coloridos lentes de sol, sus palabras acerca de la importancia de disfrutar la vida, de sentir y deleitarse en cada época, en especial la navideña, dan cátedra a pesar de cualquier circunstancia.

En lo concerniente a sus amigos nos habló de uno de sus más íntimos, con quien hasta tuvo un restaurante: Cayito Aponte, uno de los humoristas fundadores de Radio Rochela y de quien nos despedimos este año. Lo describió como uno de los seres más extraordinarios que conoció, y de él valora el sentido de la humildad bien llevado.

“Él era arquitecto, cocinero, un padre, el mejor cantante de ópera que conocí, un maestro”.

Nos despedidos de Claudio Nazoa para devolverlo a la Feria del Libro del Oeste realizada en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), no sin antes preguntarle qué queda de ahora en adelante, y respondió: “siempre estaré, no pienso jubilarme, a pesar de que ya yo soy un anciano en etapa terminal. Yo digo que el día en que me toque morirme, en la urna voy a tener una sonrisa porque me vacilé la vida, porque me gustó hacer lo que hice”.

No olvide ver nuestros reportajes en: www.hispanopost.com

TAGS: #ClaudioNazoa #Humor #Chiste #Risas #Cocina #Venezuela #Ucab #Arte #Comedia