Club Rottweiler de Venezuela invita a participar en el evento “Entrada de soporte y pruebas de trabajo para la raza rottweiler»

El próximo sábado 27 de noviembre el Club Rottweiler de Venezuela, junto a la Federación Canina de Venezuela (FCV) y la Federación Cinológica Internacional (FCI), certificarán a perros exclusivamente de raza rottweiler.

El juez FCI especialista de la raza, Cristian Gómez, invitado desde Colombia, se encargará de la evaluación de la estructura de los ejemplares. Mientras, Isrrael Mendoza, juez de trabajo de la FCV y de la IFR (Federación Internacional de Rotwailers) evaluará las pruebas de trabajo de los perros.

La actividad tendrá lugar en Club de Campo, San Antonio de Los Altos, estado Miranda, desde las 9:00 de la mañana.Paralelo a este evento se hará un show canino con varias razas de perros.

Una de las pruebas que deberán pasar los ejemplares es la BH de obediencia avanzada, en la que se somete al perro a pruebas de socialización, donde el dueño debe demostrar que tiene el control del animal bajo cualquier circunstancia y frente a cualquier estímulo. Debe demostrar que su perro no representa un peligro.

Una vez aprobada la BH, se puede optar por el IGP (prueba internacional de perros de trabajo, por sus siglas en alemán) en sus diferentes niveles, con pruebas de obediencia de mayor complejidad, pruebas de rastreo, búsqueda y detección (la detección solo para perros de trabajo policial) y un grupo de pruebas de defensa, ataque y agresión, que se van intensificando de acuerdo con el nivel (I, II, III). Esta prueba tiene como propósito evaluar el carácter y la utilidad de un perro para el trabajo, así como la relación con su manejador.

Por otra parte, el ZTP (prueba de aptitud reproductiva, por sus siglas en alemán) es un certificado en dos niveles: el perro puede ser «Apto para la cría» o «Recomendado para la cría» y está avalado por el Club Alemán del Rottweiler (ADRK) y la Federación Internacional del Rottweiler (IFR).

Para certificar al perro, este debe haber logrado, por lo menos, un IGP I y someterse a una evaluación física por un juez especialista, que además revisa el pedigree del perro para asegurarse de que no hay enfermedades genéticas reportadas en su «línea de sangre». También debe poseer certificaciones de no sufrir displasia de cadera ni codo, con placas aprobadas por la OFA (Fundación Ortopédica para Animales, por sus siglas en ingles), así como pruebas de sangre y de ADN, que demuestre que no sufre de ninguna enfermedad genética de las que suelen padecer los perros.

Quienes deseen participar pueden comunicarse al 0416-6070761.

La próxima certificación que se realizará será a finales de enero de 2022.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Colombianos eligirán nuevo presidente el domingo: ¿cómo quedaría la relación con Venezuela?

El próximo domingo 29 de mayo unos 38,8 millones de colombianos acudirán a las unas de votación para elegir a un nuevo presidente, en...

El grupo español DVicio cantará por primera vez en Caracas

El 9 de junio será la primera vez que el grupo español DVicio se encontrará con sus seguidores venezolanos. El concierto está previsto para...

Un país de oportunidades para todos

En un país realmente democrático la soberanía del Estado reside en el pueblo, quien, a través del sufragio, escoge periódicamente a sus representantes. Estos...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo