Envío de remesas a Venezuela aumentó en 2021: estas son las opciones para mandar dinero a familiares

Henry Pérez desde hace tres años está radicado en Arequipa, ‘La Ciudad Blanca’ en Perú. Cuenta que a lo largo de ese tiempo nunca ha dejado de mandarle remesas a su madre: cada quince días le envía entre 100 y 2.000 soles, que equivalen a 26 dólares y 520 dólares. “Yo le envío dinero a mi mamá dependiendo de lo que ella necesite y hasta puede ser antes de los quince días estipulado”, afirmó.


En Venezuela, el envío de dinero se ha convertido en una fuente importante de recursos para los hogares receptores. De acuerdo con un informe realizado el año pasado por el Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla), en el que participaron 2.231 migrantes venezolanos residenciados en más de 14 países, la remesa mensual promedio a Venezuela es de 155 dólares cada 24,5 días. También indica que el monto mensual más alto es destinado al cónyuge e hijos (170 dólares), seguido por los hermanos (141 dólares ) y luego los padres (137 dólares).


El estudio, titulado “Migracion internacional, remesas e inclusión financiera: el caso venezolano”, destaca además que los montos varían de forma significativa dependiendo el país de acogida de la diáspora venezolana.


En este sentido, las remesas más altas fueron enviadas por las personas residenciadas en Estados Unidos (212 dólares), Chile y España (154 y 145, respectivamente). En tanto, los países con la tasa más baja de envío fueron Colombia y Perú, con 106 y 95 dólares mensuales.


Sin embargo, la pandemia ha hecho cuesta arriba que los venezolanos que se encuentran en el exterior puedan seguir mandando con regularidad remesas a sus familiares. En 2020, debido a la crisis sanitaria, el envío cayó 55,8%, afirmó en agosto del año pasado la economista Corina Fung.


Ese panorama, no obstante, ha cambiado. Según el informe Coyuntura, con fecha de junio de 2021, del Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), ese año las remesas hacia Venezuela se ubicaron cerca de 2.300 millones de dólares. Esto representa un incremento de 21% con respecto a 2020, cuando estuvieron en 1.900 millones de dólares.


Al respecto, el economista y profesor universitario Hermes Pérez indicó que para 2021 se reportó un incremento de las remesas a nivel mundial y, en particular, en Venezuela. “Esta mejora en las remesas obedece a que las condiciones laborales el año pasado estuvieron relativamente mejor comparadas con las de 2020. Hay que recordar que en 2019 y 2020 no solo en Venezuela, sino en muchas partes del mundo el inicio de la pandemia propicio cuarentenas muy agresivas que prácticamente limitaron la actividad económica. Ya en 2021, con el avance de las vacunas y los procesos de vacunación en los distintos países, la actividad económica tuvo un respiro y, efectivamente, se recuperó un poco en 2021 con respecto a 2020”, expresó.


Pérez explicó que este año las remesas van a estar al “ritmo” de la actividad económica mundial. “El Fondo Monetario Internacional, en sus previsiones de crecimiento para 2022, establece que la economía mundial de los principales países avanzados va a crecer un poquito menos con respecto a 2021”, dijo.
De allí que el economista considere que las remesas en 2022 se van a mantener en niveles similares o “un poquito por debajo” de los observados en 2021. “Todo va a depender de la actividad económica”, expresó.

Casas de cambio: entre las opciones

El estudio del Cemla, que presenta los resultados obtenidos de una encuesta que se realizó en enero y febrero de 2021, también reveló cuáles eran los mecanismos que utilizaban los migrantes venezolanos para enviar las remesas a sus familiares. La vía más usada eran los depósitos directos en las cuentas de ahorro en Venezuela de sus familiares.


La segunda opción era a través de transferencias vía Zelle, las cuales suponen 15,9% del total, y los dos mecanismos menos utilizados eran hacer las operaciones directamente con familiares y amigos (15%) y transacciones a través de empresas de remesas (10,7%).


De hecho, las casas de cambios se han convertido en una opción en Venezuela para el envío y la recepción de remesas. Una de las que ofrece ese servicio es Zoom, que en su página web afirma que sus clientes pueden “de una forma fácil, segura, rápida y conveniente” enviar y recibir dinero sin contratiempos ni riesgos desde Estados Unidos a cualquiera de sus oficinas, a través de Western Union.


Western Union, por su parte, es una compañía con sede en Estados Unidos que ofrece servicios financieros y de comunicación. Como parte de los requisitos para enviar dinero a Venezuela están: la persona debe tener 18 años de edad; ser ciudadano venezolano o extranjero con un documento de identificación válido y solo se pueden enviar hasta 600 dólares (o su equivalente en moneda local) por día. El monto máximo de envío en un mes es de 4.000 dólares o su equivalente en moneda local.


En cuanto a la recepción del dinero en Venezuela, el cliente en el país debe registrar o actualizar su información en la página de Zoom, podrá recibir hasta 7.500 dólares (o su equivalente en la moneda local) por transferencia, debe presentar una identificación emitida por el Gobierno para retirar el dinero, presentar el número de transacción (MTCN), las monedas de pago son VIB (bolívares) y debe tener al menos 18 años de edad, entre otros requisitos.


César Atencio, presidente de Zoom Casa de Cambio, destacó el 18 de noviembre del año pasado que los usuarios tendrían nuevamente la oportunidad de enviar su dinero desde Estados Unidos hacia Venezuela a través de sus servicios de envío y recepción de dinero con Western Union.


Italcambio, empresa que abrió sus puertas en 1948, también ofrece ese servicio. Asegura que ha desarrollado una plataforma tecnológica confiable para que los clientes se registren en línea y reciban “de forma rápida y cómoda” información personalizada para el envío de remesas de dinero.


MoneyGram International es una empresa de transferencias monetarias que, actualmente, usan emigrantes venezolanos y familiares para enviar y recibir remesas en especial desde Perú.


Para enviar dinero a Venezuela a través de esa compañía, el usuario debe, primero, buscar un agente autorizado de MoneyGram. Después, para realizar el envío, se requiere: identificación oficial (pasaporte, carnet de extranjería, permiso de residencia o DNI), calcular el monto que se desea enviar, más el monto para pagar la tarifa de envío, y el nombre completo del destinatario. Completada la transacción, se le notifica al beneficiario y el dinero estará en Venezuela para ser cobrado en la agencias bancarias y casas de cambio autorizadas.

Otra modalidad: uso de aplicaciones

También se están usando aplicaciones, tanto en Venezuela como en el exterior, para el envío de remesas. Algunas de ellas son Xcoop, Zinli, Xoom y Retorna y todas se pueden descargar en los teléfonos inteligentes para hacer las transacciones.


Xoom es un servicio de envío de dinero gestionado por PayPal, que utilizan los venezolanos para enviar o recibir dinero de otros países. A diferencia de este, no se trata de un monedero electrónico y no es preciso que el beneficiario de la transferencia tenga una cuenta con ellos.


Melissa Hernández, venezolana residenciada en Bogotá, comentó que familiares y amigos que están en otros países le han enviado dinero a Colombia y viceversa a través de la aplicación Xoom y la casa de cambio Wester Union.


“Paypal me parece que es una aplicación rápida, ya que si se hace un pago de una cuenta a otra de esta misma aplicación la transacción se hace rápido. Y Western Union también es rápida tanto para enviar como para retirar el dinero”, dijo.


Sin embargo, para enviar dinero a Venezuela ella usa otro mecanismo. Desde hace aproximadamente cuatro años que vive afuera de Venezuela le envía de remesas a su madre, quien reside en Caracas, a través de un intermediario que le cobra una comisión y le realiza una “transacción rápida y eficaz” en bolívares a su mamá.


“Para enviarle dinero a mi mamá le transfiero pesos a una persona de confianza que tiene una cuenta en Bacolombia, que es el mismo banco que utilizo. Luego, esa persona se encarga de convertir los pesos en bolívares y los transfiere a la cuenta que maneja mi madre en Venezuela. Considero que para mi mamá es la manera más sencilla, porque es una persona mayor y las aplicaciones o casas de cambio son más complicadas para ella”, explicó.


Hernández sostuvo que desde que emigró de Venezuela le envía dinero a su madre cada dos o tres meses y la cantidad de 50.000 pesos, que serían aproximadamente 13 dólares. “Antes podía enviar más y de forma mensual, pero por ahora no puedo enviar más dinero”, aseguró.


Otra aplicación es Xcoop, un joint venture internacional conformado por compañías de servicios fintech, instituciones financieras y proveedores de tecnología. Se trata del primer ecosistema de pagos basado en el envío de remesas de dinero desde, hacia y entre los países de América Latina.


Xcoop permite enviar dinero desde Argentina y Chile a Venezuela, sin comisión ni gastos en destino. Las transacciones se pueden realizar bien sea ingresando a su aplicación móvil o página web. Sin embargo, hay un límite: 50 dólares por transferencia.


Zinli es una billetera virtual creada por la empresa MFTech S.A, que permite transferir dólares en el momento que se desee y sin intermediarios desde cualquier país. La cuenta se recarga con una tarjeta de débito o crédito y es otra vía para que los venezolanos en el extranjero envíen remesas a sus familiares. Los usuarios pueden registrarse desde cualquier ciudad en Venezuela.


La aplicación Retorna fue creada por un grupo de jóvenes venezolanos. A través de la tecnología facilitan hacer envíos de dinero desde “cualquier momento y el cualquier lugar” de una forma “rápida, fácil y segura”, señalan en su cuenta de Instagram.


También informan que cambian bolívares desde Chile y Venezuela “en menos de 10 minutos” y que el proyecto cuenta con el apoyo de la Corporación de Fomento de la Producción de ese país.


“Creamos Retorna para ayudar a esa gran parte de la población venezolana que se encuentra en el extranjero, trabajando incansablemente por salir adelante y que son un claro ejemplo de superación y fortaleza para todos. Para ellos, poder enviar dinero se volvió algo permanente y por eso Retorna se convierte en un aliado poderoso: damos las mejores tasas del mercado y permitimos que los envíos lleguen en aproximadamente 2 horas a Venezuela. Además envían ellos mismos con solo su teléfono móvil”, indican en su cuenta de Facebook.


Y, por último, está Valiu, una aplicación móvil para pagos y transferencias en dólares, usada principalmente en Venezuela y Colombia. No obstante, a principios de diciembre de 2021, el CEO y fundador de la compañía, Simón Chamorro, anunció a través de un comunicado que cerraba sus puertas en el país tras más de tres años de servicio, alegando dificultades por “riesgo político” y por no contar con personal en territorio venezolano. Explicó que identificó cinco problemas que están “fuera” de su control, por los cuales decidió “colgar los guantes”.

Si no son remesas son mercados de comida

Margori González, quien vive en Venezuela y sus hijas en Chile desde hace algunos meses, afirmó que recibe remesas de ellas a través de un intermediario que les cambia el peso chileno por el bolívar y después le hace una transferencia a sus bancos en el país.


“Antes de que mis hijas vivieran en Chile vivían en Perú y para enviar remesas a Venezuela desde que emigraron lo han hecho a través de una persona de confianza que también es venezolana y tiene cuentas aquí en el país. Ellas me transfieren en peso chileno y luego me hacen una transferencia en bolívares. Y por una casa de cambio nunca lo hemos intentado”, explicó.


Contó que además de recibir remesas, es decir, dinero por transferencia, sus hijas le envían un mercado que realizan y cancelan a través de la plataforma Coco Mercado. “En noviembre del año pasado me enviaron un mercado con la gente de Coco hasta mi casa y por medio de un delivery de ellos lo retiré sin ningún problema. El servicio fue muy rápido y eficiente, porque los productos estaban ordenados y me agradó”, expresó.


González enfatizó que sus hijas le envían remesas cada dos o tres meses, o mensual si tiene alguna necesidad puntual. “A veces me mandan entre 10, 15 o 20 dólares, porque si me mandan mercado de comida ya los siguientes meses me mandan poco dinero porque me rinde. Pero si yo necesito algo les digo”, agregó.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Reuters: Delegación de EE.UU. no logra liberación de estadounidenses detenidos en Venezuela

Una delegación estadounidense encabezada por el principal negociador de rehenes del presidente Joe Biden, Roger Carstens, finalizó el jueves una visita a Venezuela después...

Una gesta cívica para todos por igual

El 5 de julio de 1811, Venezuela se proclamó como un pueblo libre cuando los representantes de las provincias de Caracas, Barcelona, Margarita, Cumaná,...

Padres se acogen al sistema de apartado de los comercios para comprar los regalos del Día del Niño

El domingo 17 de julio se celebra el Día del Niño y los padres y madres se aprestan para obsequiar a los hijos e hijas...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo