Expertos asegura que no hubo victorias “absolutas” el 21N y aconsejan una reorganización de cara a 2024

Casi una semana después de los comicios regionales y locales del 21 de noviembre en Venezuela expertos electorales y politólogos invitan a estudiar en detalle los resultados obtenidos en dicha contienda, más allá de solo interpretar el mapa “rojo–rojito” que se mostró la madrugada del lunes 22, cuando el Consejo Nacional Electoral (CNE) ofreció el primer boletín oficial.

A juicio del politólogo y coordinador del Centro Gumilla en el estado Lara, Piero Trepiccione, el psuvismo se mostró decrecido en estas elecciones: “Efectivamente, no puede vanagloriarse el gobierno de una victoria electoral por la cantidad de alcaldías perdidas, adjudicadas a otros partidos políticos u otros movimientos distintos al PSUV. En ese caso hay que más bien evaluar la forma en que el psuvismo logró hacer reingeniería política, reinterpretarse y buscar la manera de dividir, sobre eso se soportaba la estrategia del psuvismo”.

Insistió en que “el psuvismo está decreciendo como lo muestran los estudios de opinión y podemos hablar de una influencia psuvista en cuanto al Registro Electoral de 16%-17%. Pero con relación a todo el proceso histórico del PSUV y a todo el comportamiento electoral alrededor del psuvismo, hay una disminución importante en el apoyo y eso se refleja en la votación obtenida el pasado 21 de noviembre”.

Similar a la evaluación que hace la urbanista con experiencia en marketing pollítico, Carmen Beatriz Fernández: “En números grueso creo que más allá del mapa rojo rojito -que salió la primera noche que buscaba más un efecto propagandístico para desmoralizar al adversario y para instalar una narrativa internacional- a medida que han ido saliendo los datos se ve que ese mapa rojo rojito no es tal como se pinta. Cuando haces el conteo de la votación nacional, que termina siendo lo más importante, tienes que ver que el oficialismo obtuvo la mayor de las minorías, es decir, 45% en voto nacional”.

Para Fernández, es más importante evaluar el voto nacional en contraposición a las gobernaciones ganadas por el oficialismo, «lo cual deja en clara evidencia que son minoría en el país y que tienes una mayoría, un 55%, que le adversa y esto frente a un número bastante bajo de participación que tiende a beneficiar al oficialismo, pese a que en este proceso también hemos visto que el voto oficialismo ha estado desmotivado”.

Un tope para el oficialismo

Para el consultor político Raniero Cassoni, se puede hablar de “un tope” para el oficialismo. “Más allá de que sea positivo para el chavismo o para el madursimo, en este caso lo positivo es que se han lavado un poco la cara ante el organismo internacional, pero han logrado siempre unas elecciones donde sus condiciones sean favorables. Sin embargo, han encontrado un tope, no han logrado superar el 20% del electorado. Su votación es la más baja de los últimos años, dejan mucho que desear y cuando vemos su narrativa, vemos que se han distanciado del rojo que tenían antes”.

Los expertos aseguran que el número de alcaldías ganadas por la oposición, 117 en total de acuerdo con el segundo boletín del CNE, es una evaluación positiva para quienes adversan a los representantes de Nicolás Maduro. “La oposición tenía 27 alcaldías, hoy pasa a un número mucho mayor y que, en definitiva, nos hace ir mucho más allá de si gana o no el madurismo, porque no ganó terreno. Recuperó una gobernación, pero perdió una cantidad de municipios bastante importante, lo que gana importancia cuando se está jugando sobre un tablero de oposición fragmentada que no ha sido capaz de coordinarse con un objetivo único”, señaló Cassoni.

Fernández aseveró que su balance tiende a lo positivo: “Es una elección bastante normalizada, dentro de lo aberrada que pueden ser las elecciones que ha habido en Venezuela en los últimos procesos, y es bastante normalizada en el sentido de que nadie salió totalmente derrotado o totalmente victorioso, lo cual, en sí mismo, es una señal de convivencia democrática en un sistema. Evidentemente, hay algunos ganadores y algunos perdedores, pero no podría decirse que son resultados totalmente humillantes para ninguna de las partes que estaban participando en esta contienda”.

Dijo que si se evalúa en detalle los resultados de la alcaldías seguramente la oposición obtenga mejores números que el oficialismo. “Creo que esas 117 alcaldías pueden constituir una nueva plataforma, una nueva institucionalidad. Son 117 alcaldías que no están bajo el control oficialista y que además si se hicieran mapas poblacionales, viendo cuánta gente vive en esos 117 municipios, tendríamos un número mayor que la gente que vive gobiernos municipales oficialista. No solo cuenta el número de alcaldías, sino la influencia poblacional que tienen esas alcaldías”.

Nuevas estrategias políticas de la oposición

Trepiccione sostuvo que los resultados deben ser evaluados frente a la necesidad de la oposición de armar nuevas estrategias políticas y electorales de cara a los venideros comicios presidenciales de 2024. “Estos resultados electorales nos muestran la necesidad del foco, la necesidad de articular bien las cosas y proyectar bien el trabajo político, no se puede vivir la política de abstracciones. Tenemos que vivir de realidades. Una vez más la realidad nos ha estallado en la cara. Entonces, en ese sentido, es importante que la oposición pueda hacer rearticulación de fuerzas, pueda estudiar bien los resultados y tener claridad en rearticularse, es decir, no se puede seguir atacando a otros grupos opositores o a las oposiciones o desacreditando a las oposiciones como tal”.

Similar a lo que sugerió Henrique Capriles a principio de semana, el politólogo insistió en la rearticulación de las fuerzas democráticas. “Hay que más bien buscar la manera de articular todas estas oposiciones y generar una actividad política bien encaminada, bien coherente, que permita alinearse con este descontento generalizado de la población de cara al 2024. Allí está el tamaño del PSUV y el tamaño de las fuerzas democráticas. Hay que apuntalar esa dimensión de focalización de estrategia política para que esa votación de las fuerzas de oposición se traduzca en una posibilidad real de obtener victorias electorales de ahora en adelante”.

Explicó que “con los resultados de los gobiernos locales fácilmente se puede deducir que el psuvismo ha reducido su influencia en el país. Ha reducido su capacidad de generar votos, más allá de las victorias obtenidas y que su ejercicio político en los últimos tiempos ha estado más orientado hacia la reingeniería política y la forma de dividir y disuadir el descontento generalizado de la población y fragmentar a la oposición, para que no logre articular o alinear a las fuerzas. El psuvismo ha disminuido su influencia, inclusive en zonas donde tradicionalmente eran imbatibles, zonas rurales del país que fundamentalmente votaban promovidas por el clientelismo político. En esta oportunidad, por la disminución de recursos, el chavismo se concentró en zonas urbanas y no en zonas rurales, los resultados así lo muestran”.

Para Cassoni, las elecciones pasadas fueron una confirmación de que“Venezuela va a seguir bajo un régimen de presión, ausencia de libertades en la medida que no exista una coordinación por parte de la oposición. La verdad es que la oposición no ha tenido un elemento estratégico que pueda servir para ganar espacios y para lograr un cambio político en Venezuela. Por ello, la oposición está condenada a reorganizarse o desaparecer. Sino lo hacen ellos, llegarán varios outsider que tratarán de reorganizar a las fuerzas democráticas”.

Más del autor

Keissy Bracho
Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Audiovisual Especializada en Comunicación Política, Opinión Pública, Marketing Político, Gestión de Políticas Públicas. Aprendiendo de Género

Artículos relacionados

Lo más reciente

El peso colombiano comenzó su internacionalización en el estado Táchira

“¡Quien controla la moenda, controla un país!”, dijo la vicepresidenta Delcy Rodríguez, en su rol temporal de ministra de Economía y Finanzas, durante su...

Con colorantes naturales tiñen piezas del hogar para promover el consumo sustentable en Venezuela

Teñir piezas textiles con colorantes naturales es “un oficio ancestral”. Esa es la primera frase que dice Adriana Dávila sobre el resultado de su...

Reinventan los tradicionales tequeños con colores y sabores no convencionales

DA&WI Antojitos es un emprendimiento de Los Altos Mirandinos, ideado por Daniela Linares. Ella decidió reinventar la tradicional forma de consumir los tequeños y...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo