IUTA: El primer instituto universitario público que surge de una empresa privada para impulsar la agroindustria

- Publicidad -

El Instituto Universitario de Tecnología Agroindustrial (IUTA) es el primer centro de formación universitaria público que surge de la mano de una empresa privada: JHS Grupo, con el objetivo de formar a los futuros profesionales de la agroindustria venezolana, principalmente a quienes se encuentran en las zonas rurales.

Andrónico Varela, subdirector del IUTA JHS y vicepresidente del Grupo JHS, detalló que este instituto universitario cuenta con tres carreras aprobadas: TSU en Protección Avícola, TSU en Producción Agroindustrial y TSU en Tecnología de Alimentos.

- Publicidad -

«Las personas que estudian en el IUTA son de las zonas aledañas en donde están nuestras unidades de operaciones, personas que tal vez no tienen los recursos para costear lo que significa la educación universitaria en otro lugar», dijo Valera.

Indicó que este instituto también funciona bajo una figura de becas, que son otorgadas por un grupo de empresas que forman parte de JHS Grupo.

«Becas que comprenden todo lo que es el proceso formativo, alimentación, transporte. El IUTA cuenta con un conjunto de facilidades que van desde unos transportes que siguen rutas en las zonas, que traen a los estudiantes y profesores hasta las instalaciones del IUTA en la granja y todo lo que tiene que ver con la alimentación y las actividades complementarias que se desarrollan en las unidades de producción», afirmó Varela.

A su juicio, una de las características diferenciadoras del modelo educativo que imparten en el IUTA, es que se trata de una formación integral.

«No solo se hace énfasis en la aprobación de las materias que están aprobadas por en la malla curricular del Ministerio de Educación Universitaria, sino que también se busca desarrollar competencias que les permitan a la persona adaptarse al medio de trabajo y eso lo hacemos mediante la filosofía del aprender haciendo para después ser aplicada en el campo de trabajo», agregó el subdirector.

Destacó que el IUTA JHS también cuenta con la incorporación de tecnologías de información y comunicación, para enseñar a los estudiantes el uso de herramientas necesarias para mejorar la productividad.

«Hoy en día para tener una educación de calidad, hay que romper las banderas de espacio y tiempo para poder contar con asesorías y poder compartir conocimientos con profesionales que se encuentran lejos de las zonas geográficas en la que se encuentra el IUTA. Eso ha sido un proceso que hemos tomado con mucha responsabilidad, seriedad y responsabilidad, desarrollando toda la infraestructura tecnológica para tener un internet de calidad en las instalaciones del instituto», enfatizó.

De hecho, aseveró que desde el instituto universitario dotan a los estudiantes con equipos de computación, como «una laptop para cada uno de ellos, con la finalidad de que puedan conectarse y compartir información con profesionales del mismo grupo que se encuentran en otras ciudades y en otras partes del mundo».

Valera explicó que la idea de esta herramienta es fortalecer el conocimiento de estudiante a través del trabajo que viene realizando JHS Grupo, como especialista en producción agroindustrial

Retos: adaptarse a las nuevas tecnologías

El vicepresidente de la mencionada empresa comentó que, a pesar de la formación en materia de tecnología que ofrece el IUTA a los futuros agroproductores, el avance  tecnológico continúa cambiando la forma de cómo se desarrollan los procesos productivos y comerciales de la agroindustria.

«Todas estas nuevas tecnologías tienen el potencial para aumentar la productividad, la calidad y la eficacia de estos procesos, pero también lo hacen más complejo. El reto que tenemos dentro del proceso de formación de la agroindustria es el desarrollo de las competencias para entender estas nuevas tecnologías, reconocer el potencial que esas tecnologías pueden tener sobre los procesos que están a su alcance y en los que intervienen y darle herramientas para que puedan adecuar e implementar esa tecnología de forma exitosa», describió.

En ese sentido, Valera indicó que uno de los puntos en el que trabaja el IUTA JHS es justamente en el tema de la agrotecnología, con el objetivo de modernizar sus procesos de enseñanza y aprendizaje.

No obstante, aseguró que todos los estudiantes tienen acceso a todas las unidades de producción de JHS Grupo, en producción de pollo, incubación y gallinas ponedoras, «de forma tal que ellos vean que todo lo que se está haciendo, lo puedan llevar al campo de forma inmediata».

Creación del IUTA JHS

El IUTA nació como un proyecto de responsabilidad social de JHS Grupo hace más de 10 años, con el propósito de brindar capacitación y formación a los jóvenes de las zonas rurales de producción agroindustrial, donde se ubican las unidades de producción de la empresa.

Sin embargo, no fue hasta el año 2019 cuando recibió la aprobación del Ministerio de Educación Universitaria para funcionar como instituto universitario.

«Con el paso del tiempo y por la aceptación que tuvo el IUTA con su propuesta educativa, el alcance se fue ampliando. Las instalaciones destinadas a ese proceso de aprendizaje fueron creciendo y todo esto dio pie a que se planteara formalmente un proyecto de creación de un Instituto Universitario de Tecnología Agroindustrial», relató el subdirector.

Indicó que este proyecto también se logró gracias al apoyo de profesionales de la Universidad Nacional Experimental del Táchira, Universidad Central de Venezuela, Universidad Francisco de Miranda y Universidad Rómulo Gallegos.

«Gracias a la colaboración de todos esos aliados, se pudo diseñar unos programas de formación actualizados, pertinentes, que nacieron de una identificación de las necesidades de formación que tenía el medio agroindustrial para de allí definir las competencias que se requerían en los futuros profesionales de la agroindustria y diseñar todo el conjunto de programas de formaciones y la malla curricular basado en ese concepto», añadió.

Resaltó que la formación y educación en el IUTA «va orientada a la investigación como vía para poder resolver problemas» de la agroindustria venezolana.

El proceso de aprendizaje del IUTA también va acompañado de una «formación complementaria», abordando temas como el emprendimiento, la música, el deporte, la cultura y la recreación de los futuros profesionales.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

La Montserratina nominada a Premios CIMA 2024

Los Premios CIMA, fundados en 2020 como una iniciativa de los productores del Congreso Internacional de Marketing, se han convertido en un referente para reconocer...

Ecuador y Venezuela chocan en duelo de equipos que nunca han sido campeones de la Copa América

Ecuador y Venezuela animarán el sábado el primer partido de la Grupo B de la Copa América, un enfrentamiento entre las únicas dos selecciones...

Grupo San Simón presenta al público una económica y nutritiva opción alimenticia

Desde el punto de vista de la Norma Venezolana COVENIN 1481, la leche en polvo es aquella que se fabrica a partir de la...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo