Los consumidores aumentan la actividad digital a pesar de que la preocupación por los fraudes crece

Las transacciones financieras digitales se han convertido en moneda corriente en los últimos años y han generado consumidores entendidos con una conciencia mayor sobre el fraude y la función que las herramientas de identificación y seguridad cumplen para protegerlos. El Informe anual global sobre identidad y fraude de Experian reveló que más de la mitad de los consumidores encuestados en todo el mundo han sido víctimas de un fraude o conocen a alguien que lo ha sido, y que para ellos el robo de la identidad ha sobrepasado al robo de datos de la tarjeta de crédito como preocupación principal. A pesar de estas inquietudes, la mayoría de los consumidores encuestados afirma que su actividad en línea aumentará en los próximos tres meses.

Los delincuentes buscan constantemente el camino que ofrezca menos resistencia, y para combatir contra ello las organizaciones deben ser igualmente agresivas en el uso de los datos como defensa, al priorizar las inversiones en la detección y prevención del fraude y probar a los clientes que su seguridad es fundamental”, indicó Eric Haller, vicepresidente ejecutivo y gerente general global de Identidad y Fraude de Experian.

Los consumidores de todo el mundo valoran la seguridad en su experiencia en línea por sobre otros factores. Las entrevistas realizadas a los participantes revelaron que, para muchas personas, equilibrar la necesidad de seguridad con la practicidad de las transacciones en línea se reduce a en qué empresas confían. Los proveedores de sistemas de pago, las empresas de tarjetas de crédito, los proveedores de tecnología y los servicios de streaming son las empresas en las que los consumidores más confían en lo que respecta a cuestiones de seguridad en línea.

Los consumidores también expresaron que, independientemente del tamaño de la empresa, si una marca proporciona experiencias digitales positivas sistemáticamente, confiarán en que la organización está protegiendo sus datos. El cincuenta y siete por ciento de los consumidores declara estar dispuesto a compartir datos si eso garantiza más seguridad o evita el fraude, y espera que las empresas los protejan a cambio.

Casi el 75 por ciento de los consumidores espera que las empresas tomen las medidas de seguridad necesarias para protegerlos en línea. Este hecho no es sorprendente para las empresas, ya que la mayoría espera que los consumidores mencionen la seguridad como una prioridad principal. Además, independientemente de la inversión de la empresa, el 70 por ciento de las empresas afirman que prevenir el fraude es su preocupación principal: la cifra más alta hasta ahora.

La investigación indica que todavía existe una brecha considerable entre la opinión de los consumidores y las intenciones de las empresas en cuanto al reconocimiento de la identidad. Solo un tercio de los consumidores confían en que las empresas reconocerán su identidad repetidamente en línea, aunque el 84 por ciento dice que reconocer a los clientes es muy o sumamente importante. Y no hay líderes indiscutibles en términos de qué método de identificación y seguridad prefieren los consumidores; el reconocimiento físico biométrico y el envío de códigos PIN a los dispositivos ocupan los dos primeros lugares.

El 6.º informe anual global sobre identidad y fraude se puede descargar aquí: https://bit.ly/GIDFR22

Otros hallazgos que el informe anual sobre identidad y fraude de este año ha dejado al descubierto son los siguientes:

  • El 77 por ciento de los consumidores afirman que su preocupación aumentó luego de experimentar un incidente de fraude en línea; esta preocupación fue más alta en Colombia, Perú y Brasil.
  • El 83 por ciento de los consumidores dicen que la seguridad es el factor más importante en la experiencia en línea. Esa cifra es más alta (89 por ciento) en Colombia, Chile, Irlanda y Sudáfrica.
  • El 95 por ciento de los pertenecientes a la generación del baby boom menciona la seguridad como el aspecto más importante de su experiencia en línea, 10 puntos porcentuales más que sus homólogos de la generación Z.
  • Los pertenecientes a la generación del baby boom se sienten más seguros con el reconocimiento físico biométrico, más que sus homólogos más jóvenes (personas de 18 a 25 años). También confían más en la biométrica del comportamiento.
  • Las empresas dicen que mejorar la experiencia digital del cliente es primordial; el porcentaje más alto (más del 90 por ciento) se da en Indonesia, India, Brasil, Chile, EE. UU. e Irlanda.
  • Solo 1 de cada 5 consumidores declara que le han ofrecido una opción de formulario prellenado como parte de su experiencia digital de apertura de una cuenta.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Expo Kids abre de la mano de Auri Castillo

Este viernes 19 de agosto será la inauguración de la sexta edición de “Expo Kids: la ciudad de los niños” y estará hasta el...

Sebastián Yatra hizo dúo con Lasso

El cantante colombiano Sebastián Yatra se animó a cantar un verso inédito del tema "Ojos marrones", de Lasso. El intérprete respondió al challenge que el...

Los Ángeles tiene un rey: LeBron James y los Lakers acuerdan una extensión millonaria por par de temporada

Queda ‘Rey’ para rato en Los Ángeles, luego de que LeBron James y los Lakers llegaran a un acuerdo para prolongar la relación que...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo