Necesitan más ingresos: empleados públicos también trabajan en el sector privado

La continua caída del poder adquisitivo de los trabajadores del sector público hace que muchos de ellos combinen la faena con otra ocupación en la empresa privada, donde incluso les pagan más, aseguraron fuentes sindicales.

«A raíz de la pandemia, me emplearon como empaquetadora en una fábrica de alimentos donde acudo en la semana radical. Así entra más plata a la casa», contó una maestra.

Un funcionario del área de contabilidad de un ministerio narró: «Trabajo como vigilante nocturno en el edificio donde vivo en la parroquia Altagracia. El sueldo y los bonos que me pagan en el ministerio son insuficientes y con los 50 dólares mensuales de la vigilancia privada redondeo el ingreso familiar».

Antonio Suárez, directivo de la Federación Única Nacional de Empleados Públicos (Fedeunep), destacó que casi todos los trabajadores del Estado tienen otra ocupación tanto en la empresa privada como en el sector informal de la economía para poder afrontar los gastos básicos del grupo familiar.

Precisó que el desempeño en la segunda ocupación no siempre está relacionado con la profesión o la función que el trabajador realiza en el organismo estatal.

El representante de Fedeunep explicó que el ingreso devengado en las empresas privadas es muy superior al del trabajo principal.

Apuntó que el ingreso promedio en el sector privado se ubica en 80 dólares al mes, mientras que la paga en el sector público es más baja y en bolívares.

Según la tabla de sueldos de la administración pública, los funcionarios ganan entre 7 y 43 bolívares mensuales. Este último corresponde al tramo más elevado de la escala y a los trabajadores con postgrado. Además del salario, están los bonos y primas contractuales y los bonos de la página Patria.

«Esto coloca el ingreso mensual de los empleados públicos al equivalente de entre 17 y 25 dólares», sostuvo el dirigente.

Dick Guanique, coordinador del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato (Fadess), recordó que esta modalidad laboral surgió de la necesidad de los empleados públicos de obtener mayores ingresos para compensar los bajos salarios que paga el Estado.

El representante de Fadess refirió que la forma de contratación de las empresas privadas es a destajo y en un horario que se puede compartir con el trabajo principal.

Agregó que las áreas del sector privado en las que se desempeñan esos trabajadores son: textil, comercial, distribución, servicios y limpieza, entre otros.

Ambos sindicalistas coinciden en que esta doble faena en las compañías y comercios privados se da en menor medida respecto a los empleados públicos que comparten el organismo con actividades en el sector informal de la economía.

«Es difícil ahora establecer el número exacto de trabajadores que realizan la doble faena. Por ello, es necesario hacer un censo -presencial no virtual- para cuantificarlos», consideró Suarez.

Agregó que esta medicion será cuando los trabajadores se reincorporan plenamente a sus puestos una vez superada la COVID-19.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Turistas rusos que visitaron Venezuela aseguran que es el país más colorido de Sudamérica

En mayo de 2021 fue inaugurada una ruta aérea que conecta Caracas con Moscú, capital de Rusia, y es operada por la aerolínea estatal...

Manuel Rosales: Es fundamental reactivar la industria petrolera en Zulia

Como parte del acercamiento que ha tenido el gobernador electo del estado Zulia, Manuel Rosales, con las diferentes cámaras y gremios de la entidad,...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo