PGA Group: Empresas venezolanas se adaptaron a la pandemia

El director general de la consultora en capital humano PGA Group,  Iván Acosta, aseguró que la pandemia de la COVID-19 obligó a los empresarios venezolanos a adaptarse a las nuevas necesidades de los usuarios. Dijo que pese a lo que se podría esperar, el confinamiento y las limitaciones por la cuarentena potenciaron la creación de nuevos negocios, como los servicios de entregas a domicilio, e hicieron que las compañías se reajustaran en términos de personal, estructuras organizacionales y nuevas estrategias de mercadeo para paliar la crisis.

-¿Cuál ha sido el comportamiento de las empresas venezolanas frente a la crisis que ha generado la pandemia?

-Las empresas han pasado por varias etapas de entendimiento y aceptación directa del fenómeno, porque era un tema desconocido. Había problemas de atemporalidad, porque no se sabía si duraba mucho o poco. Hubo sectores afectados y otros que pudieron sobrevivir. Las compañías tuvieron que revisar cómo seguir adelante frente a un fenómeno que va a tener una atemporalidad incierta, por lo que muchas se han visto afectadas con el tema de capital humano, porque si no opero no vendo. ¿Cómo pago salarios?

Por ello, a las empresas y a los empresarios les ha tocado replantearse cambios en las estrategias de trabajo y en las estructuras organizacionales. Es una suerte de muchas cosas que han tenido que ir cambiando y probando, y que se seguirán haciendo para mantenerse en pie hasta que se formalice el fin de la pandemia.

-¿Nos podría ampliar la información sobre qué están haciendo las empresas, incluyendo las venezolanas, para paliar la crisis?

-Las empresas lo que han hecho es plantearse un proceso de adaptación continuo a lo que va sucediendo en la economía y con las consideraciones de que sean en Venezuela. La mayoría de las empresas se ha tenido que replantear sus estrategias para no caer frente a la pandemia.

Entre las estrategias se encuentran:

-Replanteamiento del modelo de negocio

-Enfoque en el cambio de prioridades de la empresa

-Reajuste en los cargos y funcionamientos de los empleados

-Adecuación al funcionamiento virtual

Acosta añadió que hay quienes se han arriesgado a volver a sus puestos de trabajo de manera presencial, pero resguardando la salud de sus empleados: “¿Cómo hago para que el riesgo que supone operar desde el lugar no arriesgue la salud de los trabajadores? ¿Cómo hago para sobrevivir en estas condiciones y que el proceso no socave en lo más profundo de mi empresa? Una de las fortalezas de negocio es un replanteamiento de la idea”.

El experto afirmó que Venezuela atravesó este proceso sola. “Muchos países tenían ayuda del sector privado, en Venezuela no ha habido ningún tipo de apoyo. Las empresas han tenido que transitar solas esta crisis y han aplicado su mejor fórmula para sobrevivir”.

-¿Qué debe hacer un empresario para manejarse ante la crisis provocada por la pandemia?

-La crisis ha traído consigo unas necesidades de servicios que antes no existían, por ejemplom los delivery. El hecho de no trasladarme hasta el sitio por seguridad o por miedo al contagio hizo que surgiera el servicio de delivery, algo que antes no existía en Venezuela. Era un negocio principalmente dominado por las pizzerías o los restaurantes de comida china, pero nosotros no teníamos esa cultura de pedir a domicilio.

Ahora estamos frente a un negocio que ha capitalizado buena parte de los servicios en general. Vemos que farmacias, restaurantes, licorerías y hasta tiendas de ropa o zapatos ofrecen el servicio a domicilio. Así fue como la pandemia le ha presentado una solución al mercado venezolano. Las empresas se movieron muy rápido y se adaptaron a la situación del momento.

Sobre si esto es una estrategia de negocio que se mantenga en el tiempo, es de evaluarse. Su duración está por verse, porque ciertamente resuelve cierta parte de las necesidades económicas. También en términos de salud hay que ver si esa tendencia se mantiene, hasta ahora parece que funcionó perfectamente”.

-¿Considera, entonces, que el venezolano ha sabido adaptarse a las dificultades de la pandemia, incluso aquellos que se han arriesgado a emprender en medio del caos?

-Nosotros siempre hemos sido un país de emprendedores, ahora más que nunca surge esa necesidad porque lo busco como negocio principal o como complementario, que es el famoso rebusque. En Venezuela siempre ha habido la nostalgia de querer innovar en muchas cosas, de salir adelante con nuevas ideas.

Hemos visto como muchas personas han hecho micro emprendimientos desde sus casas, hasta cosas y negocios más elaborados. Hay que entender que si una persona que vive en el Bloque 5 del 23 de enero decide montar una tienda ahí es porque sabe que hay una necesidad, porque lo estudió y supo ganarle a la situación.

Ahora lo que no sabemos es si eso será sostenible en el tiempo, porque los modelos tienen ir a una modalidad nueva. A la gente le gusta ir al supermercado, tener variedad y hay que reconocer que no siempre los precios de esas nuevas opciones son los más económicos. Así que la economía misma los irá ajustando”. 

El teletrabajo: ¿seguirá siendo la opción en Venezuela?

Mucho se ha aconsejado sobre cómo organizar los espacios dentro de la casa para adecuarlos, de la mejor manera, para el trabajo. Es importante mantener una óptima ergonomía y la mejor salud física y mental, ya que todo esto puede influir de forma directa en el día a día del empleado, más en Venezuela, donde el servicio de Internet suele fallar con frecuencia. 

Ante esta situación, Acosta reiteró la importancia de tomar en cuenta los siguientes factores para que el trabajo remoto sea más fluido:

-Cultura organizacional

-Espacio e infraestructura donde se trabaja en cuanto a condiciones sociales

-Personalidad del empleado

-Ergonomía laboral

Detalló que se parte por la cultura organizacional, es decir, que tanto las empresas como los demás compañeros de trabajo entiendan y respeten el valor y la necesidad, para el momento, del teletrabajo. “No es que por que yo sí voy a la oficina, pero mi compañera no, entonces, mi trabajo será mejor que el de ella o él o que yo siendo jefe vaya a despedir a un empleado porque no puede acercarse a las instalaciones físicas, conociendo y entendiendo los riesgos de la pandemia”.

En cuanto a el espacio e infraestructura dijo que este va muy ligado a la personalidad del empleado. “Hay que entender que hay personas a las que aún se les dificulta el tema del teletrabajo, que no lo entienden, no saben cómo manejarse en cuanto a eso y eso también hay que entenderlo y saber manejarlo. Hay que darle la oportunidad a esa persona a que realice su trabajo de la forma más adaptada a lo que hacía antes. También pasa que si la persona está en su casa y tiene a un bebé que llora, al perico chilla o tiene que poner la computadora encima de la mesa de planchar para poder trabajar, hay que entender que ese empleado tampoco ofrecerá el mejor desempeño”.

En cuanto a la ergonomía laboral dijo: “Si el empleado está incómodo, el trabajo seguramente no será óptimo. Puedes tener una computadora e Internet, pero si no tienes un espacio adecuado para trabajar, no trabajas bien. Por ejemplo, puedes tener un BAM, pero si el servicio de Internet falla con frecuencia seguramente la entrega del trabajo se demorará”.

-¿Cómo manejar a los empleados tras más de un año de teletrabajo?

-Creo que el teletrabajo se va a constituir como una alternativa por excelencia de la flexibilidad de ciertos empleos, para poder hacerlo desde la distancia, a lo mejor no permanentemente. Está probado que es posible, pero no estoy seguro que ese sea el modelo de la economía venezolana. No estoy tan seguro que acá vaya a ser la opción final (el teletrabajo). Esta crisis nos ha permitido ver que existe esa posibilidad y que es extraordinariamente potente, pero también confirma que hay elementos presenciales que son esenciales.

Con el teletrabajo se amplían las posibilidades donde tengas espacios permanentes, espacios compartidos, virtuales o semivirtuales. Te abre la posibilidad de que desde cualquier parte del mundo puedes estudiar y hasta trabajar. Esta nueva modalidad permite que contemos con empleados más productivos y versátiles. Sin duda, es un fenómeno interesante y potente.

Más del autor

Keissy Bracho
Licenciada en Comunicación Social, mención Periodismo Audiovisual Especializada en Comunicación Política, Opinión Pública, Marketing Político, Gestión de Políticas Públicas. Aprendiendo de Género

Artículos relacionados

Lo más reciente

Álex Saab comparecerá ante un tribunal en Florida el lunes

El empresario colombiano Álex Saab comparecerá ante un tribunal en Florida, este lunes 18 de octubre, informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos,...

Desde Trujillo producen fertilizantes orgánicos con recursos obtenidos en la localidad

En un sector como el agrícola, donde la dependencia de los químicos está presente desde el primer momento, un equipo de consultores técnicos produce...

Romain Nadal: “Soy un adicto total al casabe”

El embajador de Francia en Venezuela, Romain Nadal, es un abogado, politólogo y diplomático que nació en Monpellier y desde 2017 está al frente...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo