¿Qué hay detrás de Ex-Clé?, sustituta de Smarmatic en las elecciones

A las cuestionadas elecciones parlamentarias del 6 de diciembre se le suma un nuevo ingrediente acerca del origen de la empresa argentina Ex-Clé, que sustituirá a Smartmatic como compañía de soporte técnico para los comicios.

Ex-Clé se define en su portal oficial como organización “líder en el desarrollo de soluciones de identificación biométrica y soluciones integrales de software para gestión de empresas”. Fue fundada en 1998 en Buenos Aires y es la proveedora de la plataforma tecnológica del Consejo Nacional Electoral desde 2017, tras el proceso que conformó la Asamblea Nacional Constituyente.

La ruptura de relaciones entre el CNE y Smartmatic se produjo luego de que la empresa, que había prestado el soporte técnico por más de 10 años, denunció que los resultados de la elección de la ANC habían sido manipulados.

Según una investigación del Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) la relación de Ex-Clé con el CNE data de 2004. Ese año desarrolló el Sistema de Autenticación Integrado, que actualmente se usa en las elecciones como un sistema de captura, almacenamiento, comparación y búsqueda de huellas dactilares de los venezolanos y extranjeros residentes que estén autorizados para votar.

Detallan que su vínculo con el gobierno venezolano comenzó más directamente en 2009, cuando recibió un contrato para desarrollar e implementar el sistema de recaudación de impuestos de la Alcaldía del Municipio Libertador (Caracas), gestionada en ese entonces por el alcalde Jorge Rodríguez.

En los años 2011 y 2012 se hizo cargo del sistema para la validación de identidad de los 19 millones de electores habilitados para la elección presidencial del 7 de octubre de 2012. En 2013 implementó la tecnología biométrica en el Banco de Venezuela para evitar casos de fraude relativos a la identidad de las personas.

El exgobernador de Aragua, Carlos Tablante, denunció que Ex-Clé mantiene contratos millonarios con el gobierno de Nicolás Maduro para obtener el control del proceso electoral venezolano. “Todo huele a fraude en el CNE. La empresa argentina Ex-Clé Soluciones Biométricas CA mantiene millonarios contratos con la cleptocracia madurista: Banco de Venezuela, Petro, Carnet de la Patria, capta-huellas, entre otros”, alertó Tablante.

Advirtió que, a través de las máquinas electorales y un software de votación, Ex-Clé tendría el control total de las elecciones parlamentarias.

El nuevo vicepresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Leonardo Morales, quien sustituyó a Rafael Simón Jiménez, reconoció que “vamos a tener una elección extraña”. “Por una parte tienes el tema de la pandemia y, por otra, los partidos han tomado estrategias con el uso de las tecnologías”.

Informó que tras el incendio en los galpones donde se quemaron las máquinas electorales, “se procedió por un nuevo parque tecnológico que está por llegar a Venezuela”. “Nos informarán en los próximos días si Ex-Clé se encargará del sistema de las elecciones”, agregó. 

El exasesor del Consejo Nacional Electoral, Jesús Castellanos, cuestionó que en los venideros comicios esté en tela de juicio la realización de auditorías. “Las auditorías fueron garantías que buscaban generar confianza en los procesos electorales. Toda auditoria que se elimine es una garantía menos de transparencia del proceso”.

Señaló que la empresa argentina Ex-Clé es especialista en registros biométricos por lo que “resulta extraño que no contemple auditorías al sistema que identifica al elector el día de las votaciones”.

La Red de Observación Electoral de Asamblea de Educación también se refiere a aspectos técnicos, como la posible eliminación de auditorías o de la tinta indeleble que, a pesar de no ser “crucial”, considera que es un elemento adicional de seguridad que permite garantizar la transparencia y confiabilidad en el proceso electoral.

“Eliminar la auditoria atenta contra la seguridad del elector y la confianza”, agregó la organización. Advirtió que “el gobierno ha puesto en práctica una serie de medidas que están previstas para ahuyentar al elector opositor”. 

Sin embargo, a pesar de las dudas que envuelven a Ex-Clé como surtidor de la plataforma electrónica, sostiene que “esto no quiere decir que el gobierno tenga el control de todas las etapas”. “El voto electrónico, por ejemplo, es muy difícil de violar”, destacó.

Súmate afirmó que el CNE no trabaja para lograr que los venezolanos vuelvan a tener confianza en el voto, sino más bien las decisiones que está tomando los alejan de acudir a las urnas por no creer en la institución.

Subrayó que a pocos meses de la elección “el directorio del CNE no ha informado nada sobre los avances para asegurar que la votación sea automatizada, luego de la pérdida de más de 40 mil máquinas por el incendio de marzo de este año”. 

“El CNE está obligado por la legislación a informar sobre la apertura de licitaciones y del software a utilizar. No es una buena práctica que estando a pocos meses de los comicios, ni los ciudadanos, ni los candidatos, tengan claridad sobre la forma cómo se votaría en las elecciones parlamentarias. Las dudas sobre el sistema automatizado que se utilizaría en el proceso electoral se suman a las denuncias no resueltas sobre aumento de votos en las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente en 2017 y el fraude en la manipulación de las actas en la elección de la Gobernación del estado Bolívar”, manifiestó Súmate.

Aseguró que “vienen días incluso más difíciles”, y advirtió que las dudas en torno a la plataforma tecnológica, el ventajismo y demás condiciones llegan en medio de la fase de crecimiento de los contagios por COVID-19.  “Si ya observamos como sistemáticamente desmejoran las condiciones para lograr un proceso electoral justo, transparente y libre, esto podría ser mucho peor en el contexto de la pandemia”, acotó.

Al momento de presentar su renuncia al Consejo Nacional Electoral, Rafael Simón Jiménez instó a la prensa a investigar los términos en que se dio el contrato con Ex-Clé, sustituta de Smarmatic. 
«Las máquinas fueron dadas a una empresa llama Ex-Clé, he invitado a los periodistas a que investiguen los términos de ese contrato y quién lo dio y cómo lo dio», refirió.  A su vez, Jiménez aclaró que «las máquinas fueron compradas por el directorio dirigido por Tibisay Lucena”. “Cuando nosotros llegamos allí, ya se había dado ese contrato», precisó.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Desigualdad e incertidumbre en pandemia

La desigualdad es uno de los grandes males que ha enfrentado Venezuela a lo largo de su historia, frenando su desarrollo y progreso social....

Arte urbano en Chacao crea una vista más amable y conecta con la naturaleza

El arte urbano plasmado en algunos murales del municipio Chacao busca transmitir la belleza e importancia de las aves y que la gente se...

Discrecional: solo vacunan a abuelos con carnet de la patria y el personal de salud sigue esperando

Este viernes se inició un proceso de vacunación discrecional contra la COVID-19 a adultos de la tercera edad a través del carnet de la...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo