Rafael Cadenas: «Quisiera ser recordado como un defensor de la democracia»

- Publicidad -

Hace 93 años, en la ciudad de Barquisimeto, estado Lara, nació el poeta, ensayista, y profesor universitario, Rafael Cadenas.

Dentro de muy pocos días, el próximo 23 de abril, se espera que asista al Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares, en España, para recibir el Premio Miguel de Cervantes de Literatura, edición 2022.

- Publicidad -

Como nos han explicado, los candidatos para recibir este galardón fueron propuestos por la Real Academia Española, las academias de la Lengua de los países de habla hispana, y los ganadores de ediciones anteriores.

Ya Cadenas había sido reconocido con el Premio de Literatura en Lenguas Romances, de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, en 2009; el Premio Federico García Lorca de Poesía, en 2016; y el XXVII Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, en 2018.

¿Por qué ahora se le honra con el Premio Cervantes, considerado el más importante de la lengua castellana?

El ministro de Cultura español, Miquel Iceta, lo explicó al comunicar la noticia: “Por su vasta y dilatada obra literaria, el jurado reconoce la trascendencia de un creador que ha hecho de la poesía un motivo de su propia existencia y la ha llevado hasta alturas de excelencia en nuestra lengua (…) Su obra es una de las más importantes y demuestra el poder transformador de la palabra cuando la lengua es elevada, es llevada al límite de sus posibilidades creadoras”.

Hubiera querido conversar largamente con el poeta cumpleañero pero las circunstancias no favorecieron el encuentro.

Silvio Orta, su hijo, me explicó que el maestro tiene muchas solicitudes de entrevista con decenas de medios de comunicación nacionales e internacionales. Sin contar que todavía debe escribir el discurso que leerá cuando reciba el Premio Cervantes.

Después de varios intentos, y de meses perseverando en la solicitud, Silvio me informó que el poeta había respondido el cuestionario que le envié.

Confieso que me sorprendí al leer la extensión de las respuestas, tan concisas y breves. Tuve entonces que regresar al texto de la querida profesora Moraima Guanipa, “Rafael Cadenas: el decir auténtico”; que leyó en la UCAB, en el año 2019, cuando al poeta le entregaron la Orden Universidad Católica Andrés Bello, durante la tercera Feria del Libro del Oeste de Caracas:

“El aprendizaje propuesto por la poesía de Cadenas es el vaciamiento, una lucha espiritual. Los poemas registran el paso de un penitente que, a la manera de un anacoreta, se aleja hacia confines solitarios y se entrega a la contemplación y la penitencia. Al silencio”.

Demos gracias pues por esta concesión, por esta respuesta. Y que hoy, Sábado de Gloria, todos celebren su vida y su obra. ¡Salud!

-En Cómo leer la poesía, Hanni Ossott apunta que la poesía moderna se inaugura desde una boda: alma y poesía. “El poeta deja de ser un poeta de cantos épicos y descriptivos para adentrarse en el alma. ´Yo soy otro´, dijo Rimbaud. Lo otro comienza a hablar…”.

Desde este presente, con 92 años a cuesta y en retrospectiva, le pregunto: ¿De qué nos habló (o de qué quiso hablar) su poesía?

-De mis contradicciones.

-En su poemario Memorial (Memorial, «Sé»), puede leerse: “Sé que si no llego a ser nadie habré perdido mi vida”. ¿Qué balance hace de su vida, se siente pleno con ella, con lo que ha vivido?, ¿Qué queda del joven que vino de Barquisimeto a Caracas?

-No, he cometido muchos ferros, sobre todo en lo amoroso, y en cuanto a ese joven siempre hay algo de él que no cambia con los años.

-En su libro Contestaciones, se lee: “Hay un prisionero en el corazón de cada hombre”; y usted le responde o contesta a Takuboku: “Suéltalo cuanto antes, si esperas, aumenta de tamaño y no podrá escapar”.

¿Cómo soltar a ese prisionero?, ¿Cómo se puede ser valiente en el amor y en la vida?

-Ese prisionero es el yo, producto del condicionamiento de toda la vida. Soltarlo es un trabajo interior; pero no me siento valiente. Con todo, sigo intentándolo.

-También en Contestaciones cita el verso de Rimbaud: “La vida está en otra parte”; y usted le responde: “No, está donde estemos pues somos también ella”. Le pregunto: ¿Qué es necesario hacer o sentir para celebrar la vida, a pesar de sus aconteceres inesperados y a veces fatales?

-Eso lo he vivido bastante, pues he perdido a seres que quise mucho y no sé cómo he podido soportarlo. Este es un enigma que nunca conoceré. En cuanto a eso de «la vida está en otra parte” es falso; está donde estemos y en el momento presente. La frase viene del desasosiego del autor.

Rilke escribió al señor Frank Kappus una serie de correspondencias, que luego fueron reunidas en el libro Cartas a un joven poeta. ¿Qué sugeriría el poeta Rafael Cadenas a los jóvenes, y no tan jóvenes, que quieran escribir poesía, a partir de su experiencia?

-Deben amar su idioma, estudiarlo, leer mucho a los poetas con los que tengan afinidad, inscribirse en talleres, si lo creen necesario, y no buscar fama. Si les es posible, silenciar el yo.

La exigencia de Rilke a los poetas es desmesurada. Sólo hay un Rilke, los demás poetas no son como él. No tienen su absoluta dedicación a la poesía, ni siquiera los grandes. Esta es una característica suya.

Respuesta de Rafael Cadenas escrita a mano

¿Ha sentido usted miedo?

-Sí, sobre todo a la finitud, pese a que he leído a pensadores que tratan espléndidamente este punto, por ejemplo, Alan Watts, Jeff Foster, Tony Parsons, como si no les preocupara, pero sin resolverlo no se puede en realidad vivir.

– ¿Qué tanto puede ayudar la poesía a un país como Venezuela, con tales niveles de pobreza y desigualdad?

-La poesía en esta situación no puede ayudar mucho. La prosa sí porque es explicativa, ofrece ideas, es más clara.

– ¿Qué perspectiva tiene usted frente al futuro de este país? Quisiera que me hablara de lo que avizora respecto a la política: al entendimiento o no entre el gobierno y quienes representan a la oposición. También sobre el alcance de las acciones individuales de cada ciudadano. ¿Se puede soñar y construir un país distinto?

-Soñar es alejarse de la realidad, pero sí puede crearse un país diferente, modesto, sin tantas invocaciones a glorias pasadas, una democracia sólida o socialismo democrático que no se vuelva dictadura.

– ¿Cómo quisiera ser recordado?

-Como defensor de la democracia, que significa pluralidad de pensamiento frente a los totalitarismos que cada vez cobran más fuerza debido a la ignorancia.

En las tres oportunidades que se le abordó personalmente para que contestara nuestras inquietudes, el poeta Cadenas se excusó y dijo que prefería responder las preguntas de forma escrita. Reveló que cuando respondía directamente a un grabador «era porque no le quedaba más remedio»
- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Trabajadores accionistas de Cantv consideran muy bajo el pago de dividendo: es de 0,14 bolívares por acción 

La Compañía Anónima Nacional Teléfonos de Venezuela (Cantv) anunció recientemente que había arrojado ganancias de 105 millones de bolívares durante el ejercicio fiscal 2023. Dicho...

Francia “apoya a la CPI” tras su solicitud de órdenes de arresto contra líderes de Israel y Hamás

Francia «apoya a la Corte Penal Internacional», cuyo fiscal, Karim Khan, solicitó órdenes de arresto contra líderes israelíes, incluido el primer ministro Benjamín Netanyahu,...

La recuperación del sector agrícola venezolano

El sector agrícola en Venezuela está experimentando un renacimiento significativo, gracias a la implementación de nuevos instrumentos financieros y el potencial intrínseco de su...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo