¿Sabías que existen varios tipos de criptomonedas?

En el mundo existe un gran número de criptomonedas. Sin embargo, hay algunas que tienen usos particulares y pueden diferenciarse entre ellas mediante varios factores.

El primero de ellos es el objetivo, ya que no todas las criptodivisas están pensadas para proveer únicamente de un servicio seguro y anónimo de pagos y transacciones. Hay algunas criptomonedas que tienen un objetivo adicional en su desarrollo y creación.

Otro factor que diferencia a las criptodivisas que existen en el mercado es su tecnología base en la cadena de bloques, más conocida por su término en inglés blockchain. Sin embargo, también puede haber modificaciones en este aspecto, ya que la cadena de bloques puede ser sustituida por otra versión e incluso combinada.

En cuanto al carácter de las blockchain de las criptomonedas, especialistas aseguran que se dan tres tipos de uso: las públicas, las privadas e institucionales.

Las primeras son de código abierto y da anonimidad. Las segundas son desarrolladas por una empresa privada, por lo que en la mayoría de las ocasiones requiere de identificación. Y las terceras son instituciones y organizaciones de carácter público o mixto las que desarrollan la criptodivisa, las cuales en este caso sí necesitarán de identificación salvo excepciones.

Con respecto a los activos subyacentes que respaldan a algunos tokens, esto es relativamente nuevo, pues las criptodivisas no estaban respaldadas. Ha sido en los últimos años cuando ofrecen un respaldo extra.

Criptomonedas comerciales o de pago

Existen varios tipos de criptomonedas con las cuales se puede pagar productos o servicios.

La más conocida por todos es el Bitcoin, la cual tiene como objetivo el pago de transacciones, seguras y anónimas. Utiliza la tecnología blockchain, es de carácter público y no tiene ningún activo adicional que la respalde.

La segunda criptomoneda que es respaldada simplemente por la confianza de sus usuarios es Ethereum. Con ella se puede realizar cualquier tipo de pagos. Al igual que el Bitcoin es anónima, trabaja con tecnología blockchain y no tiene activos subyacentes que la respalden.

En el top de las cinco monedas más populares también encontramos Ripple y parte de su éxito se lo debe a la gran aceptación. La cantidad máxima es de 100 millones XRP y se lanzó en 2021. Una peculiaridad de esta moneda virtual es que no pueda ser minada. El control sobre las monedas liberadas la tiene su empresa encargada, Ripple Labs.

También está el Bitcoin Cash o BCH, que es una criptomoneda que surge de la división de la red Bitcoin en el año 2017 por desacuerdos. Se utiliza, entonces, un nuevo algoritmo y se crea una moneda con mayor capacidad para procesar los bloques.

Se trata de un proyecto de código abierto prácticamente idéntico a Bitcoin, pero sin alcanzar su reputación o su aceptación. Aunque no haya conseguido ser como su predecesora, sí es una de las más populares.

Criptomonedas privadas de pago (Altcoin)

Un Altcoin es una criptomoneda alternativa a las tradicionales y más populares, como el Bitcoin, Litecoin y Ethereum. Su uso ha aumentado debido a la volatilidad del mercado de criptomonedas, que conlleva muchos riesgos.

Primecoin (XPM): se utiliza para pagas transacciones rápidas, utiliza la tecnología blockchain basada en cadenas de Cunningham, es de caracter privada y no tiene activos adicionales que la respalden.

Monero (XMR): es una criptomoneda que nace de la bifurcación de Bytecoin y que basa su funcionamiento en la acción de minería de bloques, como Bitcoin. Muchos usuarios también han acudido a ella como una forma de adquirir bienes y servicios de forma anónima.

EOS es la criptomoneda originaria que acciona el protocolo blockchain EOS.IO, opera como una plataforma de contratos inteligentes y un sistema operativo descentralizado. Los desarrolladores pueden usarla para construir aplicaciones.

El objetivo de la plataforma es proporcionar un nicho de desarrollo descentralizado, una capacidad de contratación inteligente y un almacenamiento descentralizado de soluciones empresariales que resuelve las dificultades de escalabilidad de las otros blockchain más reconocidas como Bitcoin y Ethereum.

Criptomonedas respaldadas (Stablecoin)

Las Stablecoins son tokens que están asociados al valor de una moneda ‘fiat’ (como el dólar o el euro), a bienes materiales como el oro, a los inmuebles, o a otra criptomoneda.

En esta categoría están Tether y TrueCoin, ambas respaldadas por el dólar y gestionadas por empresas que ejercen de entidad central. Para utilizarla, los clientes pueden depositar dólares en la plataforma y recibir a cambio tokensde la compañía, llamados USDT que pueden utilizar como cualquier otra criptomoneda, ya sea para intercambiar bienes en las plataformas digitales que la acepten o para invertir.

Según la fundación BBVA, la empresa cuenta con suficientes dólares “de reserva” que sirven de garantía de depósito para los usuarios de la plataforma. La idea es que, siempre que lo deseen, los clientes deberían poder volver a intercambiar sus USDT por dólares sin verse afectados por fluctuaciones de precio, como las que suelen darse con las otras criptomonedas, en vista de que el valor de estas monedas digitales está virtualmente “anclado” al del dólar.

No obstante, han surgido dudas en torno a esta compañía, ya que no existen evidencias concretas de que realmente cuenten con los dólares suficientes para cubrir las reservas de todos los tokens que ahora mismo tienen una circulación: unos 2.000 millones.

Entre las respaldadas con otras criptomonedas se encuentra DAI, un token que emplea la plataforma Ethereum y el valor del Ether para mantenerse “pegada” al del dólar.

“En este caso los usuarios no compran directamente la criptomoneda DAI, sino que la ´generan´ a cambio de ethers que intercambian en la plataforma a modo de depósito. Para evitar que la fluctuación del Ether produzca volatilidad en su Stablecoin, los usuarios deben dejar en depósito más ethers de los necesarios. A este mecanismo se le llama ´sobrecolateralización´ e implica dejar un exceso de depósito a cambio de algún tipo de financiación para reducir el riesgo. De esta forma, los usuarios podrían ´protegerse´ de la posible caída del valor de esta criptomoneda”, indican especialistas.

También está G-Coin, una plataforma de tokens que hace respaldo con oro. Una moneda es equivalente a un gramo de oro físico.

La compañía asegura que el oro está almacenado de forma segura y que emplean blockchain para garantizar que el material procede de zonas libres de conflicto. Según la firma, sus tokens pueden intercambiarse por oro físico, emplearse como depósito de valor o usarse como otras criptomonedas para realizar determinados pagos digitales.

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Santa Teresa 1796 obtiene el Great Gold Virtus en Lisboa

Más de 25 jueces europeos reconocieron a Santa Teresa 1796 entre los mejores rones del mundo. El ron súper premium de la casa Santa...

Auditores académicos avalan primera semana de auditoría

 La primera semana de la Auditoría Integral del Sistema Automatizado de Votación venezolano concluyó, con los avances previstos para la revisión del software de...

Mitos y verdades sobre las vacunas contra la COVID-19: ¿Puedo o no beber alcohol?

¿Qué recomendaciones que debe seguir una persona luego de haber sido vacunado contra la COVID-19? En Venezuela, se puede terminar más confundido que antes....

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo