Sindicatos desconfían de MinTrabajo: Maduro ya pulverizó los contratos colectivos

- Publicidad -

El Ministro del Trabajo, Francisco Torrealba, anunció recientemente que seguirán las discusiones de los contratos colectivos.

Sin embargo, el movimiento sindical independiente no cree en esa promesa a la luz de la desaparición y desmejora de los contratos colectivos en el sector público y privado, aseguraron fuentes sindicales.

- Publicidad -

Expertos laborales que solicitaron guardar sus nombres en reserva indicaron que la estrategia de los presidentes Hugo Chávez y Nicolás Maduro ha sido la corporativización de las relaciones del trabajo y del movimiento sindical mediante el manejo intervencionista de las convenciones colectivas.

En esta dirección -agregaron- el oficialismo utiliza al Ministerio del Trabajo.

«Antes de la reconversión monetaria, en agosto de 2018, en Venezuela habían más de 1.200 contratos colectivos nacionales, sectoriales, por rama de industria y empresas individuales. Hoy, muchos han desaparecido y los que siguen vigentes lo hacen a duras penas bajo la sombra de la eliminación y/o la minimización de las cláusulas contractuales», sostuvo un consultado.

Sector público en pie de lucha

Pablo Zambrano, coordinador del Movimiento de Sindicatos de Base y dirigente sindical del sector salud, precisó que en la administración pública existen 500 contratos colectivos que el oficialismo «pretende eliminar y/o sustituir por fórmulas de capitalismo salvaje cosa que los trabajadores activos y jubilados rechazan a través de la movilización en la calle en defensa de los derechos laborales».

El representante de Mosbase recordó que la arremetida más fuerte contra la contratación colectiva en el sector público se dio en la reconversión monetaria de 2018, cuando el Ejecutivo lanzó el Memorándum 2792, el cual aplanó las tablas salariales y desmejoró o eliminó cláusulas contractuales.

«18 primas fueron condensadas en una sola con un pago de 12 bolívares cuando anteriormente se cancelaba por estos conceptos 50 bolívares», precisó.

El sindicalista insistió en que «Maduro pulverizó los contratos colectivos de los ministerios, institutos autónomos, Cantv, empresas básicas de Guayana y universidades públicas, entre otros organismos, condenando a la miseria a 3 millones de trabajadores activos y jubilados».

Zambrano sostuvo que el Instructivo de la Oficina Central de Presupuesto (Onapre) es parte de la política oficialista de anular los contratos colectivos.

«La función de la Onapre es asignar recursos a los entes del Estado, por lo que la elaboración del instructivo está completamente fuera de sus funciones y competencias asignadas por la Ley», denunció Zambrano.

Advirtió que las manifestaciones y protestas continuarán hasta la eliminación del Instructivo Onapre. Otra medida de rechazo de los trabajadores es la centralización de los pagos de la administración pública a través de la Plataforma Patria.

Sector privado muy golpeado

Las fuentes refirieron que con el cierre de numerosas empresas privadas durante la prolongada crisis económica del país, los contratos colectivos han ido desapareciendo.

Juan Crespo, presidente de la Federación Nacional de Trabajadores de la Harina, aseveró que la reconversión monetaria de 2018 «pulverizó los contratos colectivos» para dar paso a la flexibilización laboral que se profundizó durante la pandemia de la COVID-19.

El representante de Fetraharina precisó que el pago a los trabajadores actualmente se traduce en los bonos en dólares dejando de lado a los contratos colectivos. Explicó que en la industria de la harina, la cual opera a 25% de su capacidad, los bonos han sustituido la contratación colectiva.

Lo mismo ocurre en el sector panadero, que en los últimos años redujo en el país el número de establecimientos de 10.000 a 8.000.

Las fuentes revelaron que en la empresa privada la negociación y vigencia de las convenciones colectivas se aplica solo en algunas empresas grandes, especialmente alimentos.

«¿Cómo abordas un contrato colectivo en sectores deprimidos y en situación de cierre técnico como las ensambladoras de vehículos y las caucheras, entre otras factorías?, dijo un consultado.

Crespo alertó que la fórmula laboral vigente «es el trabajo a destajo compensado con bonos en dólares».

Agregó que se ha perdido el bono nocturno porque las empresas no operan de noche, así como las cláusulas de juguete, becas y primas por antigüedad, profesionalización y familiar, entre otros beneficios contractuales.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Usuarios reportan fallas en servicios de Twitter, Instagram y Facebook

Usuarios de todo el mundo reportaron, a través del monitor digital Downdetector, que las principales aplicaciones de redes sociales como Facebook, Instagram y Twitter...

Un adolescente estuvo implicado en el asesinato de un hombre de 60 años en Santa Mónica

Un adolescente de 16 años de edad estuvo implicado en el asesinato de Tirso José Herrera Alcalá, de 60 años, quien fue hallado muerto...

Pdvsa asignó cargamento de crudo pesado a la italiana Eni

La petrolera venezolana PDVSA asignó un cargamento de crudo a una unidad de Eni para un embarque en febrero, el primero a la firma...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo