Agrónomos: La solución a la crisis está en el campo

Está científicamente demostrado que las potencialidades de las tierras de Venezuela son únicas en el mundo, tanto para la agricultura como para la ganadería. Y, según estudios realizados en la década de los 70 y 80 con el inventario nacional de tierras de la comisión del plan nacional de los recursos hidráulicos, al norte del río Orinoco, en la cuenca del Lago de Maracaibo existe una buena proporción de ellas.

Según el miembro de la Junta directiva del Centro de Ingenieros del Estado Zulia (Cidez), Ausberto Quero, hay suficientes hectáreas aptas para producir alimentos en el país pero “su desarrollo debe ser complementado mediante una gerencia con aptitud y actitud”. Allí es donde inicia la labor del Ingeniero Agrónomo, pilar fundamental para el desarrollo y estudio de las tierras, ya sea desde el campo, la academia o la investigación.

En el marco del Día Nacional del Ingeniero Agrónomo, celebrado este viernes 7 de mayo en medio de uno de los peores momentos para el sector, el presidente del Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos y Afines (Sviaa), Saúl López, afirmó, sin dudarlo, que “la solución a la crisis está en el campo”.

En entrevista con Versión Final, ambos expertos en el área agroalimentaria, coincidieron en que, para explotar las bondades del campo venezolano, es necesario ofrecer una asistencia técnica adecuada a los productores; la dotación oportuna de insumos; el suministro de combustible; la reapertura de créditos por parte del Estado; impulsar la exportación; y el apoyo a las Facultades universitarias relacionadas al sector agropecuario.

Sería una buena opción, además, el diagnóstico y análisis de factibilidad de la posible reactivación de los sistemas de riego en el campo, puntualizó Quero.

Retos para el ingeniero agrónomo

A juicio de Quero, quien también es miembro de la Comisión de Agricultura de la Academia Nacional de Ingeniería y Hábitat, los desafíos del “nuevo” ingeniero agrónomo están orientados a “cumplir con su rol por pertenecer a uno de los gremios más importantes del país”.

La Ley del Ejercicio de la Ingeniería en su Artículo 22 establece que el Ingeniero, en un sentido de corresponsabilidad, deberá ser garante del interés público, asesor del estado en los asuntos de su competencia, y fomentar el progreso de la ciencia y la tecnología”, precisó.

En cuanto a la variable sostenibilidad, “el agrónomo debe saber cuáles son los Objetivos de Desarrollo Sostenible, (…) para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos, y garantizar los recursos naturales para las generaciones futuras”.

Asimismo, el integrante de la Asociación Civil para la Conservación del Lago de Maracaibo, opinó que el agrónomo debe producir más en menos superficie.

“Realizar aportes en la reducción de las huellas de carbono, hídricas, implementar la economía circular, como estrategia para el manejo de los desechos” y, en lo tecnológico, “la agricultura inteligente que permita una producción más sostenible y productiva, considerando los sistemas de información geográficos, la agricultura de precisión, y la sistematización agrícola y de procesos”.

Quero también pertenece a la Comisión de Ambiente del Cidez; es miembro de la Comision Mundial de Áreas Protegidas del Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUNC, por sus siglas en inglés); participa en el Comité Técnico del Servicio Autónomo Nacional de Normalización, Calidad, Metrología y Reglamentos Técnicos (Sencamer); y es presidente de la ONG ambiental Funvive Zulia.

Academia venezolana y las necesidades agroalimentarias

Para cumplir con los “retos” que supone ser ingeniero agrónomo en el contexto venezolano actual, las Universidades deberían estar en sintonía con la realidad agroalimentaria del país. Por su parte, Saúl López comentó que algunos centros de educación superior “se han podido adaptar mejor que otras”.

La investigación que hace la Universidad debe ser sobre los requerimientos del sector. Ya el tema de investigar el ‘por qué de sapo verde en zoología agrícola’ para mí no tiene sentido, tiene que ser ya un tema de resolver los problemas agrícolas. (…) Si la empresa privada está dispuesta a apoyar a la Universidad para hacer ese tipo de investigaciones bienvenido sea”, puntualizó el titular de la Sviaa.

Fuente: Versión Final

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Santa Teresa 1796 obtiene el Great Gold Virtus en Lisboa

Más de 25 jueces europeos reconocieron a Santa Teresa 1796 entre los mejores rones del mundo. El ron súper premium de la casa Santa...

Auditores académicos avalan primera semana de auditoría

 La primera semana de la Auditoría Integral del Sistema Automatizado de Votación venezolano concluyó, con los avances previstos para la revisión del software de...

Mitos y verdades sobre las vacunas contra la COVID-19: ¿Puedo o no beber alcohol?

¿Qué recomendaciones que debe seguir una persona luego de haber sido vacunado contra la COVID-19? En Venezuela, se puede terminar más confundido que antes....

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo