Bloomberg: Maestros en Venezuela pasan hambre con sueldos de $20 mensuales

- Publicidad -

La escuela primaria pública Doctor Enrique Delgado Palacios, en el sur de Caracas, se vio obligada a cerrar luego de que filtraciones de agua provocaran el derrumbe de sus paredes y techos. Durante casi cinco meses, sus 612 estudiantes han estado tomando lecciones dos veces por semana en un almacén cercano. Algunos de estos estudiantes no saben leer, incluso a la edad de 12 años.

Por soportar todo esto, a los maestros se les paga alrededor de 20 dólares al mes, alrededor del 5% de la cantidad necesaria para alimentar a una familia de cinco personas en el país sudamericano.

- Publicidad -

“Hemos enfrentado algunos momentos difíciles, incluidos días en los que no tenemos nada para comer”, dijo Rosmary Nieves, maestra de educación especial con un título de posgrado y 20 años de experiencia; en una historia publicada este jueves en el portal Bloomberg.

Hartos de los salarios y las condiciones de trabajo abismales, los maestros de escuelas públicas este año han estado tomando las calles en manifestaciones masivas en todo el país para exigir salarios más altos y más gasto del gobierno en el sistema educativo. Algunos piden un pago de alrededor de 600 dólares al mes, un desafío dadas las débiles finanzas del estado.

Las manifestaciones se han convertido en una amenaza para el presidente Nicolás Maduro, que cumple 10 años en el cargo y probablemente se presente a la reelección en las elecciones presidenciales de 2024. Maduro ha estado tratando de vender la idea de la normalización en Venezuela a medida que su economía se recupera lentamente.

Pero el gobierno no ha cumplido sus promesas de aumentar los salarios de los trabajadores públicos, dejando a muchos luchando para alimentar a sus familias en un claro ejemplo de las desigualdades económicas que prevalecen en Venezuela incluso en medio de una recuperación económica.

“Esta es una situación típica de expectativas crecientes”, dijo David Smilde, profesor y experto en Venezuela de la Universidad de Tulane, en Nueva Orleans, Estados Unidos. “Es muy claramente una amenaza narrativa” para el gobierno de Maduro.

En enero hubo casi 1.300 protestas, en su mayoría en torno a los derechos laborales y más del doble del número de manifestaciones en el mismo período de 2022, según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social

De muchas maneras, los maestros reflejan los altibajos de Venezuela bajo el chavismo. Durante el auge petrolero de 2008, los líderes socialistas invirtieron dinero en la educación pública: la matrícula de estudiantes aumentó y el número de escuelas públicas creció a 23.600 desde las 19.700 de la década anterior, cuando Hugo Chávez llegó al poder. 

Nieves no se preocupó por poner comida en la mesa durante aquellos años de auge. Tenía un seguro que le permitía dar a luz a su hija en una clínica privada y pagar los medicamentos para tratarse la anemia falciforme. Sin embargo, el gasto público comenzó a caer a medida que la economía se dirigía a una recesión y la industria petrolera sufría de falta de inversión y mala gestión.

Al principio, las escuelas enfrentaron problemas menores de infraestructura y de seguridad. Luego, los programas de alimentación escolar y los servicios públicos comenzaron a fallar. Las aulas se vaciaron casi de la noche a la mañana cuando millones huyeron del país en una de las crisis migratorias más graves del mundo. Según un estudio de la consultora internacional DevTech Systems Inc., entre 2018 y 2021, 68.000 docentes de primaria, secundaria y preparatoria abandonaron el país.

Para algunos, la situación es drásticamente mejor hoy, gracias en gran parte al hecho de que el gobierno permitió que el dólar circulara, lo que detuvo una recesión e incluso generó bolsas de prosperidad. A pocos kilómetros de la escuela primaria, los Ferrari pasan frente a restaurantes de lujo en una escena que recuerda a Miami Beach.

Pero para Nieves y sus colegas, la desesperación de los años malos nunca se detuvo. No se les paga en dólares y la inflación, que con un 538% anual está entre las más altas del mundo, se come sus escasos ingresos. Algunos llegan a fin de mes dando clases particulares, cocinando o trabajando como peluqueros o técnicos de uñas.

Sin las habilidades para hacer nada más, Nieves no tuvo otra opción que seguir enseñando. Empezó a dar clases particulares, cobrando 5 dólares cada una, pero solo tiene dos o tres sesiones a la semana. 

“No estoy sin hogar porque este departamento es de mis padres”, dice Nieves desde su casa en el piso más alto de un edificio en una zona deprimida de Caracas, no lejos del llamativo estadio de béisbol que Maduro inauguró recientemente tras una inversión multimillonaria.

Sin embargo, el mismo plan parece estar dando algunos frutos para la maestra Andreína Díaz, de 35 años. Durante los primeros meses de la pandemia, comenzó a dar clases particulares a niños en su casa en Petare, la zona popular, o barrio, más grande de Venezuela, ubicado en Caracas. En un par de meses, tenía 12 alumnos. Cuando el número creció a 20, tuvo que pedir ayuda a otros colegas. Hoy ayudan a 50 estudiantes todas las tardes, desde niños pequeños hasta adolescentes.

Contenta con el crecimiento de su proyecto “escuelita”, Díaz renunció este año a su trabajo como maestra en la escuela pública Alberto Ravell, dejando atrás a 30 niños. Tres colegas se unieron a ella. La que menos gana recibe en una semana lo que estaría recibiendo en un mes trabajando en una escuela pública, mejor pero todavía por debajo de lo que necesita para cubrir los gastos básicos.

“Un maestro con un mal salario no va a enseñar con amor”, dijo Díaz. “Hay mucha gente enseñando ahora en escuelas que no son maestros”.

En enero hubo casi 1.300 protestas, en su mayoría en torno a los derechos laborales y más del doble del número de manifestaciones en el mismo período de 2022, según el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social. A fines de enero, el ministro de Comunas y Movimientos Sociales de Venezuela, Jorge Arreaza, se sumó a las frustraciones cuando afirmó que si los maestros se negaban a volver a la escuela, los estudiantes y los que terminaran la secundaria podrían reemplazarlos.

Luego, en febrero, la Asamblea Nacional aprobó una ley para otorgar a los estudiantes una mayor participación en las escuelas primarias mediante el establecimiento de consejos que se espera estén bajo el control del Ministerio de Educación. Los maestros se han quejado de que la estructura podría darle al gobierno más control sobre las escuelas públicas y disminuir sus roles.

“Nuestro proceso educativo es inclusivo, y ahora le da más protagonismo a los estudiantes, no para suplir el trabajo y deber del docente, al contrario, sino para fortalecer la política educativa nacional”, dijo en el acto la vicepresidenta para Ciencia, Tecnología, Educación y Salud, Gabriela Jiménez.

Es similar a lo que hizo el gobierno con la educación superior hace mucho tiempo, recuerda el profesor de Tulane, Smilde. Pero él cree que seguir el camino de estigmatizar a los maestros de escuela podría no funcionar a favor de los funcionarios.

“Hasta ahora, simplemente están esperando”, dice Smilde. “Creo que eventualmente intentarán llegar a un acuerdo”.

Fuente: Bloomberg

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Ecoanalítica: Compras de Cashea son 7 veces mayores a las hechas por usuarios de tarjetas de crédito de la banca nacional

La firma de consultoría Ecoanalítica realizó un estudio en el cual, como primer dato, aparece que el año pasado la actividad comercial en promedio...

Las ONG bajo amenaza

La Asamblea Nacional del régimen ha reanudado la discusión de un proyecto de ley que, de ser aprobado, podría restringir, criminalizar y cerrar las...

Deploran que cierre de cripto granjas ocurra luego de años de denuncias sobre su alto impacto en la demanda eléctrica: la medida es “tardía”

El Ministerio de Energía Eléctrica anunció recientemente que profundiza el trabajo del cierre de granjas de minería de criptomonedas como consecuencia del alto impacto...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo