Colombia espera reanudar diálogos con disidencias de las FARC y pactar cese al fuego bilateral con el ELN

- Publicidad -

El Gobierno de Colombia espera iniciar en las próximas semanas diálogos con las dos disidencias de las FARC, mientras confía en acordar un cese bilateral al fuego con la guerrilla izquierdista del Ejército de Liberación Nacional (ELN), anunció el alto comisionado para la paz, Danilo Rueda.

El Gobierno del presidente Gustavo Petro promueve una política de paz total para poner fin al conflicto armado de casi seis décadas alimentado por el narcotráfico, que ha dejado más de 450.000 muertos.

- Publicidad -

Petro reanudó la negociación de paz con el ELN, cuyo segundo ciclo comenzó en México hace una semana, mientras acordó desde Año Nuevo un cese al fuego bilateral con el Estado Mayor Central y la Segunda Marquetalia, ambas disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), además de dos grupos armados herederos del paramilitarismo.

«Este escenario inicial de acercamiento y niveles de construcción de confianza esperamos en las próximas semanas llevarlo a una segunda fase, que es el inicio de la fase dialógica», dijo Rueda el lunes en la tarde en una entrevista con Reuters.

«Fase dialógica que complementará la particularidad de la mesa de diálogo con el ELN, iniciando dos mesas de conversaciones: una con el Estado Mayor Central de las FARC y otra con las FARC Segunda Marquetalia», precisó el funcionario.

El Estado Mayor Central no participó en la negociación de paz de 2016 que permitió que 13.000 integrantes de las FARC se reintegraran a la vida civil conformando un partido político, mientras que la Segunda Marquetalia abandonó el proceso casi tres años después y regresó a la lucha armada alegando incumplimientos del acuerdo por parte del Estado.

Algunos expertos consideran que, por haber abandonado el proceso de paz, el Gobierno no puede iniciar una negociación con la Segunda Marquetalia, dirigida por Iván Márquez, facción a la que solo se podría aplicar el sometimiento a la justicia, un tema jurídico aún pendiente por resolver, admitió Rueda.

El alto comisionado para la paz, con una larga trayectoria como defensor de derechos humanos, dijo que aún se deben resolver otros temas legales como suspender órdenes de captura a los líderes de las disidencias y avanzar en los diálogos que serán simultáneos pero independientes en zonas de Colombia que se acordarán.

Sin grupos excluidos

Tanto el ELN, conformado por más de 2.300 combatientes, como el Gobierno anunciaron la semana pasada que trabajarán para pactar un cese bilateral al fuego después de superar un impasse en las negociaciones causado por el anuncio del Gobierno de una suspensión de hostilidades que no se había acordado.

«Eso es lo que esperamos: un inicio de desescalamiento y el cese bilateral con el Ejército de Liberación Nacional», aseguró Rueda.

El máximo líder del ELN, Antonio García, dijo recientemente en sus redes sociales que la paz no era sinónimo de la dejación de armas, pero Rueda sostuvo que las negociaciones con todos los grupos deberán llevar a ello.

«Todos los procesos deben llevar a la civilidad, a que (…) las armas en la política queden negadas absolutamente y las armas en la economía de lucro, en la protección de riqueza indebida también queden abolidas definitivamente», afirmó.

Además de las dos bandas criminales con las que se acordó un cese al fuego bilateral, el Gobierno mantiene acercamientos con unos 17 grupos armados ilegales urbanos con presencia en las ciudades de Medellín, Buenaventura y Quibdó, en donde las gestiones de paz han permitido treguas y reducción de la violencia, reveló el comisionado.

Rueda explicó que con las organizaciones criminales sin origen político como las Autodefensas Gaitanistas, más conocida como el Clan del Golfo, y las Autodefensas Conquistadores de la Sierra Nevada, así como con los grupos urbanos, se realizarán conversaciones socio jurídicas para facilitar a sus integrantes un sometimiento a la justicia a cambio de una reducción de penas.

El comisionado aseguró que todos los grupos armados con los que se busca la paz tienen unidad de mando y en una fase más adelantada del proceso se buscará un cese al fuego multilateral.

«La paz es con todas y todos, cualquier grupo que quede excluido de la construcción de la paz, hará inviable que la paz podría ser estable, duradera y definitiva en Colombia», concluyó.

Fuente: Reuters

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Alberto Fernández se suma a la advertencia de Lula: “Si Maduro es derrotado, lo tiene que aceptar”

El expresidente de Argentina, Alberto Fernández, quien viajará en las próximas horas a Venezuela para ser veedor de las elecciones del próximo domingo 28...

¿Kamala Harris tiene suficiente apoyo para ser la candidata del Partido Demócrata?

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, consiguió de manera extraoficial el apoyo requerido para aspirar a la nominación del Partido Demócrata como candidata...

Mary diversifica su portafolio: presenta su nueva harina de maíz blanco precocida

Mary, la marca de productos alimenticios con más de 60 años de trayectoria, lanzó al mercado su harina de maíz blanco precocida y enriquecida...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo