¿Cómo es el consumo de información electoral en Venezuela?

- Publicidad -

¿Qué tan informado se siente hoy el venezolano en relación con la actualidad electoral del país? El 46 % dice estar “algo informado”, seguido de otro 32 % que se reconoce “poco informado”. Con proporciones menores, los dos extremos: el 18 % se siente “muy informado” y el 4 % restante se declara “nada informado”.

Estos son algunos de los datos contenidos en el informe “Consumo de información electoral en Venezuela”, que presenta los resultados de la más reciente investigación del Observatorio Electoral Venezolano (OEV). Se trata de un estudio estadístico por muestreo que se propuso describir el consumo de información electoral en Venezuela, pulsando la influencia de la información electoral para la toma de decisiones y atendiendo a un contexto caracterizado por el fenómeno de la desinformación.

- Publicidad -

La muestra se basó en 2.734 entrevistas, aplicadas entre el 1 y el 8 de agosto de 2023 por un grupo de voluntarios, distribuidos en todos los estados de Venezuela en función de criterios estadísticos. Para mejorar la representatividad de esta muestra se tomaron en cuenta variables de edad, género y diversidad de lugares para la aplicación del formulario del estudio.

En el informe completo de este estudio, se agrupan los hallazgos en torno a cinco ideas fundamentales:

1. Las redes sociales constituyeron el principal tipo de medio a través del cual el 46 % de los entrevistados suelen recibir información o enterarse de los asuntos electorales de Venezuela. Le siguió la plataforma de mensajería WhatsApp o sus grupos de contactos, con 40 % de uso para estos fines. Sin embargo, otra proporción similar de encuestados, cuatro de cada diez, dijo recibir información electoral o enterarse de los asuntos electorales mediante canales de televisión. Con una frecuencia un poco menor en respuestas, del 33 %, situaron a las emisoras de radio. En síntesis, los canales de distribución de los mensajes continúan siendo híbridos. Cabe aclarar que esta pregunta recogió respuestas múltiples (por ejemplo: un entrevistado pudo responder redes sociales, televisión y radio).

2. Casi un tercio de los encuestados en general dijeron estar “muy interesados” en recibir o buscar información electoral sobre Venezuela. También alrededor de un tercio de los entrevistados se manifestó “poco interesado” o “nada interesado” en relación con esta fuente noticiosa. Si se desagrega esta pregunta en función de los cuatro grupos etarios que participaron en el estudio, se evidencia una relación clara: a más edad, más interés en recibir o buscar información electoral; a menos edad, menos interés.

3. Lo que dicen familiares y amigos (30 %) y la línea del candidato o partido político con el cual simpatiza la persona (29 %) compitieron entre los entrevistados como la fuente que ejerce más peso o influencia sobre su decisión de participar o no en las elecciones. Familia y partido son, para la gente, más relevantes que el peso mismo de los hechos que pueda provenir de las noticias electorales que se reciben o consumen, opción que quedó tercera y que centra las decisiones de participación de dos de cada diez consultados.

4. Tres de cada diez consultados manifestaron tener “mucho interés” sobre los asuntos políticos que se desarrollan en Venezuela, mientras que otros cuatro de cada diez dijeron sentir “algo de interés” en relación con la misma materia. Pensando en las noticias o información electoral que reciben los consultados, la mitad de ellos dijo sentir esperanza con estas noticias.

5. El 45 % de los entrevistados consideró que en los últimos tres meses ha recibido información falsa sobre el tema electoral en Venezuela. Sobre las competencias que la gente siente haber adquirido para afrontar la desinformación electoral, las percepciones varían: al 32 % de los entrevistados les resulta “algo fácil” detectar o identificar que una información electoral es falsa. Por su lado, a otro 27 % le parece “poco fácil” hacer esta tarea, pero en la otra acera está otro parejo 25 % de la muestra, que percibe que es “muy fácil” detectar o identificar que una información electoral es falsa. El 16 % restante confesó que esta destreza no les viene “nada fácil”.

Uno de los principales cambios que introduce la comunicación digital es la fragmentación del discurso público y mediático en general.

En las conclusiones del informe, el OEV diserta sobre las consecuencias de la digitalización de la comunicación para el ámbito electoral, al tiempo que advierte, en sintonía con las propuestas de la Unesco, sobre la necesidad de la alfabetización mediática e informacional para un consumo cada vez más selectivo, socialmente responsable y veraz de los hechos.

- Publicidad -

Más del autor

Artículos relacionados

Lo más reciente

Valero Energy se quedó con 49% del crudo venezolano que se exportó hacia EE.UU. en el primer trimestre de 2024

Las exportaciones de petróleo venezolano hacia Estados Unidos alcanzaron un promedio de 160.300 barriles diarios durante el primer trimestre de 2023, un crecimiento de...

El tour de las meninas comienza en Bancamiga Altamira

A partir de este viernes, tres de las meninas del artista plástico venezolano Antonio Azzato están en las inmediaciones de la sede de la...

Todos merecemos acceso a la justicia

En Venezuela, la crisis en el sistema penitenciario continúa agravándose, alcanzando niveles alarmantes estos últimos días. Según registros del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP),...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo