Congreso UCAB: En 2022 habrá crecimiento, pero la economía seguirá en el foso

“Es muy importante pensarnos no solo como país, sino también como región. Eso es un reto y forma parte del nuevo imaginario que es más global. Venezuela forma parte de esta región y está profundamente vinculada con las dinámicas de la misma. Por eso pensarnos como país en ese contexto es clave. Nuestro continente ha sufrido muchos desaciertos en los últimos años por el tema de la pandemia, sin embargo, el tema de la esperanza es fundamental para la recuperación”, afirmó el padre Francisco José Virtuoso, rector de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).

Con sus palabras se dio inicio a la edición número 27 del Congreso de Economía, que en esta ocasión llevó por nombre “América Latina, razones para la esperanza” y se realizó en el marco de la celebración del Día Nacional del Economista.

El rector, además, aplaudió la realización de este evento organizado por la UCAB y resaltó que los temas centrales de las ponencias tengan que ver con Venezuela y también con América Latina.

El primer panel del congreso estuvo a cargo de los economistas Asdrúbal Oliveros, Luis Vicente León y Leonardo Buniak, quienes ofrecieron sus perspectivas de lo que será la economía venezolana en el año 2022. Los especialistas coincidieron en que habrá cifras positivas de recuperación, no obstante, fueron enfáticos al señalar que se seguirá en el “foso”.

Un año de inflexión

“Hay cuatro datos importantes que debemos señalar para poder abordar las perspectivas del año 2022. El primero de ellos es que tenemos una economía que tiene ocho años cayendo. El segundo es que somos el primer petroestado que se encuentra en una hiperinflación, ya tenemos cuatro años con ella. El tercero es que el petróleo ya no tiene la misma importancia que tenía en el pasado y el cuarto es que el país que nosotros conocíamos hace una década atrás ya no existe”, aseguró el socio director de Ecoanálitica, Asdrúbal Oliveros.

Indicó que 2021 es un año de inflexión para la economía venezolana y sostiene que no ve crecimiento para este período, pese a la información que manejan algunas firmas internacionales.

“Nosotros para 2021 no vemos crecimiento global, seguimos viendo caída de la actividad económica, pero aquí yo quiero hacer dos comentarios. El primero es la menor contracción esperada en los últimos ocho años y el segundo es que si bien el porcentaje global es negativo, cuando lo separamos entre sector público y sector privado nosotros estamos viendo al sector privado crecer alrededor de 2% y el sector público tiene una caída superior al 5%”, precisó.

Opinó que el elemento más revelador de cara a 2022 es que Venezuela tendrá una economía que dejó de caer y ahora entra en un nuevo ciclo que “yo llamo estabilización en el foso”.

Explicó que el país actualmente, por el tamaño de su economía y por la crisis que atraviesa, se ha convertido en uno de los más pobres de América Latina. “Venezuela siempre estuvo en el cuadrante donde estaba Chile, Argentina, México, hoy está mucho más abajo junto con Haití y Nicaragua. Es decir, con una economía estructuralmente pobre”, sentenció.

Oliveros reveló que para el primer trimestre del próximo año el país saldrá de la hiperinflación, sin embargo, advirtió que si no se toman medidas macroeconómicas adecuadas, en cualquier momento se podrían ver niveles de inflación mucho más altos.

“La prioridad del gobierno es la inflación y no el crecimiento. Ellos están obsesionados con sacar a Venezuela de la hiperinflación, cosa que puede lograr en el primer trimestre de 2022 como concepto, pero eso no quiere decir que desaparezca el problema de inflación que tenemos en Venezuela”, dijo.

Aseguró que pese al complejo escenario hay oportunidades de negocio, pero aclaró que son diferentes a la de otros países con economías más sanas y con otros patrones de consumo.

Precisó que la economía negra es un elemento dinamizador y una cuarta parte se mueve en esa zona. “Por lo tanto, genera intercambio de bienes y servicios y es un punto para explicar ciertos resultados en las cuentas nacionales y es una tarea titánica que tenemos los economistas, incluso creo que es un elemento de investigación que se debe desarrollar”.

Dijo que la dolarización es otro factor que será fundamental en l 2022, porque todo apunta a que se dará el paso final a la dolarización financiera. “En 2022 vamos a ver desarrollos más profundos de dolarización financiera, es decir, vamos a pasar de dolarización transaccional a dolarización financiera y eso es un elemento importante para mirar el próximo año”, sostuvo.

Para finalizar su exposición, señaló que otro factor importante será el crecimiento de las remesas en el país, lo que también dará un dinamismo importante a la economía.

Crecimiento entre 4% y 5% en 2022

El presidente de la firma encuestadora Datanalisis, Luis Vicente León, también ofreció sus perspectivas para el año 2022. Indicó que Venezuela tiene una economía totalmente “desequilibrada”, sin embargo, podría arrojar cifras de crecimiento entre 4% y 5%.

“Venezuela tiene una economía completamente desequilibrada y entre los desequilibrios más impactantes sobre la actividad económica tenemos la sobrevaloración cambiaria aun cuando es un tema que ha ido cambiando en el tiempo. Hay momentos cuando se tiene un tipo de cambio que crece mucho más rápido que la inflación, pero hay momentos más largos donde la inflación interna crece mucho más rápido que el tipo de cambio y esto genera esa presión de impacto sobre los productos locales y de estímulo sobre las importaciones que las hace mucho más competitivas que los productos locales”, detalló.

Expresó que otra de las consecuencias de la sobrevaloración cambiaria es la pérdida del poder de compra con dólares, “porque lo que se compra hoy con 100 dólares en Venezuela, hace algunos años se compraba con 64 dólares. Ha perdido más de 30% de su capacidad de compra”.

Aseguró que luego de ocho años de recesión “cualquier cosa que te haga rebotar sobre el foso genera perspectivas positivas, aunque un crecimiento de 4% o 5% para el año 2022 es una cifra muy pequeña cuando se tiene una caída de 70%, 75% y hasta 80%. Subir 5% no te dice nada de la recuperación potencial de la economía. No se está creciendo de manera significativa, lo que se está es atajando el proceso de caída y estabilizando el enanismo de la economía. Por lo tanto, es muy poco probable que salgamos de esta situación en el corto plazo”.

En materia política aseguró que no habrá ningún tipo de modificación y solo esperan que haya cambios económicos en cuanto al manejo del Estado. “Podemos ver un gobierno que tenga menos capacidad de control sobre la economía y se vea obligado a abrirse en términos de dolarización, de control de precios, de importaciones, lo que no está previsto en este momento es un cambio de gobierno”, sostuvo.

Resaltó que el sector privado al igual que los consumidores dejaron a un lado la estrategia de que existiera un hito que permitiera un cambio de gobierno y, posteriormente, una recuperación económica. “Ahora no buscan sobrevivir, sino que buscan vivir en el nuevo tamaño de la economía, vivir reconociendo que el país es otro y que las oportunidades son otras”.

En cuanto a los sectores económicos que podrían crecer en 2022, Luis Vicente León puntualizó que serían “comercio, servicios, tecnología, salud y exportaciones no tradicionales, por ejemplo, el ron, el cacao y los camarones”.

Finalmente, hizo referencia a las sanciones internacionales que pesan sobre la administración de Nicolás Maduro y advirtió que si hay una flexibilización de las mismas en 2022, veremos a más empresas de occidente ingresando al mercado venezolano. Pero si no hay cambios, la presencia será de los sectores económicos de China, Rusia, Irán, Turquía y hasta México, naciones que han expresado su afinidad con el régimen venezolano.

Sin una banca solida no hay crecimiento económico

El panel de perspectivas económicas lo cerró el economista y calificador de riesgo bancario, Leonardo Buniak, quien aseguró que sin un sistema bancario solido en el país es imposible que exista una recuperación económica.

“La banca es un reflejo del país, crece y se desarrolla tanto o cuanto crezca la economía porque es su sistema circulatorio y lo cierto es que la banca venezolana lamentablemente mantiene una caída vertiginosa y se ha convertido de manera negativa en una banca enana”, advirtió.

Recordó que para 1990 la banca venezolana tenía una cartera de crédito de casi 42 mil millones de dólares y para 2017 era de 11 mil millones de dólares, pero para 2021 apenas se llega a los 300 millones aproximadamente.

“La realidad es que la banca venezolana no es un factor de crecimiento, de apalancamiento de ese relanzamiento de la economía del que muchos estamos hablando. La banca venezolana es más de carácter transaccional que hoy está al servicio del proceso de dolarización transaccional, entendido como una oportunidad y esto ha pasado simplemente porque tenemos el encaje legal más alto del planeta”, sostuvo.

Señaló que todos los bancos centrales de América Latina liberaron el encaje legal con el fin de darle a la banca la capacidad de financiar de manera operativa al sector empresarial que estaba cerrado por la pandemia, “que no estaba vendiendo, que no estaba comprando, que no estaba pagando a sus acreedores y eso no ha sucedido en Venezuela y la consecuencia es que la banca se mantiene contra la pared porque no tiene la capacidad de financiar absolutamente nada”.

Informó que la banca venezolana es la más pequeña del continente en la actualidad y la que le sigue es Nicaragua, que tiene un cartera de crédito de aproximadamente 3.500 millones de dólares, “que es once veces más grande que la de Venezuela”.

Insistió en que sin financiamiento no puede haber recuperación económica, por lo que advierte que se necesita una flexibilización completa del encaje legal para darle más facilidades al sistema bancario nacional.

“Tenemos una banca venezolana que está haciendo una caída vertiginosa cada vez mayor en su intervención crediticia, que no es capaz de financiar absolutamente nada, que hoy no es factor de crecimiento y tampoco lo será el próximo año si no hay cambios macroeconómicos importantes”, concluyó.

La edición 27 del Congreso de Economía de la UCAB continuará este jueves 18 de noviembre, donde se abordará la realidad económica de América Latina.

Más del autor

Juan Carlos Salas
Editor Senior. Periodista de Política y Economía. Especializado en la fuente electoral. Locutor y amante de la tecnología. Más de 15 años de experiencia en medios de comunicación tanto impresos como digitales.

Artículos relacionados

Lo más reciente

Picón sobre el caso de Barinas: Se conspiró desde muy temprano

El rector del Consejo Nacional Electoral (CNE), Roberto Picón, señaló este martes que "en el caso Barinas, fuera del CNE se conspiró desde muy...

88% de las unidades de producción en Venezuela son de agricultura familiar que no han parado durante la pandemia

En Venezuela existen 432 mil unidades de producción, de las cuales 380 mil son unidades familiares, afirmó Juan Carlos Montesinos, presidente de la Asociación...

Se divorcia Alfonso Herrera: “Diana y yo hemos decidido continuar nuestras vidas por distintos caminos’

El actor mexicano Alfonso Herrera se divorcia de Diana Vázquez, luego de cinco años de matrimonio, según lo indicó en un comunicado. “Como saben, siempre...

¿Quieres recibir las notas de mayor interés en tu email?

Comparte con nosotros tu email y te haremos llegar las noticias de mayor relevancia directo a tu correo